martes, 11 de marzo de 2014

Entrevista a un politicucho que se dice cardenal de la Iglesia Católica

Extraigo un fragmento y dejo enlace a la entrevista con el señor Carlos Amigo, arzobispo que fue de mi tierra, Sevilla. Es decir, que me conozco bien el percal y por dónde respira este tipo. En la parte de la entrevista que entresaco podemos constatar, se hace visible de forma vergonzosa, como gran parte de la Iglesia y su jerarquía corrupta se avergüenza de Cristo Nuestro Señor, al negar o disfrazar insensatamente su santa doctrina. Ya no es que no juzguen al pecador ("¿Quién soy yo para juzgarlos?" Francisco dixit) -evidentemente no eres nadie, Bergoglio, lo demuestras diariamente en tu pontificado de odio a Cristo-, sino que se abstienen miserablemente de condenar el pecado.

XL (entrevistador). ¿Le parece inmoral la práctica homosexual?
C.A. Igual que toda práctica heterosexual que no se ajuste a las normas de la ética.
XL. Sabe lo que le pregunto...
C.A. Usted me hace una pregunta libremente y tiene que aceptar que yo libremente responda.
XL. ¡Pero se me escurre!
C.A. Eso ya es cosa suya [sonríe]. Vamos a ver, hay muchas personas heterosexuales que tienen una conducta inmoral y muchas más que la tienen moral. Y hay personas homosexuales que tienen una conducta no ética y homosexuales que a lo mejor llevan una conducta ética.
XL. Se lo pregunto de otra manera: ¿la Iglesia condena  o no condena la práctica homosexual?
C.A. Aquí se condena el pecado, sea del heterosexual o del homosexual.

Con lo sencillo que hubiese sido dar un SÍ por respuesta a la plumilla. Y dejas el asunto zanjado, sin lugar a dudas, a confusiones, a turbulencias. Pero para decir SÍ hay que tener fe en lo que se cree. Hay que tener el valor justo y necesario para dejar que el mundo te condene, porque te va a condenar, que el mundo te escupa, porque te va a escupir, odiar, te deseará lo peor. promoverá tu degracia. Pero no lo tienen, ni fe ni valor. Ni hombría. Huyen cobardemente de la Verdad como el perrito callejero huye de las carreteras transitadas por temor a la luz de los faros. El "Sí sí, no no" evangélico para estos artistas de la confusión y el mamoneo eterno ya no existe, no vale nada. Ellos, ética y filosóficamente, sólo se guían ya por los cánones de conveniencia que marca el asqueroso mundo y sus adláteres. La Iglesia de Amigo y sus amiguitos está podrida. Apesta. Hiede.

El mundo se regocijará:  y vosotros lloraréis y plañiréis” (Juan, xvi, 20)
Esta predicción de Nuestro Señor Jesucristo no sólo se refería a los Apóstoles, sino a todos, sus verdaderos discípulos, hasta el fin de los tiempos. Ya que la vida de los mundanos es una vida únicamente terrenal y carnal y llena de placeres, a diferencia de los verdaderos cristianos de siempre que llevan una vida sobrenatural, llena de oración, penitencia y mortificación.
 
La máximas del mundo y su carnalidad siempre han sido promovidas por los hijos del diablo, los padres de la mentira, los raza de víboras; siendo los fines del reino que ellos quieren imponer, totalmente terreno y carnal. Al contrario las máximas de la vida cristiana y del reino de Dios que promueve Jesucristo y su Iglesia es totalmente espiritual. El mundo enemigo del alma, juzga bienaventurados a sus adeptos, y muy dignos de compasión y persecución a los verdaderos cristianos.


http://www.finanzas.com/xl-semanal/magazine/20140302/monsenor-carlos-amigo-molesta-6953.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.