jueves, 31 de marzo de 2011

"... y en tal carácter serán pasados por las armas"

Vía Elentir




BANDO
El Comité Revolucionario de esta Ciudad
ORDENA
a todos los vecinos que depositen en la plaza pública mas inmediata a su domicilio y en sitio que no interrumpan el tráfico, todos cuantos objetos, imágenes, estampas, etc. de carácter religioso tengan en su poder, con excepción de los que por ser de metales preciosos o corrientes o de alguna otra materia aprovechable puedan tener valor material, de los cuales se desprenderán igualmente entregándolos en el Departamento de Orden Público de este Comité.

Se concede para estas operaciones el plazo de CINCO DIAS, pasados los cuales se realizará investigación en todos los domicilios y en el que se encontrasen objetos de los indicados serán declarados facciosos sus moradores y en tal carácter serán pasados por las armas.

Játiva 24 de octubre de 1936.

____________




Los convocantes de la «procesión atea»: La quema de iglesias en el 36 es «referencia imprescindible»
Uno de sus representantes dijo en un programa radial que «estamos exclusivamente para castigar a la conciencia católica».


LA ELUSIVA EXTORSIÓN


Del blog del amigo Navarth



El Mundo ha publicado las actas en las que ETA recogía las negociaciones mantenidas en 2006 con el Gobierno. En lo referente a la extorsión a empresarios, el diario dice lo siguiente: “Sobre la extorsión de ETA, el emisario afirma, en relación a Alfredo Pérez Rubalcaba que "el ministro tiene un montón de cartas que no ha hecho públicas. Sabiendo que se pide dinero, decimos que no consta que se pide". Es bueno recordar la secuencia de acontecimientos: ______ 09/02/2006. Fernández de la Vega: desmiente “categóricamente” que el Gobierno esté negociando con ETA, habla del “ansia de paz” que existe en la sociedad, afirma que la destitución de Fungairiño no responde a cambio alguno en política antiterrorista, y defiende autonomía de la Fiscalía en su decisión. ______ 22/03/2006. ETA anuncia una tregua permanente. ______ 07/04/2006. La Confederación de Empresarios Navarros denuncia que continúan recibiéndose cartas de extorsión por parte de ETA. ______ 14/04/2006. El País: Interior sólo tiene constancia de la llegada de cartas "amistosas", en las que ETA "invita" al sostenimiento económico de la banda. Las misivas, de cuatro párrafos, arrancan con la frase "agur terdi", algo así como "saludos cordiales". ______ 18/04/2006. Rodríguez Zapatero: el alto el fuego "es real" y "cubre todos los aspectos" propios de un alto el fuego. Las cartas de extorsión conocidas hace unos días son anteriores a esa fecha. ______ 18/04/2006. Pepe Blanco: las cartas de extorsión son «un elemento de poca preocupación» para el proceso de paz, las Fuerzas de Seguridad están tratando de verificar si se enviaron antes o después del alto el fuego, pero «por la información de que disponemos, no es un tema relevante». ______ 14/05/2006. ETA: "la lucha de liberación de Euskal Herria siempre ha originado diferentes tipos de necesidades, y entre estas hay necesidades económicas". ______ 22/05/2006. Rubalcaba: el alto el fuego de ETA "es completo y real", y “ya no son necesarios más informes”. ______ 15/06/2006. Mayor Oreja: el PP "debe tener una distancia democrática, pero infinita" respecto a la "mesa de tramposos" en la que "están sentados" ETA por un lado y el Gobierno por otro, "tratando de engañarse unos a otros". ______ 26 de junio de 2006. Fernández de la Vega: declara que «ni ha habido ni hay compromisos» con la organización terrorista, añade que el «único compromiso es con la paz», y asegura que tiene detrás a la mayoría de los ciudadanos. ______ 30/06/2006. Rodríguez Zapatero: “Todo lo que afecta al alto el fuego y sus consecuencias está siendo permanentemente analizado y verificado por el Ministerio del Interior que, como saben, con una periodificación (sic) de en torno a quince días me remiten. Cuando llegue ese informe pues lógicamente en él se contendrá todo lo que puede afectar a incidentes o hechos en relación con el alto el fuego. En este momento no le puedo asegurar ni desmentir porque estoy a expensas de conocer el nuevo informe que seguramente se producirá en los próximos días". ______ Septiembre 2006: comienzan los preparativos de ETA para el atentado en la T-4

miércoles, 30 de marzo de 2011

«España ha enviado con carácter de urgencia a Japón un “dream team” de jubilados para que se pongan en la valla de la central nuclear de Fukushima y o

