domingo, 30 de diciembre de 2012

Tontos

Primer tuit del Congreso



Eructó el cultísimo diputado José Luis Centella (IU) hace pocos días unas declaraciones en las que venía a señalar que no le parecía buen comienzo que el primer Twitter empezara con una “imagen peligrosa”. Se refería con ello su serena y equilibrada señoría, al primer tuit de la cuenta oficial del Congreso que felicita la Navidad con una ilustración del portal de Belén. El de toda la vida, para entendernos. Bien. Para otros años,  propongo al Presidente del Congreso, Sr. Posada (con ese apellido eminentemente pro-portal de Belén se le veía venir de lejos), que podría cambiar la tradicional iconografía religiosa de los Christmas navideños por una imagen más laica y democrática que conmoviera a esa ciudadanía amorfa ahíta de emociones fuertes; qué se yo.

Veamos: podríamos arrojar del establo al buey y poner en su lugar una (Josu)Ternera, benefactor de la humanidad, como bien sabe su camarada ideológico el señor Centella; la mula a tomar por culo, colocamos a Largo Caballero que para eso el nota gastaba una cara de borrico jartible de cebada difícil de ocultar. De Virgen María, nada, en su lugar, Margarita Nelken, una mujer pía y entregada a diversas causas humanitarias. San José a freír espárragos, hombre!!. Padrecito Stalin y sus millones de asesinatos selectivos pueden ocupar estupendamente bien ese vacío. Y para que no nos tachen de homófobo, ni fachas, pondremos en el pesebre al amado niño Zerolo, adalid de los orgasmos democráticos y esperanza eterna de nuestras vidas. 

¿Qué les parece? Igualito un portal que el otro. Adonde va a parar… Uno, el rancio y anticuao de toda la vida no es otra cosa que una “imagen peligrosa”, y el otro, el Portal Ateo, en cambio es una verdadera maravilla, un prodigio del amor universal que saciará de bien los corazones afligidos. ¡Coño!, que me lo imagino ya montao y me entran unas ganas locas de organizar un Holodomor ucraniano en el patio de mi casa.


sábado, 29 de diciembre de 2012

Nacimiento



    A la Alemania nazi que perseguía villancicos y belenes, dijo una noche Madariaga desde la BBC:

    –Bibliotecas enteras de filosofía moral no han ejercido sobre el progreso humano influencia mayor para hacer que se respete a todo hombre, por humilde que sea; a toda mujer, a todo niño, por humilde que sea el pesebre en que haya nacido, que esta sencilla escena (la del pesebre) representada de nuevo cada año    
en toda la Cristiandad.




Imbecilismo

“El comunismo soviético se ha extinguido, y con él la mayor amenaza nuclear para la humanidad. Regocijémonos. Y esperemos que no retome esa amenaza en una nueva forma: hay muchas posibilidades”. -K. Popper-. Bien, esa nueva forma de amenaza que profetizó el filósofo lleva asentada entre nosotros una larga y cruda temporada, se llama imbecilismo, y generalmente se predica más desde la izquierda que desde la Derecha, pero esto no es óbice para que la Derecha también esté nutrida por verdaderos imbéciles que hacen del Imbecilismo su modus vivendi. Rafael Simancas, uno que fue alguien en la Federación Socialista Madrileña (FSM), y fiel representare del Imbecilismo más pata negra de “estepaís” ha llamado” inhumano y explotador” al actor Gerard Depardieu por hacerse belga para que el Estado francés no le expropie (hablemos claro, lo que hacen con el actor no es expropiarle, directamente le roban a mano armada) con impuestos entre el 75 y el 85 por ciento se sus ingresos. Dice el Robin Hood madrileño: “Una cosa es aceptar la economía de libre mercado, y otra bien distinta comulgar con la sempiterna intención de los más pudientes por acumular riquezas a costa de la miseria general”. Evidentemente, este sacamantecas de la edad de piedra que no necesita el dinero para vivir, no como el resto de los mortales, no acepta la economía de libre mercado, si hiciera tal cosa, si la acatara tal como es, no atacaría de forma tan ruin y sobre supuestos falsos a una persona que lo único que ha hecho, y ha hecho bien, es crear riqueza. Cosa que no ha hecho en su puñetera vida Rafaelito Simancas ni ningún socialista, ¿o es que acaso han conocido ustedes a un socialistas que haya creado riqueza?, ojo, que no digo que un socialista no se haya hecho rico con sus mamoneos y corruptelas sempiternas, sino, que haya creado riqueza y esta haya ido en beneficio de la sociedad. Parafraseando a San Mateo diré que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un socialista haya dado un beneficio económico a la sociedad que explota. Acabo con otra cita, esta de Churchill: “Que el tener ganancias es reprochable es un concepto socialista. Yo considero que lo verdaderamente reprochable es tener pérdidas.” .

viernes, 2 de noviembre de 2012

jueves, 1 de noviembre de 2012

Posiblemente la mejor canción de REM






No no, qué he dicho; esta es mejor....






Posiblemente el mejor artículo de Salvador Sostres


Hemos vuelto a ganar

Desde que dejamos de ser esclavos de la Naturaleza y pasamos a dominarla; desde que pronunciamos ese «non serviam» magnífico y fundacional y la dejamos de imitar en sus aspectos para crear nuestras realidades emocionantes y más bellas, ella periódicamente intenta aplastarnos con sus exageradas pretensiones de vieja chocha y regalona.

Aunque hemos tenido que lamentar algunos muertos, la ciudad de Nueva York ha vencido a Sandy. A veces pienso que la serpiente es el símbolo del progreso y que expulsados del Paraíso hemos podido, libres e imperfectos, demostrarle mucho mejor a Dios lo intensamente que le amamos. En el Edén seríamos todavía desnudas criaturas del Señor sin Misterio ni pecado original, ni deseo de mundo mejor, ni tensión espiritual.

La expulsión nos hizo en cambio libres y deudores, brillantes y creativos. Creamos Manhattan y la aceituna esférica, y por mucho que la Naturaleza no pueda soportarlo somos mejores que ella.
A pesar del fatuo amarillismo de las crónicas tremendistas y socialdemócratas, lloricas y perdedoras de casi todos los corresponsales, Sandy ha sido derrotado por la inteligencia y el genio creador. Sandy inundó con su furia ciega las calles de Nueva York pero los rascacielos permanecieron intactos y fabulosos como brazos alargados para tocar la cara de Dios.

La Naturaleza rabiosa e impotente podrá continuar golpeándonos pero por mucha desazón que cause volveremos a levantarnos y a superarla con nuestras creaciones mucho más sofisticadas que sus casposas obviedades repetitivas y sin metáfora. Volveremos a ganar porque tenemos el talento, el tabú y el misterio, el don de la libertad y sed de explorar los límites para crecer en el descubrimiento de lo desconocido.

Contra los elementos, un iPhone; contra el tam-tam africano, la música de Bach; contra la cueva, el St. Regis y el Four Seasons; contra las predicciones del chamán, la palabra de Dios. Roma contra todas las tribus. Sin la serpiente todavía estaríamos moralmente invertebrados y ahora somos la élite de la Creación y el orgullo de Dios a pesar de lo mucho que nos equivocamos. 
Sandy ha pasado, impertinente y vulgar, sin escribir ninguna página de la Historia. Hemos vuelto a ganar. Esta misma noche, ya Nobu estará abierto, sexy y sensacional, pletórico de ostras al caviar.

miércoles, 31 de octubre de 2012

RED HOUSE PAINTERS- Katy song





Si tuviese que operar  a alguien en un quirófano sin medios, en medio de la sabana africana o el desierto mongol esta canción me serviría de anestesia. Probablemente, la persona al despertar de su doloroso trance ya no volvería a ser la misma. Notaría, ¿alguien lo duda?, que su monótona existencia dejaría paso suavemente a una desconocida vida donde todo lo viejo se vuelve nuevo y brillante, lo gris, claro, y lo ácido, horchata. He escuchado esta canción cada una de las 24 horas del día, y puedo prometer, y prometo, a quién sea, que la mejor hora para ponerla en el discman son las 04:23 de la madrugada. No me pregunten porqué. 

