lunes, 4 de marzo de 2013

Fernández Díaz: "El matrimonio gay no garantiza la pervivencia del hombre"

Estoy, como no podía ser de otra manera, con las asociaciones gays de "estepaís": "Intentar imponer el fanatismo religioso no es propio de un gobernante democrático". 

El ministro miente. El titular de Interior, Fernández Díaz -menudo Fernández- miente como un bellaco, y además, a sabiendas de que algunos tenemos memoria de avestruz y recordamos claramente a un embarazadísimo Miguel Bosé  glorificando la portada del EGM y contribuyendo a la pervivencia del hombre.  No sé cómo puñetas lo hizo nuestro Papito (la ciencia que adelanta una barbaridad, supongo)  la verdad sea dicha, pero llegó a quedarse totalmente embarazado de su pareja de entonces, que yo sé quién es pero que no lo voy a decir en este blog para no levantar morbo ... (bueno vale, daré una pista: su pareja de entonces se siente de putamadre rodeado de chinos, y chinas). Cumplió con su sueño de ser mamá como otros cumple su sueño americano, eso es todo, y algunos, los de siempre, los que parasitan la caverna,  los intolerantes religiosos, etc, no se lo perdonan.

Miguel, lo recuerdo como si fuese hoy, llevó su embarazo con mucho aplomo y dignidad. Pocos antojos y mucha colaboración con la matrona, que se llamaba Paco y era un ropero empotrado de dos metros. Consciente, al igual que Neil Armstrong, que daba un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la Humanidad, siguió adelante con su heróico proyecto vital. Fueron días duros, tardes interminables que iban del urólogo ("¡¡esa churrita cómo se encuntra hoy!!") al ginecólogo, intentando cuadrar el círculo mágico. Y lo consiguió, vaya si lo consiguió. Insisto, el ministro Fernández miente y debe, al igual que Toni Cantó, dimitir. el matrimonio gay garantiza la pervivencia del hombre, qué cojones...!

3 comentarios:

  1. Qué triste es esta situación y, sobre todo, qué triste es el hecho de que la sociedad se acostumbre a estas cosas y las vea como normales. Recuerdo cuando a las puertas de mi parroquia había gente recogiendo firmas para una iniciativa popular (del pueblo, no de los peperos, contra el matrimonio homosexual, y muchos que salían de misa se negaban a firmar argumentando que "los pobres también tienen sus derechos". El cacao mental de la gente es asombroso. Cualquier cosa que se diga por televisión vale más que una evidencia.

    ResponderEliminar
  2. Que no lo publiques no impide que puedas dejar de leeeeeeerlooo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí quién copia y pega eres tú, mamarrach@ anónimo..
      Leo tanto al cabo del día que aguantaré estoicamente cualquier simplonería que me mandes. No te creas una excepción, el mundo -lo da el tiempo- está lleno de gilipollas.

      Eliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.