......... (Vía agropecuaria)



La muerte de ahora


Por Horacio Vázquez-Rial

Aludo en el título a una frase de Juan Carlos Onetti: "Dice mi mujer de ahora...". Y es que la muerte va cambiando, como las relaciones en la vida de una persona. Cierto que siempre hubo muertes distintas, que no es lo mismo una muerte cristiana que otra, digamos, socialista; que tampoco es lo mismo yacer en tierra consagrada que ser ceniza y nada.

Esta semana ha sido abundante en estupidez y en tristeza, cosas que van juntas. Primero, los que se disgustaron con Gabriel Albiac por la cuestión del suicidio. Decía el filósofo simplemente que él, de estar en el lugar del presidente de este país, al ver el desolado paisaje posterior a su batalla, se suicidaría. Le reclamaba un gesto de honor, una muerte digna después de una vida indigna, pero el presidente llama muerte digna a la de los pacientes del doctor Montes. Resulta que los que tanto se molestan con el suicidio de honra son partidarios del asesinato y del suicidio asistido, qué curioso. No saben qué es el honor, lo tienen por vicio medieval.

Después, mi amigo del alma, el gran Jaime Naifleisch, de quien tanto he aprendido, llegó al borde del óbito, el tránsito, la despedida final. Y aún está ahí, en ese punto indefinido, en un hospital de Barcelona en el que no matan a la gente, sino que tratan de curarla. Al ver lo que se venía, dio instrucciones precisas: quiere ser enterrado como judío, que alguien diga kadish por él, que no lo quemen ni lo arrojen a la nada. Ha hecho una vida de hombre y quiere una muerte y una posteridad de hombre.

Todo esto me ha llevado a una desazonante reflexión sobre la muerte, aquí, en Madrid, "una ciudad de más de un millón de cadáveres", según el insigne Dámaso Alonso, aquel héroe de la convivencia española al que casi todos parecen haber olvidado: leed Hijos de la ira, por favor, que uno es mejor después de esa experiencia.

No soy asiduo de entierros ni voy a menudo a los cementerios. Dejé de hacerlo cuando empecé a ver flores de plástico en las tumbas. Y me convencí de que hacía bien hace unos años, cuando visité el Maggiore de Milán para ver dónde había estado enterrada la momia de Eva Perón –deberes de historiador– y descubrí que había innovaciones tecnológicas repudiables, retratos en colores del finado sobre la lápida, de los que no sé por qué rara perversión de la geometría te siguen con la mirada; o grabaciones para escucharlo, hechas en esta vida, claro. Estaba aquello muy lejos de los días en que acompañaba a mi abuela, casi en mi adolescencia, a visitar a mi abuelo en la Chacarita, inacabable necrópolis de Buenos Aires: era una visita solemne, se llevaban flores frescas, nadie hablaba desde las sepulturas y los retratos eran en blanco y negro, y muy discretos.

Entonces sí acudía yo a los cementerios cuando visitaba una ciudad nueva. A mis veinte años, descubrí con emoción el Père Lachaise de París. Y, cuando estaba en Buenos Aires, amaba pasear por la Recoleta, donde está enterrada casi toda la historia argentina, salvo algún héroe que yace en alguna iglesia, y Borges, que eligió ser una nostalgia en vez de estar allí.

Al cambiar la vida, cambió la muerte. Nunca, en toda la historia, el precio de los hombres ha sido tan bajo como hoy. Y no hablo de los chinos semiesclavos que seguramente han tejido o cosido el jersey que llevo puesto; ni de los semiesclavos de los que habla Saviano en Gomorra, que han sido resucitados en el sur de Italia, ni de los que mueren en las ininteligibles guerras de África: el rey Leopoldo de Bélgica, entre 1885 y 1906, redujo la población del Congo de veinte millones a diez, de modo que lo de ahora es casi una minucia. Tampoco me refiero a los árabes de Libia que mueren como moscas o a los árabes de Túnez que se meten en una barcaza y se lanzan a buscar Europa porque imaginan que aquí, aunque sea en la peor de las marginalidades, hay algún atisbo de esperanza de vida.