Cuando niño, me regalaron un cine Exín sin sonido que le había tocado a mi hermana mayor en una tómbola de la feria de abril de Sevilla . Hubo suerte, le podía haber tocado una muñeca chochona. Me encerraba en mi cuarto, echaba las persianas, cerraba la puerta con pestillo y visionaba una y otra vez la misma película en el reproductor; un par de capítulos de las Urracas Parlanchinas. Suele suceder cuando se mimetiza con este mundo sonoro, el de los Red House Painters, que uno pierde el control del espacio/tiempo. No se porqué inescrutable mecanismo del cerebro, mi mente asocia el ambiente cautivador y snob de mis tardes infantiles de cine autista, con esta canción. Pero es así.

Un claro ejemplo de la transmutación de hombre a rata.


CCOO compara a Cáritas con la mafia por abrir un economato (click)





Se me ha muerto el perro


A mi no, que no tengo, a un amigo del curre. Se trata del mismo tipo al que hace días le saltaron todas las alarmas cuando le susurré por lo bajini el nombre de Escrivá de Balaguer. Delicado como un crisantemo que es el muchacho, anda algo alicaído por esos mundos de Dios flagelándose por los bares, metiéndose entre pecho y espalda latigazos de tinto. “Se me ha muerto el perro de viejo, Bate”, fueron sus palabras: “... y esta tarde no voy al curre”. Con dos huevos. Después de darle el pésame y ponerme a su entera disposición, “¿Cuántos años dices que tenía Sombra?”, le pregunto si los de arriba, ya saben, los de arriba, están al tanto de que vas a faltar a tu puesto de trabajo por el triste fallecimiento de Sombra. "No problem", me contesta, han entendido la situación y me pillo el día libre. Con dos huevos, defendiendo los derechos de los trabajadores, y las trabajadoras,  claro. "Lo más importante -continua- ahora es enterrarlo en su tierra". "¿En irlanda?", le pregunto (el pobre Sombra era un setter irlandés). En este tramo de la conversación creo que intuyó que me estaba tomando algo a guasa su desgracia, y no es eso, no es eso, aunque uno era consciente, de eso no tengo dudas, que el colmillito cada vez se me iluminaba más. "No hombre -sonrió-, Sombra nació en mi pueblo, Lopera, en Jaen, es andaluz como tú". Ah. Eso me alivia. El hombre, siguió contándome  las últimas horas de Sombra en la tierra antes de llegar al paraiso canino para unirse en un solo ladrido al dios Can. "Falleció con un huesito de pollo entre los dientes. Sereno." Llegado a ese punto de fusión amorosa, corté a mi amigo del curre y le dije que yo sí tenía que ir a trabajar. Que ya seguiríamos hablando. 

Y ahora iré al grano, que diría un dermatólogo: ¿Ustedes creen que es serio faltar al trabajo porque se te ha muerto el perro? ¿Y creen que es serio que la empresa te permita faltar al trabajo porque se te ha muerto el perro? ¿y qué pasará cuando se le mura el canario? ¿Nos hemos vuelto todos perroflautas o es que ya en estos tiempos ni siquiera los perros son lo que son?

Están despojando a los perros de su perrunidad para convertirlos en tristes mascotas cursis para que los lelos y las lelas puedan jugar a las familias.

domingo, 28 de octubre de 2012

CAMINO

Hace pocos días, un amigo del curre me preguntó qué medida drástica tomaría yo para encarrilar esta crisis y salir definitivamente de ella. Pues mira, le dije, como los más mayorcetes ya no tienen solución, haría obligatorio en las escuelas españolas la lectura de Camino, de Escrivá de Balaguer. No conozco un manual de comportamiento -continué- que encumbre y ensalce más el amor por el trabajo bien hecho, la pasión por la verdad y el orden natural de las cosas que este libro. Orden, es lo que necesitamos en esta zahurda corrompida. Mucho orden, Antoñito.

Y claro, saltaron todas las alarmas. "¡Pero bueno, estás loco o qué!", me contestó enfurruñado, como si le hubiese nombrado al mismísimo diablo. Una vez desconectada la alarma sensorial que rige los atávicos prejuicios de mi compañero, le pregunté si había leído el libro. "No, claro que no", contestó fría y soberbiamente.

Pues primero leetelo, artista, y después ya hablamos. Ah, y si te vas a enfrascar en su lectura y lo acabas, recuerda que TÚ saldrás de ese peligroso trance percibiendo la vida de otra manera.



CAMINO: http://iniciativas-opus-dei.evangelizando.org/libros/camino.pdf

El problema separatista del que ya nos advirtió Ramón y Cajal en 1934

(Gracias Gaugamela).


“Deprime y entristece el ánimo, el considerar la ingratitud de los vascos, cuya gran mayoría desea separarse de la Patria común. Hasta en la noble Navarra existe un partido separatista o nacionalista, robusto y bien organizado, junto con el Tradicionalista que enarbola todavía la vieja bandera de Dios, Patria y Rey.
En la Facultad de Medicina de Barcelona, todos los profesores, menos dos, son catalanes nacionalistas; por donde se explica la emigración de catedráticos y de estudiantes, que no llega hoy, según mis informes, al tercio de los matriculados en años anteriores. Casi todos los maestros dan la enseñanza en catalán con acuerdo y consejo tácitos del consabido Patronato, empeñado en catalanizar a todo trance una institución costeada por el Estado.
A guisa de explicaciones del desvío actual de las regiones periféricas, se han imaginado varias hipótesis, algunas con ínfulas filosóficas. No nos hagamos ilusiones. La causa real carece de idealidad y es puramente económica. El movimiento desintegrador surgió en 1900, y tuvo por causa principal, aunque no exclusiva, con relación a Cataluña, la pérdida irreparable del espléndido mercado colonial. En cuanto a los vascos, proceden por imitación gregaria. Resignémonos los idealistas impenitentes a soslayar raíces raciales o incompatibilidades ideológicas profundas, para contraernos a motivos prosaicos y circunstanciales. «
¡Pobre Madrid, la supuesta aborrecida sede del imperialismo castellano! ¡Y pobre Castilla, la eterna abandonada por reyes y gobiernos! Ella, despojada primeramente de sus libertades, bajo el odioso despotismo de Carlos V, ayudado por los vascos, sufre ahora la amargura de ver cómo las provincias más vivas, mimadas y privilegiadas por el Estado, le echan en cara su centralismo avasallador.
No me explico este desafecto a España de Cataluña y Vasconia. Si recordaran la Historia y juzgaran imparcialmente a los castellanos, caerían en la cuenta de que su despego carece de fundamento moral, ni cabe explicarlo por móviles utilitarios. A este respecto, la amnesia de los vizcaitarras es algo incomprensible. Los cacareados Fueros, cuyo fundamento histórico es harto problemático, fueron ratificados por Carlos V en pago de la ayuda que le habían prestado los vizcaínos en Villalar, ¡estrangulando las libertades castellanas! ¡Cuánta ingratitud tendenciosa alberga el alma primitiva y sugestionable de los secuaces del vacuo y jactancioso Sabino Arana y del descomedido hermano que lo representa!.
La lista interminable de subvenciones generosamente otorgadas a las provincias vascas constituye algo indignante. Las cifras globales son aterradoras. Y todo para congraciarse con una raza (sic) que corresponde a la magnanimidad castellana (los despreciables «maketos») con la más negra ingratitud.
A pesar de todo lo dicho, esperamos que en las regiones favorecidas por los Estatutos, prevalezca el buen sentido, sin llegar a situaciones de violencia y desmembraciones fatales para todos. Estamos convencidos de la sensatez catalana, aunque no se nos oculte que en los pueblos envenenados sistemáticamente durante más de tres decenios por la pasión o prejuicios seculares, son difíciles las actitudes ecuánimes y serenas.
No soy adversario, en principio, de la concesión de privilegios regionales, pero a condición de que no rocen en lo más mínimo el sagrado principio de la Unidad Nacional. Sean autónomas las regiones, mas sin comprometer la Hacienda del Estado. Sufráguese el costo de los servicios cedidos, sin menoscabo de un excedente razonable para los inexcusables gastos de soberanía.
La sinceridad me obliga a confesar que este movimiento centrífugo es peligroso, más que en sí mismo, en relación con la especial psicología de los pueblos hispanos. Preciso es recordar –así lo proclama toda nuestra Historia– que somos incoherentes, indisciplinados, apasionadamente localistas, amén de tornadizos e imprevisores. El todo o nada es nuestra divisa. Nos falta el culto de la Patria Grande. Si España estuviera poblada de franceses e italianos, alemanes o británicos, mis alarmas por el futuro de España se disiparían. Porque estos pueblos sensatos saben sacrificar sus pequeñas querellas de campanario en aras de la concordia y del provecho común.



