jueves, 21 de junio de 2012

Infamia, España, vergüenza..





Hoy es un día aciago para la nación, otro más. Acojonado, aterrorizado
, escucho en RNE (no aprendo, soy duro de mollera, me pone la progresía, ¿qué hago yo escuchando de nuevo esta bazofia?...) a un mandamás vasco de la piara sociata decir que la legalización de SORTU, o sea, la ETA por parte del Tribunal Constitucional y en contra de la justa, justísima resolución de la Sala 61 del Supremo es un triunfo para España, la democracia y la pluralidad ¿?, por este orden, y una derrota total de los terroristas. Por supuesto que sí, chalao, pienso al instante tras escuchar al tibio. Vamos a dejarlo en tibio, por el momento. Como podemos ver y observar, la ETA, la puta ETA, los hijos de putas de los etarras y sus basurientos complices van de derrota en derrota hasta la victoria final: Otegui, Lendakari. 

España se va al carajo, si no se ha ido ya. Para mi que se fue hace tiempo, pero nos aferraremos como se aferra un naufragio a su tabla de salvación, al futuro de indicativo por aquello de no perder lo último que siempre se pierde en una vida honrada, la vergüenza, ¿o era la esperanza?.  Sea la esperanza, sea la vergüenza, en España lo que hemos perdido y ya no queda son hombres justos que pongan los huevos en lo alto de la mesa y digan que hasta aquí hemos llegado. Qué la riada de infamia que nos deja la inundación relativista y las pútridas aguas del cenagal socialista han llegado hasta aquí, y que de aquí, no pasamos. .... *


errare humanum est, sed perseverare diabolicum; lo que podríamos traducir por errar es humano, pero perseverar (en el error) es diabólico. En nuestro país, desgraciadamente, llevamos muchos lustros perseverando concienzudamente en el error, en lo político, lo económico, lo judicial y sobre todo, en la moral, lo que me lleva inevitablemente a pensar una y otra vez en la clarificadora frase adjudicada a San Agustín de Hipona. 
A España la ha mirado un tuerto, cierto. El poder judicial, como poder independiente, murió en España en 1985. El estratega del cambio político, el analfabeto y dañino, como todo socialista que se precie, Alfonso Guerra, dictaminaba por aquellos días la muerte de Montesquieu: De aquellos polvos, estos lodos. De aquella degradación institucional, disfrazada  de Modernidad y Cambio -siempre el Cambio por delante- esta insoportable realidad. 




Última hora: recuerden, la realidad en este desvergonzado país, siempre supera la ficción. Bueno, ya van saliendo los filoetarras, como dice Posodo. Cuando después se diga, yo lo digo, y se repita, yo lo repito las veces que haga falta, que los socialistas españoles - los pobres a los que asesinaron deben estar dando botes desde su ataúd-  están más cerca ideológicamente de los etarras asesinos que de un partido democrático conservador, que nadie se llame a engaño ni se ofenda. Las tesis zapaterezca de negociación con los asesinos de españoles (a este traidor habrá que aplicarle algún día la Justicia por traición y entrullarlo junto a los seis del Tribunal Constitucional) y su cobarde y asqueroso Proceso de Pazzzz han triunfado. Españoles, España ha muerto. ¡Viva España!.


Qué asco por Dios : 

El PSE pide que Otegi salga de la cárcel para que Sortu tenga candidato




4 comentarios:

  1. Bueno, una forma (esperanzada) de verlo es que así sacan la cabeza todos los filoterroristas, y en algún momento llegue alguien que recree el episodio de la campana de Huesca.

    Espero.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Qué carácter el de aquellos reyes.
    Pero, no, no creo que llegue nadie -y porqué no, nosotros?- para poner las cosas en su sitio. De Mariano, aparte de la vaselina, ya solo espero que la estacada que nos va a clavar por la espalda al menos sea de plata.

    ResponderEliminar
  3. Pues lo llevas claro, Bate, con lo de la plata, digo...

    ¡Qué asco de España!

    No entiendo cómo Posodo puede verle siempre algún lado bueno a cualquier asunto. De verdad, Posodo, que tendrías que darme algunas clases de optimismo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo no ser optimista cuando alguien pide que ¡yo! dé clases de algo?
    ;-)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.