jueves, 1 de noviembre de 2012

Posiblemente el mejor artículo de Salvador Sostres


Hemos vuelto a ganar

Desde que dejamos de ser esclavos de la Naturaleza y pasamos a dominarla; desde que pronunciamos ese «non serviam» magnífico y fundacional y la dejamos de imitar en sus aspectos para crear nuestras realidades emocionantes y más bellas, ella periódicamente intenta aplastarnos con sus exageradas pretensiones de vieja chocha y regalona.

Aunque hemos tenido que lamentar algunos muertos, la ciudad de Nueva York ha vencido a Sandy. A veces pienso que la serpiente es el símbolo del progreso y que expulsados del Paraíso hemos podido, libres e imperfectos, demostrarle mucho mejor a Dios lo intensamente que le amamos. En el Edén seríamos todavía desnudas criaturas del Señor sin Misterio ni pecado original, ni deseo de mundo mejor, ni tensión espiritual.

La expulsión nos hizo en cambio libres y deudores, brillantes y creativos. Creamos Manhattan y la aceituna esférica, y por mucho que la Naturaleza no pueda soportarlo somos mejores que ella.
A pesar del fatuo amarillismo de las crónicas tremendistas y socialdemócratas, lloricas y perdedoras de casi todos los corresponsales, Sandy ha sido derrotado por la inteligencia y el genio creador. Sandy inundó con su furia ciega las calles de Nueva York pero los rascacielos permanecieron intactos y fabulosos como brazos alargados para tocar la cara de Dios.

La Naturaleza rabiosa e impotente podrá continuar golpeándonos pero por mucha desazón que cause volveremos a levantarnos y a superarla con nuestras creaciones mucho más sofisticadas que sus casposas obviedades repetitivas y sin metáfora. Volveremos a ganar porque tenemos el talento, el tabú y el misterio, el don de la libertad y sed de explorar los límites para crecer en el descubrimiento de lo desconocido.

Contra los elementos, un iPhone; contra el tam-tam africano, la música de Bach; contra la cueva, el St. Regis y el Four Seasons; contra las predicciones del chamán, la palabra de Dios. Roma contra todas las tribus. Sin la serpiente todavía estaríamos moralmente invertebrados y ahora somos la élite de la Creación y el orgullo de Dios a pesar de lo mucho que nos equivocamos. 
Sandy ha pasado, impertinente y vulgar, sin escribir ninguna página de la Historia. Hemos vuelto a ganar. Esta misma noche, ya Nobu estará abierto, sexy y sensacional, pletórico de ostras al caviar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.