viernes, 21 de junio de 2013

Papa Francisco y el lobby gay.

Francisco papa: "En la Curia vaticana hay un lobby gay (que provocó la filtración de informaciones que obligó a renunciar a Benedicto XVI cuando éste quiso embridar al ala más progresista y parguelona del clero): hay que ver lo que podemos hacer". Lo reconoció durante un encuentro con una confederación progrereligiosa latinoamericana y habló de la reforma de la Curia.
Estas fueron todas las las palabras del Obispo de Roma, como a él le gusta llamarse: "En la curia hay gente santa, de verdad, hay gente santa. Pero también hay una corriente de corrupción, también la hay, es verdad…. Se habla del 'lobby gay', y es verdad, está ahí… hay que ver qué podemos hacer".


Las negociaciones con el  lobby gay han comenxado. Sobre lo "qué podemos hacer" que imploró el papa, yo, directamente, excomulgaba a los sodomitas que siguiesen jugando al teto, pero, yo soy un radicalista convencido de que la mejor y más sabia fórmula para sanar una parte del cuerpo corrompida es cortar por lo sano. No olvidemos que la mayoría de los terribles casos de pederastia que han desolado la Iglesia de Cristo en las últimas décadas fueron cometidos por curas homosexuales, todo comenzó allá por los años en que se dio el pistoletazo de salida al Concilio Vaticano II, fuente inagotable de tantas angustias y amarguras en la Iglesia del siglo XXI.


 Han demostrado muchos psicólogos, muchos psiquiatras, que no hay relación entre celibato y pedofilia, pero muchos otros han demostrado, y me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pedofilia... Esto es verdad, éste es el problema. Cardenal Tarcisio Bertone, 12 de abril de 2010.

En las estadísticas facilitadas recientemente por monseñor Charles J. Scicluna sobre los casos remitidos a la Congregación para la Doctrina de la Fe entre los años 2001-2010, resulta que solo un 10 por ciento de los casos eran de pederastia en sentido estricto, mientras que el 90 por ciento tenían que ver con adolescentes: el 60% hacen referencia a actos sexuales con personas del mismo sexo y el 30% de carácter heterosexual. Es decir, en la gran mayoría de los casos se trata de varones que abusan de menores del mismo sexo.

Los datos confirman que entre el clero católico no se dan más casos de abusos a menores que en otros ámbitos. Ciertamente, nadie ha dicho (tampoco Bertone) que cualquier homosexual sea un pederasta ni que cualquier sacerdote con tendencia homosexual abuse de menores. Pero igualmente habría que reconocer que en la Iglesia el problema de los abusos a menores no proviene de los sacerdotes que viven el celibato, sino de los que no lo viven y que, según se ha visto, en su gran mayoría se sienten atraídos por adolescentes varones.

Lo que molesta es que las palabras de Bertone hayan suscitado un tema que hoy es tabú, como si cualquier dato que vaya en desmedro de la conducta homosexual debiera silenciarse. Como ha declarado el profesor Massimo Introvigne, los que se rasgan las vestiduras "buscan prohibir la cita de aquellos datos estadísticos que consideran como políticamente incorrectos. Es una forma de censura inaceptable, en ocasiones disfrazada de científica". Pero los datos estadísticos son números y "estos números, en cuanto tales, no deberían ofender a nadie y no se les puede hacer decir más –ni menos– de lo que dicen"
 


Estas palabras desataron la ira de colectivos homosexuales y la protesta formal de algunos países. A mi  "los colectivos" siempre me ha parecido un buen lugar donde se amparan los cobardes para no dar la cara personalmente..Sí, soy consciente que denunciar esto no es políticamente correcto ni hará que mi blog lo visiten nuevos amigos, pero la verdad, esto a mi, evidentemente, me la refanfinfla. Lo que me importa es sacar a relucir la Verdad del rincón oscuro donde tantos cabrones y fariseos la han tenido prisionera. Lo que me importa es mirar a mi hija a los ojos y mantener la mirada. Lo verdaderamente importante es dejar un mundo mejor para nuestros hijos. La verdad ante todo. "No tengas miedo a la verdad: puede doler mucho, pero es un dolor sano." recetaba Alejandro Casona.

Tengo un topo en el Vaticano, llamado Richard Drahcir, antiguo agente secreto de la Odinesca, la agencia estatal de espías de Isla de Gongelad. Me envió por legajo diplomático una foto.
Sólo añadiré de nuevo que las arduas negociaciones con el  lobby gay han dado comienzo. 

 



 Benedicto XVI: ""Reconocer en primer lugar ante Dios y ante los demás, los graves pecados cometidos".

- Carta pastoral a los católicos de Irlanda.
- ¿Cuántos millones de homosexuales dice usted que hay en España?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.