miércoles, 10 de octubre de 2012

Pasión de catalanes




Tengo, como todo el mundo debería tener, dos angelitos. Uno bueno y otro malo. A veces, uno de ellos, Bubu, el más revoltoso, me asalta en la penumbra de las horas para susurrarme algo al oído sobre la cuestión catalana: “escúchame, pendejo!!, saca toda la furia y manda a toda esa tropa a freír espárragos de una puta vez. Que se busquen la vida, que te dejen en paz con el interminable cuento que se traen y nunca acaba. Que ya estás hasta los huevos de aguantar que por el simple hecho de ser español te tilden de ladrón, corrupto y mil cosas más y ninguna buena. Que se vayan a mamarla a Parla. Fronteras inexpugnables, y a otra cosa, mariposa”.
En cambio, el otro angelito, Pincas, más sereno y exquisito con las formas aprendidas en el cielo sideral, me pide educadamente que recuerde que a los españoles nos une más cosas que la que nos desune. Muchos siglos, bastantes, quizás. Que España, el Estado español, tiene todo el derecho del mundo a defenderse de sus enemigos, sean estos, exteriores, o interiores. Y que cualquier Estado que se sienta atacado o vilipendiado debe responder a los agresores como crea conveniente. Utilizando para ello la fuerza que mejor le convenga en cualquier momento para evitar que sus enemigos les aniquilen: sean estos islamistas, paletos catalanistas o monos gibraltareños. Y por tanto, que luche con todas mis fuerzas, sean estas las que sean y se encuentren donde se encuentren, por la unidad de España como bien moral y político.
La unidad de España, ¿he dicho algo?.
¿Ahora díganme, quién es al ángel bueno?

3 comentarios:

  1. Pincas, Pincas... sense cap mena de dubte...
    Piense, Bate, ser gallego, andaluz o catalán es una manera más de ser español. De otra, que esa frontera que le sugiere Bubu no es buena para nadie(y menos para los catalanes), pero que esto de me quito un ojo para dejarte a ti ciego... no es plan... Por último, usted no nos puede dejar solos a los que nos batimos el cobre allí, que no todo el monte es orégano ni toda cataluña estelada... Ahora, entiendo perfectamente que, a tenor de tanto insulto, mentira, manipulación, mala leche, xenofobia, racismo etc... que traspira buena parte del nacionalismo, le vengan a uno unas ganas terribles de brindar esta navidad con gaseosa mezclada con Ribeiro. Creáme que lo entiendo.

    ResponderEliminar
  2. Sr. IA, no domino el catalán, ni siquiera en la intimidad, ¿"sense cap mena de dubte" viene a ser algo parecido a "sin lugar a dudas?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.