No, no me refiero a ésos, que ya no les importaban a los reyes sumerios, sino al hombre corriente de hoy, el empleado, el repartidor de la Coca Cola, el inmigrante que pierde un brazo en la amasadora de pan y sale un día en la prensa y después se vuelve a su país, manco. No le importa a nadie. A veces hasta sospecho que ni siquiera importa a los suyos.

La Casta tiene una idea de la muerte que corresponde al nivel de desprecio por su propia especie con que plasma en leyes sus manías, sus fobias, su inanidad. Me protegen del cáncer prohibiéndome fumar, porque así, fumando, soy un coste para el seguro, aunque siguen vendiéndome cigarrillos; pero si el cáncer llega, es posible que en el hospital público alguien decida que no valgo la pena y que, para ahorrarme dolor, me induzca una sedación terminal, porque la ley lo autoriza. El Estado y quienes lo ocupan me ignoran y me convierten en nada. Por eso tienen éxito los populismos, su reconocimiento del uomo qualunque mussoliniano, reconocimiento irremediablemente falso, aunque emocionante para el destinatario.

La gente desaparece (14.000 personas en España) y las búsquedas se postergan porque ni hay personal policial. La gente muere y entra en el olvido, cremada, enterrada por un tiempo –hasta a Galdós le cuestionaron la tumba al cumplirse los 99 años de la perpetuidad–, pasada luego al osario. La gente vive y no deja marca alguna.

Todo esto que somos, lo que hace de Occidente una civilización, se sustentó durante siglos y siglos en el culto a los muertos, en la memoria de los antepasados. En la mayoría de los casos, ya no hay tal. Los recuerdos familiares no suelen pasar ya de una generación. Conservo una fotografía tomada en Traba de Lage, Coruña, en 1885. En ella aparecen, muy ancianos ya, el padre de mi tatarabuelo y su esposa, personas muy cansadas del trabajo de la tierra. José Lema y María Pérez. Nadie. Pero mi vida ya estaba ahí. Y lo que quede de sus cuerpos está enterrado en Betanzos, y sé dónde, como sé lo que sucedió en las cinco generaciones siguientes. Eso me construye. Y asombra a la mayoría. No hace falta ser miembro de la nobleza para tener pasado. No lo tenemos porque seamos historia general, sino porque somos historia personal en una comunidad de seres civilizados, con conciencia de progreso.

Perdonen ustedes la tristeza.

Acta final

ES 21 de mayo de 2007. Cinco meses después del atentado en la T4. La delegación de ETA, reunida con la del Gobierno español «en una ciudad europea», plantea su «última propuesta» de abrir «la tercera fase» —la pactada como conclusiva— en la negociación que se abriera el 2005. Fracasa. Extractos de las «actas» de aquello, a lo cual sus protagonistas se referirán elípticamente como «el proceso», serán publicados por Gara un mes más tarde, entre el 21 y el 24 de junio de 2007. De allí las tomé yo, al escribir en 2008 mi libro Contra los políticos. Pero cualquiera pudo consultarlas en estos años sin más que visitar la hemeroteca. Recuerdo cuatro pasajes:

—«El 21 de mayo se celebró la reunión definitiva… Ese día sólo se reunieron las delegaciones de PSOE y Batasuna. La primera rechazó el acuerdo político que se le proponía. Dos días antes, ETA se había comprometido, ante los mediadores internacionales, a desactivar la lucha armada y desmantelar sus estructuras militares, si se lograba un compromiso global y el proceso llegaba hasta el final».

El «compromiso global» se asienta sobre dos cesiones que ETA explicita en su documento:

—«La unidad territorial de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa con un único marco jurídico-político que debe ser refrendado por el pueblo, y el derecho de la ciudadanía vasca a decidir su futuro».

Fija también ETA un procedimiento de reforma constitucional, consensuado con el Gobierno, para conducir sin traumas ese trayecto:

—«Propone que todo se haga partiendo de la legalidad vigente, pero que ésta sea modificada en lo que sea preciso, de modo que no siga suponiendo un límite para la voluntad de la ciudadanía vasca, sino la garantía de su ejercicio».