sábado, 27 de octubre de 2012

Jean Sibelius -Tapiola-

Sibelius al violín, junto a sus hermanos.


Jean Sibelius fue un compositor finlandés del último período romántico. Su música jugó un papel importante en la formación de la identidad nacional finlandesa. Su dominio de la orquesta ha sido descrito como "prodigiosa". Para mi, es un extraordinario artista dotado de un  asombroso poder para auscultar y recoger los sonidos de la naturaleza y convertirlos luego en música, en arte. 

El nombre de Tapiola, poema sinfónico compuesto en 1926,  deriva de Tapio, que corresponde a la divinidad de los bosques en la mitología finlandesa, como está expresado en el Kalevala, la epopeya nacional de Finlandia. 

Para acabar, dirige magistralmente bien la Helsinki Philharmonic Orchestra, Jukka-Pekka Saraste. Verán ustedes, queridos amigos, suele ser tan común llamarse en Finlandia Jukka-Pekka, como Joselito o Juan Antonio en España. Disfruten lo que puedan con este poema musical extraído directamente de las raíces de los árboles, los helechos y la naturaleza salvaje. 






¿Le duele España como a mi?



 "España está preparada para una presidenta catalana". ¿Recuerdan esta frase?. Son palabras dichas por Carma Chacón. Carma, en Cataluña, y en el resto del Estado, simplemente Carmen. Evidentemente, Carmencita,  la política más sosa que ha parido España en toda su historia, pensaba en ella misma -qué cuca- cuando lanzó como un cohete a la opinión pública tal aseveración, dejando un reguero de perplejidad. Afirmación, que por extraño que parezca, se cierne verdadera por sensata. No en vano, cuando Mª. Carmen eructa al cielo estas necias palabras, no por ser catalana, sino por estar incapacitada para tan alta magistratura, aún padecíamos en nuestro país los últimos estertores del gobierno de un majadero con ínfulas de Peter Pan. Y circo. Ahora tampoco es que me consuele y reconforte el tipo que preside la nación, un contable tibio, holgazán y pusilánime como Arti, el osito dormilón , pero al menos, Arti, que diga, Mariano, no está como una puta cabra. De momento. La Moncloa no parece ser el lugar más adecuado en el mundo para buscar estabilidad psíquica, ni emocional..
Será por presidentes preparados, Carmen... Ya ves. 

Desgraciadamente, España, está preparada para todo. Desde que dirija sus designios un sectario malévolo con los cables cruzados, hasta aguantar lo inaguantable, que un par de paletos provincianos con ansias imperiales le eche un pulso al Estado. España, ya digo, está preparada para todo. Para todo, menos para defenderse, enseñar a sus enemigos los dientes con la Constitución en una mano y el estado de derecho en la otra y hacer valer su soberanía forjada en los mejores talleres durante más de medio milenio.

Un día nos levantamos, y comprobamos aterrados que la historia de la convivencia pacífica que nos vendieron es falsa. Que tenemos de vecinos, malos vecinos, de compatriotas, peores compatriotas a una sarta de interesados encabronados que claman al cielo por seguir aun siendo españoles. A mí España, como dijera Unamuno -"¡soy español, español de nacimiento, de educación, de cuerpo, de espíritu, de lengua y hasta de profesión y oficio; español sobre todo y ante todo"-, llega a dolerme como una madre, o mejor dicho, como una hija. Tanto es así, que si no aclaramos de una vez por toda la situación política y territorial del país, quién heredará este dolor insano y cancerígeno el día de mañana será mi propia hija. Y por ahí, no paso, miren ustedes.

No hay que tener Don de profecía ni ser un conspicuo Notredame arrebatado por la mágica superstición para percibir, apreciar, observar que estamos a un cuarto de hora para que derrapemos y acabemos definitivamente imbuido por una abulia social y política de naturaleza destructiva. Y a todo esto: ¿A usted le duele España?

Carta de San Pablo a los Efesios 4,7-16.

Sin embargo, cada uno de nosotros ha recibido su propio don, en la medida que Cristo los ha distribuido. Por eso dice la Escritura: Cuando subió a lo alto, llevó consigo a los cautivos y repartió dones a los hombres. Pero si decimos que subió, significa que primero descendió a las regiones inferiores de la tierra. 


El que descendió es el mismo que subió más allá de los cielos, para colmar todo el universo. 
El comunicó a unos el don de ser apóstoles, a otros profetas, a otros predicadores del Evangelio, a otros pastores o maestros. 
Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la edificación del Cuerpo de Cristo,  hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto y a la madurez que corresponde a la plenitud de Cristo. 


Así dejaremos de ser niños, sacudidos por las olas y arrastrados por el viento de cualquier doctrina, a merced de la malicia de los hombres y de su astucia para enseñar el error. 


Por el contrario, viviendo en la verdad y en el amor, crezcamos plenamente, unidos a Cristo. El es la Cabeza, y de él, todo el Cuerpo recibe unidad y cohesión, gracias a los ligamentos que lo vivifican y a la acción armoniosa de todos los miembros. Así el Cuerpo crece y se edifica en el amor. 


viernes, 26 de octubre de 2012

Un apunte sobre Cristobal de Morales

Le pregunté un día a mi maestro de acústica, experto en el Renacimiento español, la diferencia que él notaba, aparte de las estilísticas, entre Palestrina y nuestro Cristóbal de Morales.


"Mira, me contestó con el rostro serio, Palestrina nos prepara para la Gloria de Dios, y Cristóbal de Morales, nos recuerda que el sufrimiento en la tierra no es eterno".


Ahí quedó eso.




