martes, 29 de mayo de 2012

PELIGRO

Este no es un país normal. España no es un país normal, al uso, un país fiable que se rija por parámetros normales de convivencia a los de sus vecinos. Todo lo que en su día fue bueno, el orden, la honradez, la disciplina, el esfuerzo, la educación, se disuelve inevitablemente como un azucarillo en un vaso de agua. Todo es todo. El veneno que ha venido inoculando la progredumbre en estos años está haciendo estragos en las mentes más proclive al engaño y la aceptación de la esclavitud moral. El agua es el continente, y nosotros, la ciudadanía, como dicen pomposamente los cursis, el azúcar. Sucede que hemos dejado de ser la sal de la tierra (Mateo.5:13), nosotros, los que un día fuimos los más grande, para acabar siendo un galimatías azucarado, malcriado, mal-encarado. 

Sucedió el otro día en San juan de Aznalfarache, una mujer falleció tras el atraco a la sucursal de Cajasol-Banca Cívica. El atraco se produjo poco antes de las 9 de la mañana en el barrio de San Juan Bajo de la localidad. Los atracadores, dos varones armados con pistolas, se dieron a la fuga tras hacerse con el botín. En su huida se cruzaron con una patrulla de la Policía Local y se inició un tiroteo entre los atracadores y los agentes, a resultas del cual falleció una mujer que fue alcanzada mientras esperaba la llegada de un autobús en una parada.

Ahíto de noticias, ya que yo me crié en ese pueblo dormitorio de Sevilla, me dispuse hacer un barrido por todos los canales de tv para recoger la mayor información. Cual sería mi sorpresa (¿cabe aún la sorpresa ante los hechos que ocurren en un país que ha dejado de ser sal de la tierra para acabar convertido en un azucarillo?) al ver que en la Sexta el periodista "indignao" comenta que la hija de la fallecida aseveró que quien mató a su madre fue "la pistola del hijo de puta del policía". 

Tremendo. Yo me pregunto: ¿es culpa del propietario del arma, el policía, o del causante de la situación, los atracadores, que esa pobre mujer ya no esté entre nosotros?. Para la Sexta y demás tropa peligrosamente adolescente, socialistas, comunistas, perroflautas, antisitemas todos que viven del sistema como los piojos viven de succionar la sangre de su anfitrión, etc, no cabe la menor duda que el culpable fue el policía. Ese es el terrible mensaje que vienen deponiendo con una insistencia digna de un psicópata estos últimos años: la policía española es cruel, agresiva y asesina.  Y los delincuentes y  los asesinos, víctimas inocentes de una sociedad malvada. Volvemos a Jean-Jacques Rousseau. Todo pasa factura.

Con estos bueyes tenemos que arar. 

7 comentarios:

  1. Hay que arar con los bueyes de una sociedad bovina.

    ResponderEliminar
  2. Apuesta alguien que el policia sera retirado del servicio , expulsado , juzgado y pagara indemnizacion?? Como si lo viera.

    ResponderEliminar
  3. no le quepa la menor duda, Von Manstein.
    La administración mirará para otro lado, como siempre, y dejará tirado en la cuneta al servidor público.

    No es país para valientes.

    ResponderEliminar
  4. Que digo yo , que aunque mi apellido queda muy aparente , que tal si me tratas de Tu?? eso de "Usted" me da algo de cosa XD

    ResponderEliminar
  5. Hombre, Von Manstein, me reconocerás que tu apellido impone un cierto respeto ;-)
    Un placer verle por este diario.

    ResponderEliminar
  6. El otro día una par de polis en Lavapies detienen a un mantero. Los colegas del mantero se ponen como bestias, empiezan a liarse con los polis . En esto un poli saca el arma, dos tiros al aire... No paso nada, la actuación fue escrupulosamente profesional y reglamenteria. Pues bueno, va un tonto a las tres de la asociación de vecinos, y cuando esperas que felicite a los polis por no haber perdido la calma, sale denunciano todo exaltado que que es eso de pegar tiros. Luego no me extraña que vayan a denunciar a un poli algo y el poli les diga, mira tío, contrata una alarma de Prosegur... pq si no puedo ni pegar tiros al aire, si al caco le tengo que tratar de por favor.. Intentaría reducirlo a pedos pero no me sale.

    ResponderEliminar
  7. `Jajajajaj, no me extrañaría tal como está el patio que llegásemos a ver a un poli reduciendo a un criminal a base de pedos. Yo leí respecto al tema que trata, Sr. IA, a un bobo periodista una crónica en el ABC en el que se hacía la damisela ofendida por la "violenta" actuación del policia.

    Se merece -el plumilla- que le ocupen la casa y que la policia intente echar y reducir al ocupa con una batería de pedos. O mejor aún, con muchos mimitos y abrazitos. O dialogando a la manera ZP.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.