domingo, 11 de abril de 2021

Dios. Amor. Divino querer.

El día que vi como mi hija de poco más de un año observaba inocentemente con su mirada reflejo del cielo a unos pajaritos que se acercaban en busca de unas mijitas de pan que yo les daba descubrí en toda su totalidad la existencia de Dios, Su Insondable Majestuosidad. En ese orden, en esa armonía de aquel momento sentí que todo está bajo el control de un Ser superior que es todo Amor, que da estabilidad al fin de la Tierra. El día que se nos revele la Creación entenderemos las causas que mueven a Dios. Esto empiezas a vivirlo, sentirlo y entenderlo cuando te abandonas en su Voluntad, a su Querer divino. 

2 comentarios:

  1. Así lo he visto yo infinidad de veces. Imposible no admirarse

    ResponderEliminar
  2. Es de admirar tanta belleza que Dios nos regala. Nos distraemos con chorradas. Perdemos el tiempo con chorradas. Yo estoy empezando a observar detenidamente y con mucho interés el mundo animal. Sobre todo a los pájaros. Y a mi gato. Ellos viven en la realidad, o, bajo la realidad de Dios. Se aprende mucho observándolos.

    Un saludo Ángel

    ResponderEliminar

Un sueño que tuve la madrugada del siete de mayo

Un sueño que tuve la madrugada del siete de mayo del año de Nuestro Señor de Dos mil veintiuno. Segundo año del  ENGAÑO UNIVERSAL  llamado ...