sábado, 23 de noviembre de 2013

Socialismo made Spain.

El objetivo, pues, de la política cultural socialista en España no es cultural, sino, anticultural; no es fomento, sino dirigimos de la cultura; para conseguir no la elevación espiritual y estética, sino el sometimiento conformista de la sociedad. Para los socialistas la cultura no es la comunicación del saber y la expresión, sino la alteración cuasi genética de los valores, la transformación del alma social según pautas orwellianas, no la sociedad libre. Tal objetivo no se quedo en utopías y declaraciones; fue objeto inmediato de una acción política abrumadora.(España: la sociedad violada -Ricardo de la Cierva- )








"Para los socialistas la cultura no es la comunicación del saber y la expresión, sino la alteración cuasi genética de los valores,". Llevaba tiempo intentando crear, o al menos, encontrar, una frase de esas que piden mármol de Macael que resumiese y describiese la extraña y dañina vuelta de calcetín -lo que antes era bueno ahora es malo y viceversa- que en estos últimos treinta años han perpetrado de manera virtuosa, y sin resistencia, los socialistas. Este libro.,clarividente como una tila de mayo, me ha enseñado el camino para percibir que debajo de una simple moda, o una noticia, impulsada por el poder y sus centrales mediáticas, se esconde algo más profundo y aberrante que un simple mensaje. Oculto bajo la banalidad (la banalidad es al socialismo lo que la fe verdadera a la iglesia de Bergoglio) se esconde la ingeniería social necesaria para convertir a la que fue en su día una sociedad viva, consciente y orgullosa como loa española, en un estercolero socialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.