La propuesta de culminar el camino de dos años era ya irrealizable: los dos cadáveres de Barajas pesaban demasiado. Llegarían tiempos mejores algún día. Es lo que, en su despedida ante los observadores internacionales, formula la delegación de ETA:

—«La organización armada vasca, en concreto, se despidió con el mensaje de que la solución al conflicto vendrá del acuerdo político que no fue posible cerrar el 21 de mayo».

Eso sabemos desde la primavera de 2007. Casi todo. Cuadra con los pasajes nuevos que ahora se hacen públicos de esas mismas «actas». El Gobierno de Zapatero siguió manteniendo conversaciones con ETA tras la T4. El hombre clave de ese juego, a caballo entre legalidad y delito, fue un ministro con larga experiencia en esa variedad de la «razón de Estado» que imperó en los años GAL de Felipe González: Alfredo Pérez Rubalcaba. Dar por toda respuesta que «ETA no es creíble» es tomarnos por idiotas: las actas de ETA no están dirigidas a nadie al cual engañar; son una constancia interna, y engañarse deliberadamente a sí mismo es un oxímoron.

Pero no podemos tampoco sorprendernos ahora. O hacer como que nos sorprendemos. Podemos y debemos confesar que, durante cinco años, nadie se ha atrevido a formular lo que los hechos imponen: que, una vez más, un poder socialista se puso fuera de la ley y actuó sin atenerse a norma. Avisar a los del «Faisán» del riesgo que corrían, les debió parecer una minucia después de todo lo hecho… También Al Capone tenía por minucia no pagar a Hacienda.


Gabriel Albiac

martes, 29 de marzo de 2011

Obama desde el Air Force One - I parte-

Obama desde el Air Force One

El presidente Barack Obama habla con el primer ministro británico, David Cameron, acerca de la situación actual de Libia durante una llamada desde el Air Force One.

Obama: !David!... David soy Barack

Cameron: Dime presidente, dime ...

O: ¿Tú crees que José Luís es de fiar después de cómo saco el hijo puta sus tropas de Iraq?

C: Hombre presidente, Querido Emilio se fía de él...

O: ¿Y quién coño es Querido Emilio?


(Seguirá...)


Degradación pública de una cantaora

Rihanna: "Me encanta que me azoten y que me aten"

Y el novio se tomó las palabras al pie de la letra, y le calentó.
Ahora dicen los fanes y la prensa especializada en basura intercontinental
que se van a rejuntar.
Y pensar que los más jóvenes tienen a esta chusma como sus ídolos ...
Aunque peor es colocar a RuGalcaba en un pedestal, como hacen los pogres,
¡adonde va a parar!.



Fin de la historia.




Elvis Costello- Still


La forma que tiene el británico de acabar el fraseo con su particularísimo vibrato, hace de esta canción, sólo por este detalle, una pequeña obra maestra. Una verdadera joya, y como todo lo que toca Costello, un verdadero regalo de los dioses. Le acompaña en las cuerdas el magistral Cuarteto Kronos.
Me maravilla la sencilla orquestación que se deja notar de forma tan sugerente. Su dulcísima tesitura, la coloratura de la armonía, el sencillo respirar de cada nota. Es una canción completa, niquelada y acabada.

La guardo en la maleta que siempre embalo para acercarla a la isla. Este tema pertenece al magistral Ep que compuso tocado plenamente por la gracia en el 2003 llamado North.
Un trabajo elegante y delicado como el tímido salto de una dama española al evitar un charco.
Lleno de guiños a su padre, músico de Jazz.
Disfrutenla, se sentirán mejor persona tras su audición.

Cristo del Amor

«Hemos intentado minimizar ciertos hechos por y para el proceso; lo que perjudica al Gobierno os perjudica también a vosotros y al contrario»

«Hemos intentado minimizar ciertos hechos por y para el proceso; lo que perjudica al Gobierno os perjudica también a vosotros y al contrario». Lo que es malo para ETA es malo para Rodríguez Zapatero, le intentan convencer al etarra. Que no se fía mucho. No se le puede reprochar. ¡Menuda tropa! Si engañan así a sus electores y a la población. Si tratan a sus propias leyes y a la opinión pública como obstáculos para su negociado.

(Sigue)

lunes, 28 de marzo de 2011

Iglesia Colegial del Santísimo Salvador (Sevilla)

Reportaje que realicé hace un par de años, al poco tiempo de abrirse de nuevo a los fieles, tras su larga restauración, al segundo templo más importante de la cristiandad en mi ciudad, tras la Catedral.
Dedico esta entrada a mis buenos amigos Posodo y Caraguevo, a los que tuve el placer de acompañar en su última (habrá más) visita a Sevilla.




















