domingo, 4 de diciembre de 2016

El lobby LGBT corruptor de menores


Un especialista en materia LGTB, que ofrece charlas en colegios, explica a los padres que los pequeños deben saber que "no hay cuerpos de chico y de chica".
http://movil.religionenlibertad.com/articulo_rel.asp?idarticulo=53515


Estos activistas del lobby LGBT, traduzco; los bujarrones, travestis, lesbianas, etc, de toda la vida, pero ahora con ínfulas de ingenieros sociales y pedagogos, junto con el beneplácito y el aliento de todos los corrompidos, moral y monetariamente, partidos del arco parlamentario, están corrompiendo a nuestros hijos en las escuelas. El que corrompe es un corrupto. Y si lo que corrompe ese corrupto es un niño, entonces estamos hablado de corruptores de menores. Así, tal como suena. Están corrompiendo a nuestros hijos. ¿Por qué no se habla de esta campaña de corrupción de menores en los medios, la prensa, las televisiones?. Sólo interesa la pasta, además, la mayoría de la redacciones de los periódicos y los plató de tv ya están controlados por estos corruptores. ¿Y por qué no se habla en la calle?. Sólo interesa la panza, llenarla, encima, la gente está ya en un nivel de entrega tan grande al sistema corrupto, van tan ciegos al matadero que si mañana legalizan la pedofilia -en eso están, que nadie se engañe-, la recibirán como una ampliación de sus derechos. ¿Quién en España iba a pensar hace unos años que el aborto sería un derecho? Pues eso. ¿Y los padres? Llevar a los hijos por el camino correcto, les quita tiempo. Los padres se aburrieron de ser padres. La mayoría incumplieron el cuarto Mandamiento y ahora no tienen donde protestar.

Teníamos el infanticidio carnal, el aborto y ahora nos llega el infanticidio moral. En la campaña que llevan contra la ley Natural, la ley de Dios, les da igual a estos depredadores escandalizar a los más pequeños con sus aberraciones y sus perversas ideologías. Es más, es lo que buscan, alborotar, manipular a los niños para que estos crezcan infelices, perturbados, desorientados, y con ello poderlos dirigir, manipular. Es la única manera de hacer adeptos a la causa, miserabilizar al personal. Abducirlos con sus planes de mierda. Convertir un cuerpo con alma y raciocinio cuyo fin es la dignidad y la trascendencia en un estercolero de basuras y pecados.

A cualquier niño normal le repugna ver dos tíos besándose la boca. O a dos machorras. No digo ya lo que le puede llegar a trastornar e inquietar a un menor que le cuenten que Manolito en vez de pito tiene una rajita entre las piernas, y ahora, se llama Samanta. Y si no llamas a Manolito como dice ahora que se llama, eres un ser malvado y sin sentimiento. Y mereces ser desterrado de la clase, del colegio y de la sociedad. ¿Y la Verdad dónde queda? ¿Dónde queda Manolito? ¿Donde queda el pito de Manolito? ¿Y si Manolito en el futuro se arrepiente? ¿Dónde buscaremos su pito? Bah... Tonterías. Lo importante es que se ha hecho la sacrosanta voluntad de Manolito, perdón, Samanta, de sus papis y del colectivo LGTB. Esto es satánico, pero claro, y vuelvo a lo de antes, qué va a esperar uno de una sociedad como la española que toma el aniquilamiento de una criatura en el seno de su madre como un derecho. Pues eso, la autoaniquilación.

Que Dios nos coja confesados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.