sábado, 22 de marzo de 2014

Francisco: "¿Quién es más importante en la Iglesia: El Papa o aquella viejecita que todos los días reza el Rosario por la Iglesia?. Que lo diga Dios: Yo no puedo decirlo."

Francisco: "¿Quién es más importante en la Iglesia: El Papa o aquella viejecita que todos los días reza el Rosario por la Iglesia?. Que lo diga Dios: Yo no puedo decirlo."




Dios, Cristo Jesús, ya lo dijo y lo dejó meridianamente claro nombrando a Pedro Su Vicario en la tierra, el Papa. Eres tú, patético y déspota Bergoglio, ridículo y anticatólico Bergoglio, el que no lo tienes claro ni nunca lo tendrás, criaturita. ¿Y por qué no lo tienes claro?. Pues muy sencillo, porque en tu foro interior, sabes, entiendes, que no estás preparado para ser papa. Que nunca podrás ocupar el lugar de un papa verdadero. Que sólo eres un oscuro politicucho peronista al que han puesto ahí para entretener y enredar a la mayoría de católicos con tus idioteces y tus maldades. Un papa elegido


por Dios, nunca se preguntaría quién es más importante en la Iglesia, si una "viejecita que todos los días reza el Rosario por la Iglesia" o el Vicario de Cristo en la tierra. Eso sólo se lo pregunta un usurpador, un demagogo dispuesto a cargarse cada ladrillo del pontificado, dispuesto a dinamitar dos mil años de papado, un malnacido ansioso por derrumbar hasta los escombros la Iglesia.. Pero como eres tan tonto y bocazas, Bergoglio, ni tú sabes lo que eres. No te preocupes, muchos, cada vez más, tenemos claro qué eres tú, y lo que nunca será tú. Cómo vamos a creernos que eres papa si ni siquiera tú, Bergoglio, sabes lo que eres. Cómo vamos a verte como un papa legítimo si diariamente contribuyes con tus herejías, tu idolología masónica y tus persecuciones contra los buenos católicos al derribo del papado. Por cierto, y acabo, la primera persona que tiene claro que el papa es más importante que nadie en la Iglesia es la viejecita que todos los días reza el Rosario por la Iglesia

1 comentario:

  1. La falsa humildad de Bergoglio, le pone en evidencia , le delata y le condena. Una viejecita que rece el rosario como debe ser se da cuenta de ésto, y de lo que señala el artículo. Bravo, Bate.


    Filomena de Pasamonte

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.