Frase criminal del día

"O sea, que a unas actas de eta hay que darles verosimilitud...."
-Francisco Javier López Álvarez- (Presidente de la comunidad autónoma vasca)

Ciertamente, les doy la misma credibilidad a los etarras que la que ellos le daban cuando interesaba vender el Proceso de Pazzzzz.

Tú mismo Pachi.



Las frases de la vergüenza (caso Faisán)

Junio de 2006. En la reunión entre Gobierno y ETA, el Ejecutivo reconoció que el chivatazo fue una decisión política. Estas son las frases de la vergüenza:


  • Al enterarse de la detención de Elosua: "No sé que deciros, cuando lo escuché me irrité y entiendo que vosotros lo estéis" "Es un accidente grave"

  • "Lo han intentado todo pero no han podido pararlo"

  • "Se les ha comunicado a la Policía Nacional, a la Guardia Civil, a la Ertzaintza y a la policía francesa que no hagan detenciones y ha sido muy difícil pues esas órdenes no se dan por escrito"."Los jueces se han convertido en un instrumento del Partido Popular y hacen cosas que en otra situación no harían".

  • "No contábamos con el nivel de ataque del PP, de la mayoría de la prensa y de la AVT".

  • "Os quedará la duda pero el Gobierno ha hecho lo imposible en el campo de la judicatura. Como ejemplo, el caso de Batasuna. Pero el PP ha encontrado su agarradero entre los jueces y sus víctimas".

  • Sobre la extorsión de ETA. "El ministro (Rubalcaba) tiene un montón de cartas que no ha hecho públicas. Sabiendo que se pide dinero decimos que no consta".

  • Sigue con la extorsión: "Si el problema es el dinero siempre se podrá arreglar por medio de una organización internacional".

  • "El Gobierno ha hecho cambios con intención de blindar el proceso".

  • "Cambios en el Gobierno: Rubalcaba se incorporó a Interior para continuar con una vía que conocía desde su cargo en el Congreso. Y cambio del fiscal jefe de la Audiencia".

  • "La Fiscalía ha tenido una actuación positiva salvo en una ocasión".

  • "No es voluntad del Gobierno realizar arrestos, es decir, tirar piedras sobre su tejado".

  • "Hemos intentado minimizar ciertos hechos por y para el proceso: lo que perjudica al Gobierno os perjudica también a vosotros y al contrario".

Rojo Rojo - Cecilio

No se pierdan la actuación de este gigante del pop (o lo que sea esto, que diría mi amigo Locuaz).
Un genio, un fenómeno de la naturaleza.


♪♪ ♫ ♫ ♪♪ ♪♪ ♪♪ ♫ ♫ ♪♪ ♪♪
Odio, odio a los comunistas porque siempre usan barbas...
♪♪ ♫ ♫ ♪♪ ♪♪ ♪♪ ♫ ♫ ♪♪ ♪♪

domingo, 27 de marzo de 2011

Los anticlericales convocan el Jueves Santo una "procesión atea" en el centro de Madrid

Nuevo acto de provocación a los católicos. La "procesión" pretende ir al lado de los pasos católicos.


Su memoria está por doquier.

En las paredes de las iglesias y de las escuelas,

en las cimas de los campanarios y de los montes,

en las ermitas de los caminos,

a la cabecera de las camas y sobre las tumbas,

millones de cruces recuerdan la muerte del Crucificado.

César ha dado, en sus tiempos, más ruido que Jesús,

y Platón enseñaba más ciencias que Cristo.

Todavía se habla del primero y del segundo;

pero ¿quién se acalora por César o contra César?

Y ¿dónde están hoy los platonistas o los antiplatonistas?

Cristo, por el contrario, está siempre vivo entre nosotros.

Hay todavía quien le ama y quien le odia.

Hay una pasión por la Pasión de Cristo y otra por su destrucción.

Y el encarnizamiento de tantos contra Él dice que no está todavía muerto.

Los mismos que se esfuerzan en negar su existencia y su doctrina

se pasan la vida recordando su nombre.



