sábado, 2 de febrero de 2013

El Planeta de los Simios


  • AQUILINO DUQUE

    La sustitución del sexo por el género amplía opciones eróticas al ‘homo sapiens’.
  • Un entrenador o seleccionador de fútbol hubo de ofrecer excusas y abonar una multa por haber llamado negro a un negro y, como quiera que los jugadores de este color abundan y destacan, el público de los estadios, que se caracteriza por sus modales refinados, suele de vez en cuando hostilizarlos emitiendo a coro alaridos simiescos. Posiblemente para salir al paso de estos casos de xenofobia, o de genofobia (permítaseme el neologismo), el Parlamento nacional dio curso a una propuesta de ley encaminada a conceder a los monos los mismos derechos de que disfruta la “ciudadanía”. Hay, sin embargo, una región española que está no sólo a la cabeza en lo deportivo, sino en la vanguardia en lo político, y esa región es la catalana, de cuya política de inmersión lingüística no se libran ni los monos, pues según dice un responsable del zoo de Barcelona, tiene allá un hermoso gorila al que le está enseñando a hablar en catalán. Un individuo del Parlament barceloní comenta con fina ironía ampurdanesa que es seguro que ese gorila aprenderá el catalán antes que algunos jugadores del Barsa, en clara alusión a los équipiers que al acercarse a un micrófono prefieren expresarse en castellano. No hay peligro de que este honorable padre de su patria chica, a diferencia del seleccionador susodicho, tenga que ser amonestado o sancionado, pues al ser aforado, no es de los que pagan multas, sino de los que las recaudan, aunque sólo se embolse un tanto por ciento de su cuantía. Pero es que, además, su equiparación ventajosa de los monos con los futbolistas es de una impecable corrección política, y está en línea con lo aprobado por el Parlamento nacional, según el cual un presunto homo sapiens, sea del color que sea, no tiene por qué considerarse superior y distinto de un primate.
    Una ilustrada ministra de Cultura llegó a decir que los “grafiteros” son los quijotes de nuestro tiempo. Uno de esos “quijotes” rompía una lanza de tinta en el metro madrileño contra el “especismo”, nuevo molino de viento de la modernidad. La “pintada” rezaba “S.O.S. especismo”, consigna que vendría a ser una superación de “S.O.S. racismo”. (....) sigue...http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/opinion/planeta-los-simios-20130202

1 comentario:

  1. Cuando leo sobre este tema (los derechos 'humanos' de los simios), me lo tomo en serio porque políticos selalados de diversos países han hablado de ello, y no como una simple anécdota. Son los que olvidan o, al menos, jamás mencionan que cada día en todo el mundo mueren 19.000 niños... de hambre. La FAO afirma que 870 millones de personas pasan hambre y esto sucede por las guerras (que occidente se encarga de financiar), los egoísmos y la desidia de los píses industrializados, entre otras razones. Hace unos años jamás hubiéramos creído que sería 'normal' que dos hombres se casaran y fabricaran su descendencia con óvulos 'donados', o que las niñas abortaran en su casa sin que sus padres lo supieran. Otras cosas tendremos que ver.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.