domingo, 22 de junio de 2014

Francisco, las drogas, y "un hombre sabio".


Francisco: “La legalización, incluso parcial, de las llamadas “drogas blandas”, además de ser discutible en términos jurídicos, no produce los efectos deseados”.

Estoy de acuerdo, legalizar las drogas, sean blandas o duras, es un mal asunto que sólo trae más desgracia. No hay que darle más vueltas. Pero si de verdad se piensa de esta manera -la correcta- y se tiene tan claro, ¿por qué Francisco recibió como un bendito al impresentable presidente del Uruguay, José Mújica, y tras su encuentro, el ex arzobispo de Buenos Aires, calificó al mandatario como “un hombre sabio”?. ¿A qué juega Francisco?. ¿A quién quiere engañar diciendo una cosa hoy y obrando de diferente manera mañana?. Porque está claro que Fráncico es consciente, él lo sabe, que Mújica, aparte de fomentar en su país el aborto y los gaymonios entre hombres, pretende también legalizar el consumo y la siembra de drogas.
 
(BBC MUNDO) José Mujica sobre la legalización de la marihuana: “Los retrógrados se van a asustar”. La norma aprobada en diciembre por el Parlamento uruguayo convirtió a este país de 3,3 millones de habitantes en el primero en poner en manos del Estado la producción, distribución y venta de marihuana.
 
En el colmo del cinismo: Bergoglio bendiciendo hojas de coca durante una recepción



 
 
José Mújica es “un hombre sabio” para Francisco. Ya saben ustedes pues, dónde encuentra Francisco su sabiduría, en la mente de un descerebrado enemigo de la Iglesia y de Cristo. Terrorista marxista en sus tiempos mozos. Colaborador necesario del Demonio para corromper la juventud de ese país. Payaso sin escrúpulo de la escena internacional. Humilde profesional al igual que su amiguito porteño. Y este desecho de tientas, esta basura con patas, este maldito para la Iglesia verdadera es un hombre “sabio” para Francisco.

Vayan abriendo los ojos que aún están a tiempo y no se hagan los locos mirando para otro sitio. Esto es el francisquismo en estado químicamente puro: La colaboración con el mal.
 



En definitiva, un hombre como Jorge Mario Bergoglio no es que ya no sea fiable como “papa”, es que ni tan siquiera es fiable para salir con él a tomarte un par de cervezas al bar de enfrente. Seguro que te busca un marrón para irse sin pagar y de camino te birla la cartera. Conozco a los tipos de su condición y nunca jamás hay que fiarse de ellos. Dicen una cosa y su contraria dependiendo quien tenga delante. Son más falsos que Judas.


 

2 comentarios:

  1. Muy buen análisis, Bate.


    Filomena de Pasamonte

    ResponderEliminar
  2. Sí , con este individuo la masonería ya no necesita utilizar sosias para suplantar a los papas...Han conseguido poner al individuo perfecto para acabar de desmantelar a la Iglesia. Pero Dios y su bendita madre la levantarán más gloriosa y perfecta en el día de la renovación... Venga a nosotros tu reino...Viva Cristo Rey y María reina del Universo!!


    Laodicea

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.