sábado, 11 de mayo de 2013

El Papa F: "Algunos cristianos tienen cara de pepinillos en vinagre"

Qué profundidad teológica la de este papa. Deseoso está mi corazón que estos sermonecillos que despacha el Obispo de Roma, adornados de verdad y hondura eclesiástica, sean editados para leerlos y repasarlos en el alma convenientemente. "Pepinillos en vinagre". Casi ná! Tiembla San Agustín!, y de paso, que tiemble el Misterio y Nos con ÉL. Ahora, que también podía haber sido mucho peor: "Muchos cristianos melancólicos (de la Tradición) tienen cara de guindillas de Tudela", por ejemplo. O, desviando la atención sobre la crisis y los problemas económicos que nos atenazan: "Algunos cristianos se están quedando tiesos como la mojama y se les nota el rostro avinagrado". Y en ese plan. Todo un plan, ya me entienden.

Ahí va otra parrafada chocante del papa, porque contradice a la tradición y porque no se corresponde con los hechos. "...Pablo es también "consciente que debe evangelizar, no hacer prosélitos". La Iglesia "no crece en el proselitismo; sino que crece por atracción, por el testimonio, por la predicación". Y se pregunta y le responde y, pone en susitio a esta calamidad que nos ha caido del cielo, un sacerdote consciente de su catolicidad y su misión: ¿San Pablo no hacía prosélitos? ¿San Pablo no fue proselitista? Toda la misión apostólica de San Pablo fue proselitista, la crónica paulina de los Hechos de los Apóstoles es la narración de una actividad proselitista, ferviente, animosa, movida por el Espíritu Santo. San Pablo no se contenta con conversar y predicar, no busca interlocutores: Quiere cristianos, quiere que los que escuchen el mensaje se conviertan a Cristo. Parece tan obvio que uno se queda estupefacto cuando escucha cosas como que los Apóstoles no eran proselitistas. ¿Cómo ha sucedido; desde cuando un concepto santo y bueno ha pasado a ser un sustantivo / un adjetivo con sentido y carga peyorativa?.

Pues creo que desde que se encontraron en la Iglesia las retorcidas razones por las cuales Jorge Mario Bergoglio fue elegido Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. Pontificado que sin duda, será dominado por los Medios y los gestos de cara a la galería antes que por una profundidad ministerial que sí tuvo el de su inmediato predecesor, pero que por ello, no fue popular ni entendido por la gran mayoría de los católicos: masificados y dominados estos por la cultura popular y mundana que se ha construido desde el CVII.


Ora pro Nobis, Macarena.



2 comentarios:

  1. Y es que una cosa es la sencillez en la palabra, dicha o escrita, y, otra distinta, la vulgaridad. ¡Dónde va a parar!
    ¿Recuerda aquello de que la sintaxis es una facultad del alma? Leyendo lo que últimamente leo de nuestro querido pontífice, se me cruzan algunos nubarrones...!! Ya me entiende.

    Lo de la "calamidad caída del cielo"...¡Buenoooo! (!Qué barbarité, mon Dieu, jeje!).

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.