Intervención de José María Aznar


“Gracias por asistir a este acto. Hoy es un día muy importante para
la Fundación FAES. Reafirmamos nuestro compromiso con el valor
universal al que aspiramos todos los seres humanos.
 Un valor clave en la tarea que desde hace más de veinte años
la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales realiza para la
sociedad española, con la que nos vincula un compromiso que no
sólo permanece intacto sino que es hoy más fuerte que nunca.
 Un valor que es propio de la modernidad y de la civilización.
Que no es patrimonio de ninguna cultura, continente o tradición. Un
valor imprescindible: el valor de la libertad.
 Lo hacemos como es más justo hacerlo, mediante el
reconocimiento público de uno de sus más brillantes, valientes y
eficaces defensores: Mario Vargas Llosa, a quien hacemos entrega
del IV Premio FAES de la Libertad.
 Es un honor contar con su presencia y compartir con él y con
todos ustedes esta celebración. Gracias por estar aquí.
 Glosar una trayectoria como la de Mario Vargas Llosa no es
sencillo. Y a estas alturas probablemente no es necesario. Mario
Vargas Llosa es la literatura, es la lucidez y la inteligencia. Es la
mirada honda, incisiva e íntegra. La mirada civilizadora, fraterna y
cordial. Es esa mirada hecha palabra.
 Nació en Arequipa, en Perú. Se licenció en Letras  en la
Universidad de San Marcos de Lima y se doctoró por  la
Complutense de Madrid.
 Vivió en París y en Londres. Publicó La ciudad y los perros en
1962. Y desde entonces novelas, ensayos, teatro, estudio Vivió en París y en Londres. Publicó La ciudad y los perros en
1962. Y desde entonces novelas, ensayos, teatro, estudios,
reportajes y periodismo llenan toda una vida de la mejor literatura,
que ha obtenido los más importantes premios.
 Desde el año 1994 es miembro de la Real Academia
Española. Su obra ha sido traducida a más de treinta idiomas.
 En 2010, como es conocido, le fue concedido el Premio Nobel
de Literatura. El discurso que pronunció con motivo de ese premio constituye una pieza única, y también probablemente su mejor
semblanza posible.
 Un elogio de la literatura y de la ficción; un elogio de la libertad
y de cuanto la fecunda, la protege y la ensancha; y una crítica de lo
que la hostiga, la daña o la menosprecia.
 Mario Vargas Llosa nos dice que escribe porque “sin las
ficciones seríamos menos conscientes de la importancia de la
libertad, que hemos ido conquistando en la larga hazaña de la
civilización”.
 La civilización como hazaña de la humanidad y la libertad
como su cumbre es una de las claves de su obra literaria, política y
cívica. Una de las claves de su vida.
 La de Mario Vargas Llosa es un alma en permanente  vigilia
por la libertad, atenta a cualquier indicio de fatiga, de decaimiento o
de pereza en ella. Alerta siempre contra el totalitarismo y sus
caminos.
 Él vive, narra e imagina la gesta cotidiana de ser libre, toca así
la cumbre de la civilización, y por esa razón es para mí un gran
placer hacerle entrega de este premio.
 En su discurso de Estocolmo Mario ofrece testimonio de
muchas cosas y de muchas personas. Del Perú, de América Latina,
de la lectura. De París. De la familia como origen  y de la familia
como destino. De Patricia, de los hijos, de los nietos. Y también
ofrece testimonio de España y de los españoles.
 Mario es muchas cosas importantes, y entre ellas,  y de
manera destacada, está el ser “también” español. Se hizo español
sin dejar de ser otras muchas cosas.
 Primero español de Barcelona, a principios de los  años
setenta, “la ciudad –señala- donde había que estar para respirar el
anticipo de la libertad”.
 Luego, español que aplaude y abraza una transición política
modélica; a su juicio un hecho tan prodigioso como  los de las
novelas del realismo mágico.   Afirmó en Estocolmo que “la Transición española ha admirado
al mundo entero. Una experiencia emocionante y aleccionadora
vivida de muy cerca y a ratos desde dentro.”
 Esa España capaz de asombrar al mundo por su voluntad
democrática, de crear un orden de libertad que le abrió la puerta de
Europa ha sido siempre objeto de nuestra atención académica y de
nuestro compromiso político.
 De nuevo,  debemos  traer al presente el significado del pacto
constitucional en que se plasmó la Transición democrática.
Especialmente cuando se quiere extender la falsedad de un
supuesto fracaso histórico de España y se hace de esta falsedad la
coartada para la ruptura.
 El acuerdo democrático entre españoles significó la
integración respetuosa frente a las tensiones de disgregación;
significó el anhelo de convivencia frente a la ebullición fratricida;
significó el desacuerdo razonado frente a la lucha sectaria.
 Y todo eso nos ha hecho ser más libres, más prósperos, más
responsables de nuestro propio destino.
 Nada más alejado del fracaso que una Nación que en poco
más de tres décadas ha sabido hacer frente a la apertura de su
economía y a la transformación radical del Estado;
 Que se ha abierto al encuentro cultural y humano con  la
inmigración;
 Que ha combatido con la ley la agresión brutal del terrorismo;
 Que ha querido ser parte activa de un escenario internacional
tantas veces problemático y cambiante.
 Una nación que aun hoy, en medio de los sacrificios que
impone la situación económica, muestra la madurez que ha
exhibido en los momentos más difíciles de nuestra historia reciente
y que a algunos tanto desespera.
 Para comprender cabalmente la democracia hay que recordar
que democracia es poder, pero es también no poder.  Es tener derecho, pero es también no tenerlo.
 Democracia es habilitación y es límite; y ninguna habilitación
puede serlo para ignorar los límites.
 Porque más allá del derecho no está la libertad, está la tiranía.
 Por eso, no hay posibilidad alguna de invocar la democracia ni
cabe esperar su protección cuando se actúa fuera de las normas de
un Estado de derecho.
 Fue justo lo contrario, la capacidad de equilibrar derechos y
obligaciones, lo que permitió a España transitar a la democracia e
incorporarse al proyecto europeo.
 Y hoy quisiera recordar tres cosas, a mi juicio esenciales,
acerca de esa experiencia histórica, porque con frecuencia hay
