lunes, 19 de diciembre de 2016

Bergoglio a unos niños enfermos: "Dios es injusto".


Injusto, el que no obra con justicia. Dios no es justo para este hombre. Qué le vamos a hacer. Tampoco es un Dio católico: "NO EXISTE UN DIOS CATÓLICO".  Bergoglio afirma miserable y asquerosamente que "Dios es injusto" nada más y nada menos que al responder a una pregunta de una enfermera del Hospital Pediátrico, Bambino Jesús, de Roma. https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-francisco-explica-que-hacer-ante-el-sufrimiento-de-los-ninos-39123/. Ante la mirada de niños enfermos, desvalidos. Niños llenos de temor y desangelados en busca de Esperanza, Amor y Caridad. Niños católicos con la mirada puesta en la Cruz. Hijos de Dios confiando en el Padre. Padres rezando y pidiendo a Dios y sus Santos por la recuperación de sus hijos. Y este puerco asesino de almas, aprovechando esas dolorosas circunstancias para hablar de la "injusticia" de Dios. Prosigue el heresiarca:  "¿Es Dios injusto? Sí, fue injusto con su Hijo. Lo mandó a la cruz. Pero es nuestra existencia humana, es nuestra carne la que sufre en esos niños. Y cuando se sufre, no se habla: se llora y se reza en silencio”.

¿A quién va a rezar este fulano?. ¿Al Dios injusto que castiga a sus hijos?. Si Dios es un ser oscuro y malvado que no sufre por nuestros dolores,  ¿a quién diablo reza? Lo de este tipo es de psiquiátrico.

Aprovechando para escupir sobre nuestro Dios, la perversidad de este sujeto no tiene fin -ni escapatoria-. "El pecado no es una mancha que tengo que borrar”.  Su capacidad para hacer daño y enmierdar el terreno gana con su edad, "¡La Virgen era humana! Y quizás tenía ganas de decir: “¡Mentira! ¡He sido engañada!", mientras disminuye su humanidad, aumenta su mofa a Dios: ”Jesús se hace un poco el tonto…”, entregado ya totalmente a su amo. Las palabras dirigidas a los niños es de una naturaleza demoniaca abrumadora. Borracha de soberbia. Terrorífica. Parece todo milimétricamente orquestado para que el impostor vestido de blanco pudiera eructar su mercancía. "Dios es injusto", perder toda esperanza, toda ilusión. Sólo a una bestia del averno, bestia marcada por Satanás, sedienta de sangre y almas, vomita semejante blasfemia ante unos niños enfermos. Y si Dios tuvo ese gesto con su Hijo, mandarlo a la cruz, siguiendo la lógica del Falso Profeta, ¿qué no hará con vosotros, simples mortales, carne débil y enferma...? La agonía y ansiedad que habrá creado esta alimaña en los corazones de los pequeños debe ser tremenda. Escalofriante. No se puede confiar ni creer en un Dios que trata así a Su Hijo, se dirán muchas criaturas tras escuchar las maldades del argentino.  "Ay de aquél que escandalice a uno de estos pequeños, más le valdría que le ataran al cuello una piedra de moler y lo precipitaran al mar"

Y el oscuro halo de desesperanza y horror habrá invadido cada rincón de ese hospital tras la visita al heraldo del Mal. Como invade cada día la Santa Casa del Señor. ¿Hasta cuándo Dios mío?

EL FRACASO DE LA CRUZ

https://www.youtube.com/watch?v=reyW_Cl4HBE


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.