domingo, 15 de diciembre de 2013

Franscisco no se siente "ofendido" porque lo llamen marxista.


En relación con las acusaciones de los conservadores estadounidenses del Tea Party, que lo tildaron de "marxista" después de la publicación de la Exhortación apostólica "Evangelii gaudium", el Papa ha respondido: «La ideología marxista está equivocada. Pero en mi vida he conocido a muchos marxistas buenos como personas, y por ello no me siento ofendido».
 
No se siente ofendido. Ah,  pues muy bien.  Y sabemos qué no le ofende a Bergoglio, y qué le ofende. Que le susurren a la oreja que es un “tradicionalista”, a ver cómo responde la criatura. Bergoglio podría haber añadido, de su cosecha: ¿"Quién soy yo" para juzgar a un marxista? O mejor aún: ¿"Quién soy yo para juzgar el marxismo?. El Marxismo, esa ideología política de los "amiguitos" de Bergoglio que proclama la muerte de Dios. Supongo que llamar traidorzuelo a esta víbora será para él un halago. A la ideología política que más muertos, miseria y dolor han provocado  y dejado en la Historia de la humanidad -y sigue provocando y dejando- la ventila el muchacho con un está "equivocada", califica de "equivocada" la obra del Mal. Son sus palabras. Palabras de herejes. Palabras de anticristiano. De mala persona.  Millones de hombres y mujeres murieron por una "equivocación". REPITAN CONMIGO: Millones de hombres y mujeres murieron masacrados por una lamentable "equivocación". Lo sentimos. STOP.  Y se queda tan pancho.  Qué gracia, eh, Bergoglio. ¿Cómo se puede ser tan diabólico, Bergoglio, y no morir en el intento? No llevas en tu "sangre ecuménica", esa horchata insalubre y pestilente que te corroe las venas, una gota de católico. Una gota de hombre de bien. Verán ustedes, si  al papa de los humildes lo hubiesen tildado de "neonazi", me pregunto yo que soy un mal pensado, ¿hubiese salido Bergoglio con que en "su vida ha conocido a muchos "neonazis" buenos como personas, y por ello no me siento ofendido» de que me llamen "neonazi"? Lo dudo. ¿Sabe este tiparraco cuántos seres humanos han muerto en nombre del "marxismo"?. Más que en el nombre de la aberración nacionalsocialista. Decenas de millones más. Claro que lo sabe, es malvado pero no tonto.

 Un rencoroso cobarde de esta calaña sabe por dónde se mueve la corriente. Huele el humo, y huye del fuego. Una alimaña de esta clase sabe qué se puede decir, y qué no. Lo de este hombre es una continua e inacabada aberración,  un seguir en el error de forma chulesca, un reírse a carcajada limpia de millones de víctimas del marxismo y el comunismo, de millones de cristianos que murieron abrazando la Cruz en manos de sus "amigos" marxistas, de millones de católicos que aún no han caído en sus sucias garras. ¿Nadie lo ve? ¿Nadie ve que Roma está en manos de un maldito? ¿Hasta cuándo durará esta infamia?

7 comentarios:

  1. "Roma se convertirá en la sede del antucristo" dijo la Virgen en La Sallette

    ResponderEliminar
  2. Potente artículo, Bate. Me parece que lo que más puede ofender al comunista y hereje Bergoglio, es que le digan que él no es Dios. Y se lo van a decir...

    ResponderEliminar
  3. De todas maneras , la contestación de Bergoglio es también una estrategia para escapar de la verdad que los economistas señalan:que la Evangelii Gaudium es- entre otras cosas-, un panfleto comunista.


    Filomena de Pasamonte.

    ResponderEliminar
  4. Y también la estrategia de congraciarse con el mundo, con todos (judios, ateos, musulmanes, marxistas...) menos con las ovejas de su supuesto rebaño, a las que critica a tiempo y a destiempo. Parece que vamos de campaña electoral..Bergoglio for president.. president of the New Word One Religion

    ResponderEliminar
  5. Napo

    Don Bate, le leo pero nunca digo nada.

    Me duele tanto no poder estar orgullo del Papa.

    Benedicto XVI dijo o escribió algo así (+/-): Que la fe no se podía llevar solo. Que la fe en Dios, para ser verdadera, tenía que llevarse y compartir en Comunidad Cristina”..

    Aquello me hizo dudar y pensar que era un mal (todavía más) cristiano. No sabe lo que me acuerdo de esas palabras de Benedicto XVI cada vez que me hablo con Dios. Jodió mi relación. Jodió la comodidad con que lo hacía tantas veces. He seguido hablando con Dios a mi manera pero dudando de mi método.

    Este Papa Francisco me ha llevado, aún contradiciendo a Benedicto, a cerrarme más en cuanto a mi relación con el Creador.

    El tema me tiene jodido. Es tan cómodo (a lo mejor también egoísta) estar orgulloso y poder presumir de Papa.


    Un abrazo don Bate.

    ResponderEliminar
  6. Que no le "joda" un papa su relación con Dios.
    Y menos un hereje como Bergoglio.

    Un abrazo Don Napo. Yo me acuerdo mucho de usted.

    ResponderEliminar
  7. Don Napo, siga usted hablando con Dios a su manera, porque eso seguro que es acción del Espíritu Santo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.