quien trata de que se ignore la verdad, y no siempre sin éxito.
En primer lugar quiero recordar que, al menos
simbólicamente, una de las doce estrellas bordadas en la bandera
de Europa es española. Y no lo es por casualidad.
 Lo es porque los españoles supimos conquistar nuestra
libertad. Supimos hacer nuestra parte en la gran hazaña de la
civilización.
 Lo es porque en 1977 celebramos nuestras primeras
elecciones democráticas en muchos años, y porque así fue
reconocido por las instituciones europeas, que abrieron finalmente
el proceso para nuestra adhesión.
 Lo es porque hicimos una Constitución de todos.
 Y lo es porque en 1986 pasamos a formar parte como
miembro de pleno derecho de un proceso que busca la unión cada
vez más estrecha entre los pueblos de Europa, según sigue
afirmando el artículo primero del Tratado de la Unión Europea.
 Tratado que desde su Preámbulo reitera su compromiso con
el Estado de derecho y destaca la importancia histórica de poner fin
a las divisiones en el continente.
   Un proceso europeo que nació explícitamente frente a todo lo
que el nacionalismo evoca de destructivo en la historia de Europa, y
que por ello acaba de recibir el Premio Nobel de la Paz.
 España ha recibido también ese premio. Como nación capaz
de asumir su propia reconciliación y de regirse por los principios de
la democracia liberal;
 Como Estado miembro de la Unión Europea desde hace
muchos años;
 Como parte en la redacción y en la aprobación de los
principales tratados europeos de las últimas décadas y como país
fundador del euro.
 Es, por tanto, una idea desmentida por los hechos la de que
existe un acoplamiento natural entre el nacionalismo y el
europeísmo. Nacionalismo y europeísmo son en realidad conceptos
opuestos.
 El acoplamiento se produjo ya hace mucho, y lo fue entre el
europeísmo y el constitucionalismo español.
 La Constitución fue nuestra puerta de entrada a Europa.
Romper con la Constitución es, para quien lo haga,  la puerta de
salida de Europa.
 El problema del nacionalismo no es solo con España ni es
solo con la Constitución española, su problema es con el Estado de
derecho, con la sociedad abierta, con la diversidad, con la
globalización.  
En segundo lugar, estamos hoy ante una trampa dialéctica
que consiste en afirmar que quienes defendemos la Constitución
defendemos un texto escrito a nuestro capricho. Un  texto que
respondería a nuestras propias opiniones y a nuestros propios
deseos.
 Se falsifica la historia a conciencia para tratar de sostener ese
engaño, con el agravante de que se falsea una historia que los
nacionalistas conocen bien porque han sido parte de ella, y parte
importante, además.   Quiero recordar que defender el pacto constitucional no es
defender lo que a uno le gustaría que fueran las cosas.
 Defender la Constitución es defender un ámbito de encuentro
al que se decidió llegar para hacer posible la convivencia, y ese es
precisamente el mérito de quienes lo defendemos: defendemos un
acuerdo alcanzado por consenso y por tanto un acuerdo que es
fruto de renunciar a muchas cosas importantes.
 Eso es lo que aprendimos de nuestra historia; esa enseñanza
es la que supimos llevar a nuestra Constitución en  1978, a
diferencia de lo que ocurrió en los años treinta.
 A estas alturas, me parece ya bastante claro que el coste en
términos de bienestar y de racionalidad jurídica y  económica del
deslizamiento de nuestro modelo territorial, es, sencillamente,
insostenible.
 Lo mínimo que se podía esperar a cambio del pacto histórico,
complejo y costoso, era lealtad al consenso. Pero lo que hemos
obtenido ha sido deslealtad con la democracia y con la ley. Llámese
deslizamiento, o centrifugación, o desarticulación.  
 Hasta el punto de que bajo amenazas de todo tipo –y vemos
que literalmente son de todo tipo- el nacionalismo  pretende ahora
romper los términos del acuerdo democrático para buscar la
secesión y el conflicto.
 Un nacionalismo que al mismo tiempo que exige mejorar su
posición deja claro que no respetará los compromisos a los que se
pueda llegar, y que considerará cualquier acuerdo como una gran
disposición transitoria sujeta a lo que  pueda convenir a su capricho.
 Se amenaza al Estado con internacionalizar un supuesto
“conflicto” llevándolo a no se sabe qué instancia internacional;
 Se chantajea con la utilización de un cuerpo armado
autonómico en un proceso secesionista;
 Se insiste en contraponer la legalidad constitucional a la
democracia, como si esa legalidad no procediera de  las
instituciones legítimas de representación y de la decisión
constituyente de la nación como único sujeto de soberanía.  Y todo esto lo hacen quienes exigen ser reconocidos como
“moderados”.
 Yo no participé en la Guerra de Sucesión junto a los leales a
Felipe V. Ni yo ni ninguno de los españoles –muy en primer término
catalanes- que con la Constitución, y gracias a ella, han llevado a
Cataluña la mayor autonomía de su historia, sin comparación
posible.
 He dedicado toda mi vida política a colaborar en la
construcción de un proyecto nacional y democrático.
 Un proyecto anclado firmemente en los valores
constitucionales, animado por el espíritu de la Transición que nos
devolvió a la convivencia en libertad. Abierto a la pluralidad y
convencido también de que lo común, lo que nos une, es más que
la suma de las partes.
 Muchos hemos compartido esa gran tarea. La credibilidad y la
solidez de ese proyecto han merecido la confianza mayoritaria de
los españoles.
 Pero hoy vuelve a ser puesto a prueba por una crisis
económica profunda y por una crisis política provocada por los que
jalean el desgarro, por los oficiantes de la ruptura. Por los que han
decidido dar una patada al tablero y pretenden además que eso
forme parte del juego.
 No hay duda de que forma parte del suyo.
 Ese proyecto político compartido e inequívocamente
mayoritario lo es ahora de gobierno.  
 Protegerlo es la responsabilidad de este tiempo: garantizar la
integridad de los principios constitucionales, articular voluntades a
favor de la convivencia. Preservar los derechos de  todos los
ciudadanos, ser un eslabón sólido en la continuidad histórica de
España.
 
