martes, 5 de junio de 2012

IBI, Iglesia católica, demagogia barata, demagogos,...


Es una regla de la Historia europea desde hace varios siglos: cuando las oligarquías políticas saquean al pueblo, el pueblo, ahíto de sangre, se enfurece contra la Iglesia. A nadie le importa que los políticastros se vayan de putas con nuestro dinero,  que los sindicalistas revienten de langosta con nuestro dinero, o que los banqueros estén por encima del bien o del mal. O, en todo caso, se da por inevitable. Lo único que no parece indiferente es el ataque a la Iglesia. La chusma política nos roba, nos saquea, nos cobran ya más del 50% en impuestos, y al mismo tiempo alientan el resentimiento y el odio contra la Iglesia. Lo tienen fácil, ya que en España no cabe un gilipollas más, y todos están dispuestos a jugar el juego de los que les roban. Mientras, la Iglesia atiende cada día a miles y miles y miles de damnificados de esa casta de canallas que se han repartido España. Damnificados por los que ningún sindicato ha hecho ni hará nada. Damnificados por los que ningún partido ha hecho ni hará nada. 
Tenemos 76 universidades con un presupuesto medio de 200 millones de euros anuales para cada una, cuando el presupuesto del Vaticano, que es un Estado, ronda los 500 millones. Y parece que el remedio para los estragos que ha provocado la chusma parlamentaria está en la Iglesia. En mi pueblo se le quiere cobrar el ibi a unas monjas que atienden a 25 enfermas moribunda que no pueden estar en ningún otro sitio, 365 días al año, 24 horas al día. ¿Cuánto vale eso? ¿Qué le costaría eso al Estado? 
Y no se les cae la cara de vergüenza de ir a las monjitas a cobrarles el ibi. Partida de hijos de la gran p***, que en ningún caso se privarán ellos, de asesores, coches oficiales, complementos generosos y obras públicas en poner plaquitas con sus nombres, como los perros que van orinando en las esquinas para avisar: "por aquí pasé yo".
Pero, como digo, en España no caben más tontos. Pues ánimo y adelante, seguidles el juego que a lo mejor a vosotros no os roban más. Y si todo va como parece, es muy probable que muchos de esos que se unen al linchamiento de la Iglesia terminen en uno de los comedores de Cáritas. Pero que no se preocupen: nadie les va a preguntar de dónde vienen, lo que piensan ni por qué están en esa situación.

7 comentarios:

  1. muy interesante tu nota y totalmente de acuerdo contigo en epoca de crisis hay que culpar al eslavon mas debil o al que menos pelea da

    ResponderEliminar
  2. Bate:

    De parte de alguien que, como sabes, no cree:

    ¡Olé! ¡Olé tus redaños!

    Lo suscribo de "pe a pa". Yo podré ser un descreído que tenga que ir a un comedor de Cáritas. Espero que no, pero todo puede ser. Lo que no seré es uno de esos hijos de madre descuidada y padre dudoso que primero tiran la piedra y luego, cuando vienen mal dadas, acuden al socorro escondiendo la mano.

    Un abrazo. Y gracias por la valentía.

    ResponderEliminar
  3. Bien, don Bate, bien. Pero habría mucho que hablar sobre este asunto. A parte de la condición de miserables de estos energúmenos, la " jerarquía" eclesiástica necesitaría bajar un poquito del pedestal y seguir más de cerca las enseñanzas de Jesús. Se ahorrarian muchas críticas. De católicos y de envidiosos como éstos, que sufren con la felicidad de aquellos que sólo buscan ayudar a los demás.
    No es el momento de pedir más impuestos, y menos a quienes dan de comer al que no tiene. Pero tampoco a los demás, que la sufrimos y pagamos por su culpa. Y es que, en este sentido, todos los partidos son iguales: antes meten la mano en el bolsillo ajeno que en el propio. Y siempre es por nuestro bien. Buenas noches. Y le hablo desde mi condición de creyente rebelde.

    ResponderEliminar
  4. Hablaba de sufrir y pagar la crisis, por culpa de quienes la han originado (entre los que están: partidos y sindicatos, que han despilfarro lo indecible, y llevado al país a la más absoluta ruina social y moral.
    Sorry, mi cabeza es más rápida que mis dedos y doy por entendido parte del discurso. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  5. Lo que sufrimos y pagamos los demás es la crisis. Creo que lo di por entendido. El pensamiento, que es más rápido que los dedos. Sorry.
    Crisis originada, ente otros, por estos partidos y sindicatos que nos han llevado a la más absoluta ruina moral y social. Buenas noches.

    ResponderEliminar
  6. Qué desastre! Puafff!!!!!.
    Creí que no habría salido uno de los dos.
    Pues nada, por si le quedaba alguna duda, oiga.

    ResponderEliminar
  7. Alguien dijo una vez que uno de las señas identitarias, esto ahora se lleva mucho, es ir siempre detrás de un cura, unas veces con la vela, otras con la cachiporra.
    Y somo como el conejito de Duracell: seguimos, seguimos, seguimos...

    Un saludo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.