Giovanni Papini

* * *





sábado, 26 de marzo de 2011

Una sociedad enferma, en las últimas


Ayer, en Sevilla, un joven fue brutalmente asesinado en la fiesta de la primavera que los universitarios celebran todos los años en el Charco de la Pava. Una fiesta, otra mas, teñida de sangre que acaba mortalmente. Debemos remontarnos a la época de los vikingos, los vándalos o incluso la de los últimos estertores del finiquitado imperio romano con aquellas interminables bacanales de vino y hiel, para encontranos de nuevo con un pueblo pagano tan dado a celebrar sus ritos pastorales entre comas etílicos, navajazos, muerte y destrucción.

Cuentan que cuando se presentaron los servicios médicos para intentar salvar la vida del joven, el panorama con el que se encontraron era absolutamente desolador; chicas embrutecidas (ya lo habéis conseguido, feminazis, ahí tenéis en todo su esplendor vuestra sacrosanta igualdad ) y muchachos ebrios de odio y locura lanzando botellas, piedras y todo lo que se encontraban alrededor para que el personal sanitario no pudieran llevar a buen término su cometido. Realmente dantesco. Los médicos tuvieron que ser escoltados por la mansurrona policía de la ciudad mientras luchaban denodadamente para que Francisco José Guerrero no perdiera el pulso que aún le seguía uniendo a la vida.

Intento reflexionar, en balde, cómo este pobre país ha llegado al extremo de convertir a una parte de su juventud en unos auténticos hijos de puta sin sentimientos, carentes de humanidad y comportándose en sus rituales como manadas de hienas hambrientas de sangre, y, me resulta desolador las conclusiones a las que llego.

Volvamos a los hechos: ¿han leído bien la noticia?, la policía cortó el tráfico para facilitar el acceso a la bacanal universitaria (qué degeneración la de la universidad española), y en Tussam, la empresa municipal deficitaria de transportes, aumentaron el servicio para facilitar que los jóvenes acudieran a la macrobotellona. ¿Y ahora, díganme, no habíamos quedado que las botellonas públicas estaban prohibidas por la ley?.
Aparte del asesino, hay más responsables en esta terrible muerte. Por ejemplo, el ayuntamiento hispalense al permitir y colaborar con la organización del evento etílico.

Espero que estos datos publicados en la prensa, acaben en manos del abogado de la familia de la víctima. *



* Un pequeño inciso: aclaremos, por si algún progre lee este artículo, que la víctima es el joven al que han asesinado.

** La foto está tomada de un control de la policía a punta de pistola. En el lugar de los hechos.

_______________________________________________________________

Buxtehude - Cantata 'Herren vår Gud'; Buxwv 40



Perros esquimales y alaskeños en el tajo











viernes, 25 de marzo de 2011

Günter Wand

Breve en su lección, ligero con la batuta, como transfigurado, lívido. Parando y mandando el tiempo como si el reloj de la Maestranza sevillana se reencarnace en Él. Lidia su bestia con la meticulosidad de un orfebre judío. Buscando una salida digna a unos interminables compases surgidos del mismísimo averno, Günter Wand, dirige la Sinfonieorchester Hamburg y pareciese que habita el olimpo de los dioses cuando abraza el podio, su patíbulo.

La primera de Brahms es cómo una gran catarsis musical que hace temblar el misterio:
Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos
Creo -si no fue unos conciertos para violín de Vivaldi-, que la 1º sinfonía de Brahm fue el primer disco de música seria que entró en casa . Si descontamos uno de Pablo Abraira que tenía mi hermana. Éste hombre, Abraira, era un señor grave y enamoradizo como un jilguero que de chico me recordaba siempre a Superman.
Sería por el bigote.

Entra en un Starbucks y pide un carajillo

LUEGO PREGUNTÓ SI TENÍAN FICHAS DE DOMINÓ

Desde que no se permite fumar en los locales cerrados, Emilio Blascón, madrileño de 75 años, ha dejado de frecuentar el bar Schopenhauer’s en busca de otros establecimientos “que no me recuerden tanto a los tiempos felices en los que me fumaba todo lo que se movía”. Esta mañana, se ha atrevido a entrar en el Starbucks de Plaza de España, un local totalmente ajeno a sus costumbres “hasta el punto de que yo creía que era una discoteca”. Cuando ha pedido un carajillo de Anís del Mono y unos chocos y le han dicho que no tenían, ha montado en cólera y ha pedido el libro de reclamaciones.

