domingo, 23 de junio de 2013

San Benito en la Alfalfa

Aquí no falta nadie. El impresionante paso de estilo barroco-rocalla -hay que verlo en la calle- representa el momento en que Jesús es presentado al pueblo por Pilatos (en Sevilla solemos decir cuando el colmillito se ilumina y en plan de guasa que si no llega ser por Pilatos nos quedamos sin semana santa), en presencia de su mujer Claudia Prócula, que tras mirar a los ojos al Señor acabó arrejuntándose en la Fe con los apóstoles y los seguidores del divino galileo, una criada, un sanedrita, dos soldados romanos como salidos de un anuncio de Dolce & Gabana y un esclavo etíope negro azabache. La Hermandad fue fundaba en 1921 en el sevillanísimo barrio de la Calzada como continuación de la Hermandad de la Sangre que provenía de Triana, y a la que pertenecía la Virgen de la Encarnación. Años más tarde se incorporó el crucificado de la Sangre, para no perder la antigua advocación de la Sangre. Esta cofradía es de las que pellizcan el alma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.