domingo, 29 de octubre de 2017

Furcias satánicas

Furcia satánica
Hace unos años estuve una larga temporada sin poder ver la TV. Sencillamente, porque no tenía televisor. En una de mis innumerables mudanzas, al no caberme en el coche la tiré en un contenedor verde. Asunto zanjado. Poco tiempo después, un día entré en un bar en el que el dueño tenía puesto la MTV en su tv.

La cosa es que después de unos años sin ver televisión, y tras visualizar a dos o tres cantantes durante media hora en ese canal mientras el camarero me servía un sabroso batido de vainilla (Lady Gaga, Beyoncé y otra fulana más que no reconocí), me di cuenta que los simpáticos amos del mundo, esos degenerados que dirigen esta patética y dantesca obra de teatro, habían convertido a pequeñas y soñadoras aspirantes a divas de la música en putas al servicio de Satanás. En sus esclavas. 

Cuero, látigos, postureo de golfas, gestos obscenos, pornográficos, era lo que, atónito y con los ojos desencajados, vi pasar ante mis ojos. Hablamos de las mismas muñequitas rotas -y soberbias- que, curiosamente, años después recaudaban millones de dólares para las políticas masónicas de Obama y Hillary Clinton. Aborto, leyes de ingeniería social, eutanasia, destrucción de la familia, promoción del mariconeo, la transexualidad y la pedofilia, adulterio, divorcio, etc. El camarero al ver mi cara, me dijo en un tono algo burlesco: "Impresionante, no..?".  "¿Qué cojones es esto?", le pregunte... Pues esto, señores, es ni más ni menos que ver en vivo y en directo como ante nuestras narices las puertas del infierno se abren de par en par. 


Promoción illuminati del satanismo a través de Miley Cyrus


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.