martes, 19 de febrero de 2013

Penalidades


Le pregunté un día a mi maestro de acústica, experto en el Renacimiento español, la diferencia espiritual que él notaba, aparte de las estilísticas, entre Palestrina y nuestro Cristóbal de Morales: "Mira -me contestó con el rostro serio- Palestrina nos prepara para la Gloria de Dios, mientras Cristóbal de Morales nos recuerda que el sufrimiento en la tierra no es eterno". Me he acordado de esta breve lección magistral que me regaló un día mi maestro meditando y reflexionando sobre la Cuaresma. Jesús, en cierta manera, tras vivir durante 40 días en el desierto previos a su misión pública, nos viene a decir que las penalidades, las amarguras, son pasajeras. Pasto de las llamas celestiales. 

Hacienda acaba de embargarme. Me han birlado 390€ de mi cuenta bancaria, así, sin avisar, con nocturnidad y alevosía. Estos días previos a la Pasión, el ayuno y la penitencia los tengo asegurado. ¡Cabritos! 
En definitiva, la vida no es un problema para ser resuelto, sino un misterio para ser vivido.





4 comentarios:

  1. Probablemente para subvencionar alguna película que no verá nadie. Así va el país. :(

    ResponderEliminar
  2. Pero, criatura, ¿es que los de Hacienda no tienen bastante con Pujoles y Bárcenas? ¿Tu quoque, queridísimo?

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué desastre! Mientras unos chupan del bote, y me da igual que se llamen de izquierdas o de derechas, este país sigue queriendo salir a flote a base de recortar y quitar. ¿Adonde crees que irán a parar esos 390? ¿A escuelas, a hospitales? Tal vez, Dios no lo quiera, a pagar abortos en el extranjero...

    ResponderEliminar
  4. Un beso...virtual. O dos.


    Hay que rellenar la sima abierta a nuestros pies y que amenaza con engullirnos de un momento a otro. Pero no con su esfuerzo (de ellos) sino con nuestro sacrificio. Pena que no caigan los primeros y sin posibilidad de rescate. Les echaríamos de más.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.