(Sigue)



jueves, 24 de marzo de 2011

"Hasta que no le pase a la hija de un político, al pueblo que le den"

La absolución de 'El Cuco' ha desatado la ira del padre de Marta que afirma que no se cambiará nada hasta que no le pase a la hija de un político.

Es intolerable el calvario por el que está pasando esta familia, intolerable y muy injusto. No puedo estar más de acuerdo con las palabras que vierte a modo de súplica y grito de angustia este buen hombre; sólo es cuestión de ponerse un minuto en su piel, e intentar sentir lo que lleva padeciendo para entender en su justa medida lo que nos dice. Es justo lo que diga, y que siga luchando por su hija. Cualquier persona de bien, repito, de bien, entiende las severas y gravísimas palabras del padre. Palabras duras, surgidas de la amargura, del dolor inhumano, de la desidia y la desesperanza de saberse en manos de un sistema judicial corrupto y absolutamente viciado, desde que los progres y esa chusma putrefacta que le declararon la guerra a la Verdad y la moral natural empezaron hace ya tres décadas a hacer de las suyas, a cargarse a Montesquieu y a llevar a la práctica toda esa basura roussiana del "buen salvaje".

Han cambiado el candelero de lugar, y lo que antes eran estancias bien iluminadas, ahora se vuelven espacios lúgubres, cerrados, sin luz. Los delincuentes, asesinos y violadores, no son culpables de nada, dicen estos hijos de un dios menor, la culpa es siempre de la sociedad, por lo tanto, si terminan por ingresar en el centro penitenciario (aquí la única penitencia la purgamos los de siempre) no es para pagar por sus culpas y se arrepientan; si no para que se reintegren en última instancia en la sociedad, esa que acaban de violentar, dispuesta con el culo al aire para que la sigan puteando.

Siempre me ha llamado poderosamente la atención que sea la administración de Justicia la que dispone del peor servicio informático de todas las instituciones del Estado. Mientras que Hacienda, con una facilidad pasmosa, puede enterarse de tus movimientos financieros de los últimos veinte años, la administración de Justicia se las ve y se las desea para llevar a buen puerto una simple querella. No creo que sea casualidad este desbarajuste, esta insólita desorganización. Mientras la mortífera y desvergonzada (¿vieron ustedes ayer al sardónico Rubalcaba reirse en el Congreso ante la pregunta de un diputado?) casta política vive cada vez mejor y más alejada de la cruda realidad económica, la santa “ciudadanía”, ese ente aborregado cebado en las estúpidas soflamas igualitarias, se muere de asco y hambre.

El desecho de tientas que tutela el ministerio de Justicia, un tal Caamaño, una mala bestia a la que le hace honor esa cara de cochino jabalí que gasta, colocó el puntal de la infamia a ras del suelo en sus primeros días en el gobierno:

El ministro de Justicia defiende "el derecho a mentir" de los imputados por la muerte de Marta del Castillo


Un imputado nunca tiene derecho a mentir, tiene derecho a no delcarar en su contra y a guardar silencio. Pero no puede mentir a un juez porque comete perjurio. Así de sencillo. ¿Qué diría el ministro si mañana violasen y matasen a una hija suya?. Bien, dijo esto: "Y yo defiendo ese derecho (el de los delicuentes, asesinos y violadores) porque hoy pasa en este caso, pero mañana me puede pasar a mí y tengo derecho a no colaborar".
El tiparraco, como se puede ver, se puso en la piel de los asesinos. Muy propio de este gobierno. Muy propio de la miseria relativista que nos gobierna...., hasta que el relativismo les golpee a ellos. O hasta que un padre se lleve por delante al asesino, al juez que lo puso en la calle y a los políticos que legislaron las mierdas de leyes que permiten soltar a los asesinos de la niña Marta del Castillo.

Maldita sean vuestras estampas, que se dice por aquí.


****

Tal vez, quién sabe, me encuentre un día por las calles de Sevilla con Antonio del Castillo, el padre de Marta, y me gustaría poder mirarle a los ojos para decirle que sentí mucho la terrible pérdida de su hija y también, el dolor añadido que le infringió toda esta asquerosa ralea de políticos, jueces y gobernantes que no movieron un dedo por paliar tanto dolor.