 Reitero lo que he dicho ya en alguna ocasión: España no se
va a romper. Y añado, para los que juegan irresponsablemente con
las cosas importantes, que España sólo podría romperse si Cataluña sufriera antes su propia ruptura como sociedad, como
cultura y como tradición.
 Cataluña no podrá permanecer unida si no permanece
española.
 Quien piense que sólo está en juego la unidad de España se
equivoca. Antes de eso, está en juego la integridad de Cataluña.
 A lo largo de nuestra historia, el nacionalismo ha planteado un
desafío recurrente precisamente en los momentos de  arraigo
democrático español. No es casualidad.
 Y ahora, una vez más, pretende transferirnos la carga de la
prueba interpelándonos con un “¿qué hay de malo en la ruptura?”.
 Pero la cuestión en realidad es bien distinta. Es  el
nacionalismo el que debe responder a la pregunta de “qué hay de
bueno en la ruptura”. Qué hay de bueno en ella y para cuántos.
 La España constitucional no necesita responder en hipótesis a
esta pregunta, porque puede mostrar un rendimiento  integrador
real. Hay mucho de bueno en ella y lo hay para todos.
 
 Se han hecho grandes esfuerzos por incluir en el acuerdo a
todos, incluso a quienes más exigen y menos están dispuestos a
ofrecer.
 Pero ya que el nacionalismo nos ha dejado claro lo que
podemos esperar de él hagamos lo que hagamos, quizás haya
llegado el momento de abordar una reforma que nos permita tener
un Estado más ordenado, más eficiente, más justo.
 Un Estado que asegure nuestro bienestar, que nos dé
mejores servicios y que fortalezca una sociedad de oportunidades
para todos los españoles.
 El pacto constitucional sigue vigente, no se rompe sólo porque
alguien lo diga, y sólo puede cambiarse mediante los
procedimientos previstos.
 Como he tenido oportunidad de afirmar hace unos días,
recordando la Constitución de Cádiz, España no es una nación identitaria o nacionalista; es una nación plural, compleja e
incluyente. La voluntad permanente, yo diría que fundacional, del
Estado democrático por integrar a todos define buena parte de la
trayectoria política desde la Constitución.
 Pero ese esfuerzo integrador tiene que ser un factor de
fortaleza y de confianza, no un factor de debilidad ni un motivo de
frustración. Eso está ocurriendo y, en mi opinión,  es necesario
terminar con el debilitamiento y con la frustración.
 Asumir las exigencias recíprocas del consenso y de la
convivencia, sí; asumir el precio de la deslealtad, no. La deslealtad
debe pagarla quien es desleal.
 Es indispensable reconstruir desde su base un proyecto
nacional real que nos devuelva al camino del progreso. Un proyecto
político, que es donde se apoya todo lo demás.
 Hay que reformar nuestro modelo para reafirmar los principios
de la España constitucional;
 Reformar para reafirmar la igualdad de todos los españoles
independientemente de dónde nacen o de dónde viven;
 Reformar para reafirmar la libertad de todos y cada uno de
nosotros frente a los chantajes, las imposiciones y las maniobras de
exclusión;
 Reformar para reafirmar la supremacía de la ley como garante
de nuestros derechos y como baluarte frente al totalitarismo;
 Reformar para reafirmar la solidaridad entre españoles, para
que nadie quede al margen del progreso y de las oportunidades.
 En definitiva, hay que reformar para reafirmar los fundamentos
de una España fuerte y moderna, que no renuncia a sí misma ni a
ser una de las mejores democracias del mundo. Ya hemos
demostrado que podemos serlo.
Finalmente, en tercer lugar quiero recordar que la
Constitución y sus efectos de todo orden, por ejemplo en materia
fiscal y de solidaridad, nacen de un acuerdo entre  ciudadanos
españoles, no entre territorios de España.   Cualquier propuesta que pretenda sustituir derechos de
ciudadanía por derechos territoriales o históricos  al margen de la
legitimación constitucional es, lisa y llanamente, incompatible con la
soberanía nacional.
 Soberanía que sigue residiendo en el pueblo español, del que
emanan y emanarán siempre y en todo caso los poderes del
Estado.
 Todo el Estado –insisto, todo el Estado- está al servicio de la
nación, es creación de la nación y a ella, y sólo a ella, sirve; por ella
y sólo por ella se justifica su existencia.
 Cualquier fórmula federal, confederal, o del tipo que sea, que
pretenda o requiera la quiebra de la soberanía nacional es inviable.
 La hacen inviable e indeseable la realidad de la nación
española y la determinación de la inmensa mayoría en la que, sin
duda, me incluyo.
 La continuidad histórica de España depende de nosotros. De
nuestro anhelo de convivencia, de nuestro compromiso con la
libertad y de nuestra capacidad de convocatoria y de liderazgo.
 No podemos hacer dejación de España. No debemos hacerla.
 Debemos creer en España más de lo que nadie pueda llegar a
descreer de ella.
 Debemos hacer por España más de lo que nadie pueda llegar
a hacer contra ella. Porque España significa libertad, significa
nuestra libertad.
 La hazaña de la  libertad se logra ejerciéndola con naturalidad
y determinación, sin ceder nunca frente a sus enemigos. Sin
aceptar transacciones que la disminuyan. Como lo han hecho
durante todos estos años con valentía y ponderación las víctimas
del terrorismo. Nadie mejor que ellas sabe lo más importante, que
España es libertad, nuestra libertad.  Estoy seguro de que en esta tarea de hacer de la libertad
nuestra hazaña personal y diaria el ejemplo de Mario Vargas Llosa
nos va a ser siempre de gran ayuda.
 Por eso lo leemos, por eso lo honramos, por eso lo
aplaudimos. Por eso le otorgamos este IV Premio FAES de la
Libertad”.

jueves, 25 de octubre de 2012

Círculo Vicioso






En Marzo del 84, en medio de una Sevilla resacosa de la borrachera de otros tiempos, moribundo el rock andaluz y con cierta sensación de impotencia frente al centralismo musical madrileño, surge Circulo Vicioso. José Mª Sagrista  y Juan Ortiz fueron los padres de esta deliciosa criatura.

Con 18 años JMS formó parte de “Triana” interviniendo en las grabaciones de varios L.P como guitarrista. Con Triana se recorrió España varias veces y actuó con ellos en los mejores escenarios del país ante miles de seguidores del mítico grupo, creadores del rock andaluz.

De vuelta a Sevilla, GAS , graba un disco con una compañía ya desaparecida, la Columbia; y actuaciones en directo durante varios años convirtiéndose en grupo de culto  para  las generaciones de músicos que les siguieron. Muchas de sus canciones se siguen versionando hoy día; es el caso, de “Lo hago todo para ti”, grabada por la ultima formación de Circulo Vicioso pero renombrada “Mirando atrás”.

La muerte de Gas fue sin duda el nacimiento de Circulo Vicioso, que nació como duo: Jose Mª Sagrista junto con Juan Ortiz. Comienzan la historia con un carácter un tanto experimental, pero llegó un momento en que la caja de ritmo ya no era suficiente, la música del circulo había evolucionado y ahora seguía lineas mas concretas y fuertes, era el momento de incorporar al bateria. El primero fue Sito, que tuvo que abandonar pronto por motivos de trabajo; le siguió Francis Romo, musico de reconocido prestigio colaborador habitual de "Dulce venganza"; a este se lo llevaron a la mili. Nacho, el tercero y definitivo bateria, vino de Galicia donde habia estado tocando con varios grupos, entre ellos "semen-up". La segunda guitarra la puso Miguel Angel Redondo, todo el impregnado de sonidos "Siniestro-punk". Lo que sería la primera y original formación del grupo se completó con el saxo Aquiles del Campo. “Formación de lujo para una musica pretendida y concienzudamente urbana” cómo decía en su momento una revista de la ciudad.

Fueron  años dorados los que vivieron circulo vicioso en sus comienzos. Actuaciones en directo a las que arrastraban (muchísimo) público que se acabaron conviertiendo en seguidores incondicionales. Su primera maqueta sonó en las radios andaluzas, apoyada por radios emblematicas de la época como "radio aljarafe", que, dirigida por Blas fernandez y Eba Tobar,  radiaban la mejor música nacional y local sin ninguna concesión  mercantilista.

Y entonces surgió  la oportunidad  del festival de Benidorm. Aquel año de 1.985 el festival, que siempre había sido para melódicos, ese año se reconvirtió en un concurso a lo grande (el premio era un millon de pesetas, que era una pasta) para grupos noveles de pop y rock. Primero había que superar las pruebas locales y regionales. Mas de 490 contrincantes de todas las comunidades, de los que solo 7, uno por cada comunidad, llegarian a Benidorm. El concurso fue coordinado por una radio ya desaparecida, "Radiocadena española", radio puntera que apoyaba la buena música nacional. Desde luego los diferentes concursos a nivel de andalucia fueron reñidos y emocionantes (enla fase final andaluza quedaban: "Los discretos y Magic", por Granada, "Factoria ribbentrop" por Malaga, "Affaire niña monica y caprice de dieu" de Cádiz, "Sociedad Café" de Córdoba, "Suministro eléctrico", "ss 20" y "Circulo vicioso", de sevilla.)

Ya en la final de Benidorm, "Seguridad social" de valencia, "Alphaville" de Madrid, "Aurelio y los vagabundos" de Cataluña, "Aerolíneas federales" de Galicia, "todos y las chicas de murcia" y "Nahiko" de Euskadi.

Contra todo prónóstico ya que los favoritos del jurado eran "Alhfaville" por ser madrileños y amigos de  miembros del jurado y "Seguridad social" porque eran  locales, se alzó con el triunfo "Circulo Vicioso" después de una magnifica actuación que entusiasmo al jurado y al público.

Después de ganar el festival, la multinacional Wea se interesa por ellos y graban en Londres su primer L.P. “Portero de Noche”, y con la canción que da titulo al disco, que fue el primer single,logran ser conocidos en toda España, en gran parte de Sudamérica y algunos paises europeos. Fueron unos primeros años de actuaciones en grandes escenarios de todo el pais, buenas críticas y éxitos, todo a pesar de que no recibieron apoyo de la compañía.

De ese primer L.P se graba un clip totalmente producido por el grupo con la ayuda del programa "Tropi cal estres", de la tv andaluza. Videoclip con ambientación  mafiosa, donde colaboraban dos músicos legendarios ya desaparecidos, Miguel Angel  Iglesias y Silvio, ambos en el papel de gansters  malos. Era la canción “años 20”. Paralelamente al grupo, Sagrista desarrolla su faceta de productor y monta y dirige su primer estudio de grabación “Sonotone“, por dónde pasaron la casi totalidad de los grupos andaluces de la época. Al mismo tiempo funciona una management desde donde dirigen a Circulo vicioso y otros grupos de la ciudad. En el 87 empieza a funcionar "Estudio Central", el estudio que monta Jose Mª Sagrista y que rapidamente se convierte en el estudio mas rockero de andalucia.



martes, 23 de octubre de 2012

Por la destrucción

Escribe Cristina Lozada en un interesante artículo: "... el PSOE afronta hoy un dilema similar. Pues no se sabe si está en el infantil izquierdismozapaterista o en la socialdemocracia, igual que se ignora si está en la defensa de España o en su destrucción. Decídanse pronto"

El PSOE se está precipitando hacia la ruina como una terrible avalancha. Cuando una avalancha inicia su descenso, raramente se la advierte; su movimiento inicial es imperceptible, luego, poco a poco, crece y se hace arrollador. Pues bien, la avalancha progresista ha iniciado su marcha y los socialistas ciegamente no advierten el desastre hacia el que se precipitan.

