miércoles, 19 de abril de 2017

"Los alumnos prefieren a Kafka, pero Jesucristo les sube la nota"

Hasta al mismísimo Kafka, que por muy judio existencialista que fuese, idiota del todo no era, le daría vergüenza este titular. Sabedor el escritor de que si no conoces la vida de Cristo, su Doctrina y lo que representa el cristianismo en la historia, cultural e intelectualmente estás castrado. Anulado. Y moralmente, muerto como un cuerpo en descomposición. Estas incapacitado para entender la música de Bach. El barroco. El Renacimiento. La pintura de Murillo. O las leyes que emanan del Orden romano, y que son en última instancia aquí en la tierra tu tabla de salvación para no ser devorado por una manada de lobos. No te vas a enterar de nada. Ni de donde vienes ni a donde vas. No entenderás que lo que antes era malo e impío, por ejemplo, las relaciones sexuales entre dos hombres o dos mujeres, o el aborto, seguirá siendo eternamente perverso. Por los siglos de los siglos. Que lo condena tu Creador, el que te dio la vida. Que solo quiere lo bueno para tí.

Lamentablemente, sin tener ni idea de lo que representa la Cruz de Cristo, vas a ser toda tu vida un analfabeto ignorante en manos de unos desalmados que te llevarán a la perdición y al matadero con bonitas palabras. Te convertiras en un mentecato exclavizado por, curiosamente, los mismos poderes que pretenden desterrar a Cristo de la tierra -y de las aulas-.

Y en esto están en las escuelas, institutos y universidades españolas. En bestializar a los alumnos. En corromper almas para subhumanizar lo que un día fue un hijo de Dios. Un ser libre. Y todo con la ayuda cómplice e inestimable, cómo no,  de ese hatajo de mediocres rencorosos y malcriados que forman actualmente la plana mayor de los medios de comunicación. Gente encantada de conocerse con las entrañas llenas de mierda, y la cabeza de alfalfa ideológica.

Al final, acabarán por cargarse la generación mejor preparada de la historia de España...


http://www.elespanol.com/cultura/20170418/209479646_0.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.