sábado, 23 de noviembre de 2013

Mundanidad





Tras visionar el YouTube de la primera reunión del Papa sandía (verde ecologista por fuera, rojo comunista por dentro) con el grupo de 8 cardenales que le asesorarán en la reforma de la Curia, en el gobierno de la Iglesia y con el que de paso, se cargarán 2000 años de gobierno vertical en la Iglesia, me viene recogidita como una puñalá trapera a la memoria las palabras que dirigió el gran José Luís Rodríguez Zapatero, ex presidente del peor gobierno español de la historia, a su amante y sufriente mujer, Sónsoles Espinosa: "No sabes Sonsoles la cantidad de españoles que podrían ser presidente ...". Parafraseando al inefable Zapatero, el pasmo de León, y tras ver el video: "No sabéis pueblo cristiano, la cantidad de católicos que podrían ser Papa (o cardenales)".

Sólo se respira compadreo en esa triste escena, en ese frío recibimiento. Nadie besa el Anillo del Pescador en ese cuarto -¿para qué?-. Todo es liviano, todo es buenrrollismo, y nada, absolutamente nada, es grave, serio, profundo, lo que correspondería en un encuentro a ese nivel. Más parece la reunión de la ejecutiva de una multinacional de la Solidaridad a domicilio que el encuentro de unos obispos católicos. Atrás quedaron las formas, las reverencias, los detalles, la necesaria jerarquía. Atrás quedó -¿para siempre?- una gestualidad que encerraba en su secreto arcano el misterio. Muerto el misterio, muerta la magia. “Por sus obras los conoceréis”. “La Corte es la lepra del Papado” (Francisco dixit). Las palabras injuriosas de Francisco sobre la Iglesia revelan la (mala) idea que fluye en su interior. Si ellos no respetan el protocolo, la corte, la ceremonia, la solemnidad, el rito y la regla, quién lo hará. Después no vengan a pedir respeto. 

Se están cargando conscientemente la cosmovisión del catolicismo, se están cargando la Iglesia, y nadie dice nada. Todo son sonrisas y halagos alrededor de este maldito. Se regodean en el mundo y ya incluso se atreven a manifestar las herejías a la luz del día: “Por el contrario, ni el mundo es el reino del demonio y del pecado –estas son las conclusiones alcanzadas en el Vaticano II- ni la Iglesia es el único refugio del bien y de la virtud”. -Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga SDB, Arzobispo de Tegucigalpa-. 

Me pregunto dónde encontrará un cardenal católico, aparte de la iglesia, el "refugio del bien y de la virtud". Y este, supuestamente es el listo de la clase.

Vayan acondicionando las catacumbas que no tardamos mucho...




4 comentarios:

  1. La Iglesia no necesita adaptarse a los tiempos porque es portadora de un mensaje trascendente, que no depende de modas. Se perdió el respeto en la escuela y ya vemos los resultados en la "educación" de nuestros jóvenes ¿Hay que cometer el mismo error en el seno de la Iglesia?

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente, amigo Saturnino, ese error ya se ha cometido.
    Ya se han cruzado todas las líneas rojas.
    ¿Sabía usted que dos de las personas más cercana al papa son gays declarados?
    ¿Sabía que Bergoglio en Buenos Aires amparaba y defendía a los curas díscolos?

    ResponderEliminar
  3. Un Obispo, el de Roma, y unos Cardenales que han desterrado el reinado de Cristo en sus propias vidas ,efectivamente Bate, solo pueden parecer juntos una "reunión de la ejecutiva de una multinacional de la Solidaridad a domicilio". Los jerifaltes de la Falsa Iglesia tienen visualmente ese toque grotesco que sólo viene del Infierno.
    Cabe preguntarse- y es asunto que da miedo-, ¿ si en lo público quieren aparecer de esta manera, cómo será su comportamiento entre ellos en privado? Yo creo que por detrás y por debajo de las sotana, a alguno se le ve la cola...


    Filomena de Pasamonte.

    ResponderEliminar
  4. A las declaraciones del hereje Maradiaga, ahora hay que añadir las de otro miembro del G8 de Francisco,que niega la existencia de Purgatorio e Infierno.

    http://josephmaryam.wordpress.com/2013/11/24/cardenal-reinhard-marx-hereje-en-la-nueva-iglesia-de-roma/


    Filomena de Pasamonte

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.