Esa avalancha, esperemos que definitiva y mortífera, será bienvenida por mi y la gente de bien, repito, de bien. Desde que tengo uso de razón,  nunca he tenido dudas de  donde se encuentra la PSOE

Y el Orco este de la foto, ¿de qué videojuego se ha escapado?



IU muestra su «apoyo incondicional» al militante detenido por el asalto al colegio salesiano

sábado, 20 de octubre de 2012

La felicidad de la apariencia

Artículo publicado en Archipielago Duda

Un mundo sin principios es un mundo regido por las modas. El ciclo de las modas empieza siempre por adinerados aburridos, que encuentran cierta excitación en romper las convenciones, porque así se hacen la ilusión de distinguirse de la gente vulgar. En una segunda fase, las masas acaban adoptando la nueva moda, lo cual obliga a los ricos a adoptar alguna otra moda para recuperar la distinción. Y vuelta a empezar.

Algunas modas son pasajeras, pero no todas. Existe un efecto progresivo en el terreno de las costumbres, por el cual, determinadas innovaciones sientan precedente para ensayar otras más osadas. Esta es la razón por la cual la Iglesia se oponía a las llamadas, hace unas décadas, "relaciones prematrimoniales". El resultado confirma que la Iglesia tenía razón. Hoy la expresión ha caído en desuso, por la sencilla razón de que el matrimonio ya no es la institución de referencia en las relaciones entre hombre y mujer. Cada vez se casa menos gente y los matrimonios duran menos. Y en todo caso, ¿para qué ensayar la convivencia, si de todos modos no hay impedimento alguno para disolverla a los poco meses de la boda?

Pero la espiral de las modas continúa. Junto al matrimonio homosexual, el siguiente paso es destruir la intimidad del matrimonio, para convertirlo en algo en lo que pueden inmiscuirse terceras personas. Un ejemplo lo proporciona el reportaje del Magazine de El Mundo de este domingo, que habla de los álbumes fotográficos de la noche de bodas: "Último grito", "ahora es lo que se lleva", "cada vez se demanda más en Estados Unidos", etc, son algunos de los latiguillos en los que abunda el texto. Como es habitual en estos casos, se insiste en que no hay un "perfil" del cliente que demanda una sesión de fotos eróticas con su pareja, en un día tan señalado, que "hay de todo". Y se trata de desvanecer cualquier otra prevención, asegurando que no se llega al "sexo explícito". Pero si se llegara, no duden en que tanto el periodista como el profesional interesado (el fotógrafo que obtiene suculentos encargos) exclamarían, con falsa inoncencia: "¿Qué hay de malo en ello, mientras no se difunda sin consentimiento de los clientes?"

Lo tristemente irónico del caso es que posiblemente, la mayoría de matrimonios que se prestan a esta marranada (permitan que llame a las cosas como me plazca), se disolverán en poco tiempo, si atendemos a las estadísticas. ¿Qué ocurrirá entonces con esas fotos? ¿Acabará viéndolas el nuevo novio o la nueva novia? ¿Tendrán que pasar por ese trance, como el amante que no puede evitar leer en la penumbra, en el hombro o espalda de su pareja, en pleno acto sexual, el nombre tatuado de una anterior pareja?

Todo ello no hace más que contribuir a deteriorar aún más las relaciones entre hombres y mujeres, a convertir el sexo en un motivo de sórdidos pensamientos, a hacer más difícil que existan parejas basadas en una relación pura, sin las rémoras de un pasado poblado de experiencias no compartidas, en una forma de onanismo a dúo. La banalización del sexo lo convierte en algo que no es cosa de dos, en algo de lo que se habla sin pudor, y hasta se difunde audiovisualmente. Los sexólogos recomiendan las fantasías sexuales, aunque sean con personas distintas de la pareja, y animan a utilizar material pornográfico para mejorar las relaciones. Algunos psicólogos, como Rafael Santandreu, relativizan explícitamente la importancia de la fidelidad, considerando los celos como una idea irracional, incluso cuando están fundados. (Véase su libro, estimable en otros aspectos, El arte de no amargarse la vida, una exposición para el gran público de la psicoterapia cognitiva.)

El abandono de los "prejuicios" tiene siempre como fin último confesado la felicidad. Pero existen razones empíricas abundantes para preguntarse si el resultado no es exactamente el contrario. ¿Qué es más feliz, un matrimonio estable que dura toda la vida o el tipo de emparejamientos efímeros que hoy parece ser la norma? Y los niños ¿en que ambiente crecen más felices, en el de una familia "tradicional", o debiendo desde temprana edad convivir con el nuevo noviete de la madre, o la novieta del padre?

Por supuesto, podemos defender una felicidad de mínimos como hace Santandreu, es decir, autoconvencernos de que es muy poco lo que necesitamos para ser felices. ¿Que tu mujer o tu marido te ponen los cuernos? Bueno, no te vas a morir por eso, indudablemente. Pero una voz interior, por mucho que pretendamos acallarla, nos dice que en algún momento nos hemos extraviado por un camino de irresponsabilidad, un camino que prometía placeres fáciles, sin efectos secundarios, pero en realidad acaba conduciendo al desamparo, a la carencia de amor auténtico. Quizás no seremos del todo desgraciados, pero relativizándolo todo tampoco conoceremos la plena felicidad, y además tampoco podremos eludir el dolor o la enfermedad.

Sé cuál es la réplica del moralismo secular a estas reflexiones. Que las personas tienen derecho a elegir su modo de vida. Pero nadie niega eso. Nadie dice que haya que obligar a nadie a seguir el camino de la moralidad católica. Todo lo contrario, el cristianismo se basa en dos o tres ideas fundamentales, entre las cuales se encuentra la libertad última para elegir entre el bien y el mal. Pero que no nos pinten de color de rosa las alternativas, que no nos vendan la moto de una felicidad de la impúdica apariencia, sin otra referencia que la inmediatez, aunque quede congelada en la falsa eternidad de una fotografía.:


viernes, 19 de octubre de 2012

Interminables días ...





Esta banda, y concretamente, esta canción, se encargaron un breve periodo de mi vida de ponerle sonido y colores limpios a unos interminables días. Complicados de verdad. Días de dolor, incertidumbres y tristezas. Días y horas ahogados en un vaso de vino agrio que nunca acababa. Días y semanas de tormentas interiores y exteriores, días... 

Actúo –la canción- como una sedante pócima quimérica. Como el brebaje necesario que cura las heridas más inexpugnables, esas heridas del alma que tardan en cicatrizar e, inevitablemente dejan huellas. El día que dejas atrás esas huellas, vez de nuevo la claridad de la luz de forma radiante .

Tres cantaoras folk que salvaría de la quema general.






