sábado, 16 de agosto de 2014

La desverguenza de un idólatra y su corte de aduladores

Le he enviado un correo al autor de este blog y, director, por cierto, del portal de temática religiosa INFOCATÓLICA. Le pregunto si su merced perdió la memoria por el camino o directamente la vergüenza. "¿Usted no tiene memoria o sencillamente no tiene vergüenza?". Viene todo esto a cuento de un texto del señor idolatra y acerca de una reflexión de su idolatrado Bergoglio a los pobres coreanos, que como no tienen bastante con la amenaza nuclear de su vecino comunista del norte, ahora tienen que aguantar las demagógicas soflamas políticas del artista porteño. Veamos lo que escribe el huero y su padrino:


El viaje del papa Francisco a Corea está siendo de lo más interesante (Sí, cómo no...). Es evidente que estamos ante un Pontífice que sabe hacerse querer allá donde va. Tiene lo que se llama “don de gentes". De entre los muchos temas que ha abordado en sus discursos, hoy quiero fijarme en algo que dijo a los obispos del país asiático. No porque sea lo más importante -o sí-, sino porque señala algo que creo que es necesario corregir no solo en Corea sino en otras iglesias locales:
Queridos hermanos, el testimonio profético y evangélico presenta algunos retos particulares a la Iglesia en Corea, que vive y se mueve en medio de una sociedad próspera pero cada vez más secularizada y materialista.
A veces pienso que a las naciones se les aplica también lo que dijo Cristo del joven rico. Cuanto más prósperas, más fácil es que se alejen de Dios.
En estas circunstancias, los agentes pastorales sienten la tentación de adoptar no sólo modelos eficaces de gestión, programación y organización tomados del mundo de los negocios, (...).
Cierto, cierto y cierto. Tenemos una querencia a adoptar estrategias muy sofisticadas que se convierten en ocasiones en un fin en sí mismo. El P. Iraburu abordó brillantemente esta cuestión (ver sobre todo a partir de “La operatividad caracteriza al voluntarismo semipelagiano") así que no hace falta que insista mucho en ello.
¡Ay de nosotros si despojamos a la Cruz de su capacidad para juzgar la sabiduría de este mundo! (cf. 1 Co 1,17). Los animo a ustedes -sigue Bergoglio- y a sus hermanos sacerdotes a rechazar esta tentación en todas sus modalidades. Dios quiera que nos podamos salvar de esa mundanidad espiritual y pastoral que sofoca el Espíritu, sustituye la conversión por la complacencia y termina por disipar todo fervor misionero (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 93-97).
Magnífica sentencia del Vicario de Cristo. La Cruz, y no el éxito mundano, es nuestra guía, nuestra regla, nuestra medida para discenirlo todo. Y es vital que el Papa advierta del peligro de perder el fervor misionero. La principal misión de la Iglesia es ganar almas. Todo lo demás, aun siendo importante, está supeditado a ese “objetivo".


**********


Hasta aquí lo que quiero señalar. Volvamos a las anteriores palabras del humilde Bergoglio dichas en Corea: "En estas circunstancias, los agentes pastorales sienten la tentación de adoptar no sólo modelos eficaces de gestión, programación y organización tomados del mundo de los negocios,"



Él, con esa mezcla de engaño y soberbia que también maneja a los ojos de los borregos, habla negativamente de "modelos eficaces de gestión, programación y organización tomados del mundo de los negocios". ¡VER PARA CREER!. Les dejo los enlaces para que vean como funciona un tipo que dice, predica y recomienda una cosa para al final acabar haciendo la contraria. En su más depurado estilo.



"ESTE PAPA SIGNIFICA NEGOCIOS"

http://fortune.com/2014/08/14/this-pope-means-business/

"Palabra sagrada: Francisco, el CEO ejemplar que habla de negocios, economía y finanzas"
(Líder de elite”, “gran reformista”, son muchos los calificativos que utiliza un extenso artículo de Fortune para alabar la labor que ha encarado el Papa ni bien asumido su pontificado. Pero mayor énfasis aún pone la publicación en sus dates de administrador. Es entonces a la demonizada casta de empresarios, banqueros, financistas, agentes de bolsa, de Wall Street, de la City londinense, de Hong Kong a quienes se dirige Francisco como ejemplo a seguir. )

(Es sabido que el Pontífice no se encarga de resultados, balances ni cashflows. Eso se lo deja a los expertos. Es más: ni bien asumido su pontificado, mandó llamar a los siete financistas más destacados que él conocía alrededor del mundo. “Arreglen esto”, dicen que les dijo, refiriéndose a las cuentas del Vaticano. KPMG, Ernst & Young, Deloitte son algunas entre muchas empresas que hoy trabajan para estandarizar los controles y aportarle mayor grado de control a la entidad financiera vaticana.)

"Un experto en finanzas, nuevo presidente del banco vaticano"




En fin. Está bien que ellos se hagan los imbéciles para salvar el culo de un impresentable enemigo del catolicismo, pero que no nos tomen a todos por idiotas. Con él y con su cuadrilla de cegatos bien cebados hay suficientes lameculos de momento en el mundo para agradar al déspota. Ya saben lo que dijo Su Humildeza, "Quiero una Iglesia pobre y para los pobres", pero de momento, vamos a poner al zorro a cuidar de las gallinas. Total, si el pastor del rebaño es un lobo con piel de cordero, ¿qué problema hay en que unos zorros astutos cuiden de la gallina de los huevos de oro?.









1 comentario:

  1. Ese miércoles me tocó leer esta lectura, que bien le va a este clero progre...


    Miércoles de la vigésima semana del tiempo ordinario


    Libro de Ezequiel 34,1-11.
    La palabra del Señor me llegó en estos términos:
    ¡Profetiza, hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel! Tú dirás a esos pastores: Así habla el Señor: ¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿Acaso los pastores no deben apacentar el rebaño?
    Pero ustedes se alimentan con la leche, se visten con la lana, sacrifican a las ovejas más gordas, y no apacientan el rebaño.
    No han fortalecido a la oveja débil, no han curado a la enferma, no han vendado a la herida, no han hecho volver a la descarriada, ni han buscado a la que estaba perdida. Al contrario, las han dominado con rigor y crueldad.
    Ellas se han dispersado por falta de pastor, y se han convertido en presa de todas las bestias salvajes. Mis ovejas se han dispersado,
    y andan errantes por todas las montañas y por todas las colinas elevadas. ¡Mis ovejas están dispersas por toda la tierra, y nadie se ocupa de ellas ni trata de buscarlas!
    Por eso, pastores, oigan la palabra del Señor.
    Lo juro por mi vida -oráculo del Señor-: Porque mis ovejas han sido expuestas a la depredación y se han convertido en presa de todas las fieras salvajes por falta de pastor; porque mis pastores no cuidan a mis ovejas; porque ellos se apacientan a sí mismos, y no a mis ovejas;
    por eso, pastores, escuchen la palabra del Señor:
    Así habla el Señor: Aquí estoy yo contra los pastores. Yo buscaré a mis ovejas para quitárselas de sus manos, y no les dejaré apacentar mi rebaño. Así los pastores no se apacentarán más a sí mismos. Arrancaré a las ovejas de su boca, y nunca más ellas serán su presa.
    Porque así habla el Señor: ¡Aquí estoy yo! Yo mismo voy a buscar mi rebaño y me ocuparé de él.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.