lunes, 2 de agosto de 2021

Los criminales siempre vuelven a la escena del crimen

 


Vamos a intentar con la ayuda de Dios, desenmascarar a todos los criminales al servicio del Mal. Mal absoluto, con mayúscula, surgido del Infierno, que por lo que se ve, y se huele, anda de jornadas de puertas abiertas, de par en par, vayan saliendo, caballeros, y dejen paso para los que entran...

Recordemos que el sicópata genocida, Bill Gates, el señor Gilipuertas, solo es un empleado -una rata mas- de su envidiado Amo. Por lo tanto, los perros Sanches y las Merkel y los Macrones maricones del mundo mundial simplemente son abono repugnante para mantener vivo -qué paradoja...- las llamas del fuego eterno. 

Estos capullos integrales, endiosados no saben dónde se han metido. ¿Es tarde ya para ellos, pregunto? Realmente no tienen ni idea. A veces me dan más pena que asco, pero, se me pasa enseguida. El verdadero dueño de esta tropa enemiga de la humanidad y de Dios, no se deja ver, normal, esto es de cajón, de una lógica aplastante. Siempre en los asuntos turbios, en los negocios tambaleantes, dan la cara los imbéciles. Cuando le toque salir a escena al actor principal, que lo hará, no queda mucho, la mayoría de la población no lo reconocerá, ya que si no ven que los están llevando al matadero, menos discernimiento espiritual tendrán para reconocer al Anticristo. Sí, esa mierda con cuernos y rabo está a punto de hacer su estelar aparición, amigos.

Es más, pensarán, lobotomizados como están los cegatos por los medios de comunicación, que es un liberador. Pobre humanidad... A partir de aquí, de este momento sin retorno, el mundo entero entrará en una diabólica espiral de locura persecución, guerras, muerte y destrucción. La Abominación de la Desolación ocupará el Lugar Santo. La Bestia reinará poco tiempo, pero será un tiempo tan atroz, desolador y malvado que la mayoría preferirá no haber nacido.


Hasta que venga el que tiene que venir, aniquile toda Mal sobre la Tierra, cierre las puertas del puto Infierno, y eche definitivamente el candado. Hasta entonces vamos a sufrir más que el Santo Job. Suframos pues con alegría, llenos de gloria, ofreciendo ese sufrimiento con amor por la salvación de las almas. 

Nuestra liberación está cerca.


Cristo debe volver. Debe volver pronto. Y a medida que su retorno se aproxima, por fuerza se deben hacer más claras las Promesas de sus Santos y las Visiones de sus Videntes. Volverá no ya a ser crucificado por los pecados de muchos, sino a juzgar a todos, no como Cordero de Dios, sino como Rey del Siglo Futuro. Volverá para poner a sus enemigos de alfombra de sus pies, a restaurar y restituir para su Padre todas las cosas, arrojado de ellas y amarrado el Príncipe de este mundo; volverá en el climax de la más horrenda lucha religiosa que han visto los siglos, en el ápice mismo de la Gran Apostasía y de la tribulación colectiva más terrible después del Diluvio, cuando sus fieles estén por desfallecer y esté por perecer toda carne. Volverá Vincens ut vincat, como un rayo que surgiendo de Oriente se deja ver en Occidente, para arrebatar a él en los aires a nosotros los últimos, los que quedamos, los reservados in adventum Domini, que hemos sufrido más que Job, creído más que Abraham, y esperado más que Simeón y Ana.


- Padre Castellani




No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Señor necesita almas recias y audaces que no pacten con la mediocridad y penetren con paso seguro en todos los ambientes.  

El Señor necesita almas recias y audaces que no pacten con la mediocridad y penetren con paso seguro en todos los ambientes. La principal fu...