Esta versión de Alanis, raya la perfección:

THANK U interpretada en Paris en 1998:



 Tampoco podemos negar, que Alanis, con esos modelitos y esos ropajes a medio camino entre el budismo tibetano y los indios cheyenes de Maine con los que sale al escenario a romper la pana y darlo todo, contribuyó, sin saberlo ni quererlo (quiero creer), a la estética perroaflautada y casual que hoy en día triunfa entre la turbamulta de débiles mentales que coronan el paisanaje patrio. No obstante, se lo perdonamos todo. Yo, al menos, le perdono todo lo que haya que perdonarle a una diosa capaz de hacerme sentir vivo. 
Soy así de generoso... (¿tendrá que ver que mi padre nació en Alanis de la Sierra, provincia de Sevilla?)

::---



Sera Cahoone es al folk americano lo que Enrique el Cojo al embrujo andaluz.




Ningún estudiante ha dado las gracias

-Sostres-


Padres, madres y estudiantes en una misma huelga lo dice todo sobre dónde y cómo estamos. Hemos caído muy bajo. Los padres no están para ir a huelgas con sus hijos, los padres no están para enseñarles a sus hijos a armar follón contra el Gobierno. Si les educamos en esta ética, y sobre todo en esta estética, de ninguna manera van a convertirse ciudadanos aprovechables. Hemos perdido el rigor, la tensión, la calidad; hemos perdido el principio jerárquico y de autoridad que vigoriza la sociedades y les da sentido, cuerpo y alma, y vitalidad.
"Menos reprimir y más educar" decían muchas de las pancartas entre la muchedumbre. Educar es reprimir, educar es decir que no, prohibir, marcar límites, insistir en la disciplina. Sin represión no hay educación, los chavales están ansiosos de límites, aunque sólo sea para saltárselos. Educar es reprimir aunque vivamos en una época tan balndengue e insustancial en que todo pensamos que se nos debe y nada sentimos que tengamos que aportar.
Continuamos tomando la calle con total irresponsabilidad. Continuamos azuzando a la masa y un día ser romperán todos los cristales y no lo podremos parar. La democracia y la libertad nada tienen que ver con el tumulto y con la calle. Estamos educando a nuestros hijos en la exigencia de todo y en ninguna contención, en la reclamación sistemática y en ninguna generosidad.
No he escuchado de ningún padre ni madre ni estudiante un discurso de comprensión ante la situación en la que estamos. No he escuchado a ningún estudiante diciendo que va a tratar de atender más en clase, de ser más aplicado, de hacer con más atención los deberes para aprovechar la educación gratuita que todavía se le está dando y que es un privilegio de los países que todavía pueden pagarla.
No he escuchado a ninguna madre que lleve a su hijo a un colegio público dar las gracias a todos los que todavía pagan tantísimos impuestos, incluso en estos tiempos de dificultad, para hacer posible la enseñanza gratuita; a ninguna madre ni a ningún padre dirigiéndose en público a sus hijos y a los hijos de los españoles en general advirtiéndoles de que tienen que estar a la altura del enorme esfuerzo que tantos otros ciudadanos, a los que ni siquiera conocen, hacen por ellos.
Tal vez de este modo tendríamos una educación mejor y a unos chicos mejores. Más conscientes de las cosas, más agradecidos, más virtuosos, más nobles. Tal vez si la autoexigencia sustituyera la autocomplacencia el nivel del debate público ganaría muchos enteros y afrontaríamos con más garantías y entereza los tiempos acibarados que vienen.
Pero sólo hay queja, sólo hay bronca, sólo este desértico qué hay de lo mío es lo que impera. Y luego el escándalo moral que representa que estos chicos a los que todo se les ha pagado, a los que todo se les ha regalado, a los que todo les ha sido concedido, tengan el poco sentido de la generosidad y de la decencia de salir a la calle como si encima les debiéramos algo, en lugar de aprovechar mejor los increíbles recursos que como sociedad ponemos a su disposición a cambio de una displicencia del todo impresentable y de unos resultados académicos que, por cierto, dejan mucho que desear.
Un día harán huelga los que pagan, y a ver entonces qué hace la racaille.





jueves, 18 de octubre de 2012

Hoja 9

de las Crónicas gongelandesas (Click)

CINDY -Ola Podrida-

Puig: "En caso de conflicto los Mossos estarán al servicio de la Generalidad"...,

 ..., le dijo el ratóncito Puig al león.
Estos pollos descabezados han perdido el oremus, de eso no hay dudas. Mejor así, que sepamos por dónde respira la herida. Que enseñen desvergonzadamente el colmillito, así será menos dificultoso -llegará, todo llegará- extraerle al enfermo la caries sobrante.

"¡Vamos a quemar a los curas!"


Quienes se expresan de esta manera tan humanitaria y sensible, tan educada y sensata sólo son un hatajo de niñatos malcriados  -ellos se auto dominan "estudiantes" en lucha (qué sabrán estos pimpollos lo que es luchar, si todavía no saben lo que cuesta ganar un trozo de pan)- a los que sus padres, desechos de tientas de una sociedad fallida, al igual que sus cachorros, verán con los años pasar, si no lo evitan, como su prole forma inevitablemente parte de la morralla inservible que inunda este país. Señores socialistas y demás ingenieros sociales de España, con perdón, ya han conseguido ustedes materializar lo que con tanto ahínco y esfuerzo habían sembrado en estos últimos años: Una generación de alimañas inservible para nada que no sea hacer daño, destruir lo edificado con tanto esfuerzo y crear odio.

martes, 16 de octubre de 2012

Scarlett Johansson y Eva Longoria apoyan el aborto


Nota: (No me hago responsable del desbarajuste gráfico, la culpa es de Blogger) 


Las actrices han grabado un anuncio contra Romney y sus políticas "sobre las mujeres".  Valiente par de pavas apoyan a bObama, yo que él, me preocuparía. La Scarlett Johansson  es un chocho loco obsesionado últimamente en que todos le veamos, durante todo el tiempo, el culo por el Facebook. De Eva Longoria..., qué se pude esperar de una estrella multimillonaria del cine cutre y las series de TV más cutre aún, que acaba enrrollá con un cani con pintas de polingonero macarra como el hermano de Pe.  

Sabemos, por experiencia propia, en nuestro país, que ser actor o actriz en el 90% de los casos, es sinónimo de cretinismo, de un peculiar analfabetismo político, y del otro, acompañado de un cierto toque perroafautado y anti sistema y, de ser unos estómagos agradecidos con los gobiernos, principalmente, de la Izquierda "Puerto hurraco" que subvenciona la basura que producen. Pero por lo que se puede ver con las declaraciones de estas dos nenazas, ya no están solos. Ciertamente, cada vez nos llegan más casos de artistas de la farándula en los EEUU que apuestan por pegarse un tiro en el pie, pues no otra cosa es apoyar la instauración en los Estados Unidos de un sistema socialdemócrata.  Los valores americanos jamás entraron en Hollywood, salvo quizás con Clinnt Eastwoot, Gary Cooper  y pocos más. Ya lo dijo Ayn Rand que fue actriz y guionista de cine en la época en que actuaba Charles Chaplin: Hollywood se ha rendido al socialismo. Salió de allí apestada de ver la basura en que se había convertido la gran pantalla con esos "actores y directores socialistas", era la época de la década roja del paro y la miseria provocados por Roosevelt y su New Deal Socialista.

Para acabar con esta noticia añadiré que en un comunicado, el director del anuncio dijo que tanto Romney como Paul Ryan, el candidato republicano a la vicepresidencia, "destriparán los derechos de las mujeres" si son elegidos en las presidenciales del 6 de noviembre. "destriparán los derechos de las mujeres", dice este pollo.



No creo que el verbo "destripar", sea el más adecuado ni el más conveniente para hablar de los derechos de la mujer, y más cuando sabemos que aquí a los únicos que destripan son a las criaturas que están por nacer.