martes, 4 de octubre de 2011

Cayetana se nos casa, el amor no tiene edad.

Extraño gesto de la Duquesa a la prensa.

Mañana contrae matrimonio en Sevilla, mi tierra, en pleno apogeo de su amor, Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, comúnmente conocida como Cayetana de Alba, aunque su nombre real es María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay. 


Los amigos más cercanos e íntimos de la familia le seguimos y le seguiremos llamando Caye, sus hijos Ma, y los nietos Abu, de abuela. Se casa con Don Alfonso, un caballero español, que no lo he dicho. Yo no podré bajar al convite -aunque esté invitado- por motivos personales, que es con lo que nos solemos excusar los fenómenos cuando no nos apetece ir a un sitio.


De Don Alfonso, futuro Duque consorte, las malas lenguas y los envidiosos no dejan de clamar por la ciudad de la guasa y la gracia que ha pegado el braguetazo de su vida, que el "hijoputa" se va a forrar con el casamiento, y no es así, no es así. Quienes conocemos a la pareja en la intimidad sabemos que llegan al altar profundisimamente enamorados, entregados absolutamente el uno al otro a ese amor que se profesan desde que una fría y lluviosa mañana de enero se conocieran en la cafetería (2º planta a mano derecha) de el Corte Inglés de la plaza del Duque de la capital hispalense. 


Alfonso 'salió del armario' metafórico en el que vivía desde que en 2008 se descubriera que salía con Doña Cayetana Fitz James-Stuart. "Es increíble, es humana (para que luego digan las malas lenguas que Cayetana en realidad está abducida por unos alienígenas), sensible, tiene una gran energía. Me emociona cuando me dice que me quiere. Y a mí me gusta que me quieran", confesó Don Alfonso en una de las primeras entrevistas que concedió al The New York Time. 
¿No es bello?


¿Qué hay de malo en quererse?, ¿qué hay de malo en recuperar el amor que se ha perdido con el paso de los años?, ¿qué intentan y pretenden algunas personas que levantan falsas injurias -mala, muy mala persona hay que ser para salpicar con estas graves ofensas- cuando mantienen interesadamente que este amor, este verdadero amor surgido de la inocencia de dos personas que se aman, está tocado por una dudosa sombra negra y por bastardos intereses económicos?. 


Que a nadie le quepa la menor duda que si Doña Cayetana, en vez de ser 14 veces Grande de España y poseer una fortuna incalculable, fuera una vieja pobrecita con una miserable pensión con la que no le llega ni para pagar la luz, Alfonso la querría igual. Seguiría igual de enamorado. Esto, los primeros que lo saben y lo tienen clarísimo son los hijos de Cayetana, por eso, y no por otra cosa, mantuvieron una desinteresada reunión con un notario de Sevilla para dejar las cosas claras..., y el chocolate espeso.


Hay que ser muy malo también para decir, como he escuchado por ahí, que Don Alfonso es gay. ¿Gay?, ¡pero si a la señora duquesa siempre le han gustado los hombres duros y apuestos...!


Déjenme terminar este articulo con unos versos de Bécquer, autor predilecto de la señora Duquesa y manifestar un profundo y emocionante ¡VIVA LOS NOVIOS!:



Podrá nublarse el sol eternamente; 
Podrá secarse en un instante el mar; 
Podrá romperse el eje de la tierra 
Como un débil cristal. 
¡todo sucederá! Podrá la muerte 
Cubrirme con su fúnebre crespón; 
Pero jamás en mí podrá apagarse 
La llama de tu amor.










15 comentarios:

  1. Es que la gente es mala y envidiosa... Si ya lo dice la mismísima Ca... En fin, que yo no estaba invitada, con lo que a mí me gustan las bodas... ajenas...

    Oye, manifiéstate, Bate, que estamos esperando que te numeres... Mándame un email...

    ResponderEliminar
  2. Ay, Bate! No puedo con estos amorios.
    Deberias ir a la boda para luego cotillearnos un poco.
    Vale! Que vivan los novios y que sea para muchos años (claro,que a estas edades...)
    Saluditos

    ResponderEliminar
  3. Ya tenemos la boda del siglo de esta semana.

    ResponderEliminar
  4. El gesto de Cayetana es una L. Eso es que ve "Glee".

    ResponderEliminar
  5. ¿O una L de que ya ha vendido la exclusiva a Lecturas?

    ResponderEliminar
  6. S. Cid: Perdona bonita, Cayetana es gente bien, y la gente bien sólo salimos en el HOLA.

    ResponderEliminar
  7. Atención: ni Eugenia por varicelas, ni Jacobo por motivos personales... podrán asistir a la boda del siglo de la Semana. Es doloroso no poder estar en la boda de tú propia madre. Cayetana ya no está para muchos divorcios, y Don Alfonso 10 no creo que fallezca antes que la Duquesa.

    Respecto a la controversia que ha levantado el extraño gesto la señora duquesa, para mi, que está dando unas medidas, ahora, yo me pregunto, ¡de qué!.

    ResponderEliminar
  8. Tal vez la L quiera decir que están en prácticas, ¿no?
    (Le habrán dado el día libre al chauffeur).

    ResponderEliminar
  9. Posodo, estás seguro que ese gesto indica que la señora duquesa, Cayetana, llega al matrimonio sin tener prácticas!!


    Última hora. Eugenía le va a dar la boda a su madre: la han ingresado en la Rubers por culpa de las varicelas.

    ResponderEliminar
  10. Último dato: Don Alfonso X el listo, heredará de la duquesa de Alba el día que ésta la espiche 300 millones de €.
    Eso no quita para que se case por amor,
    por supuesto, por supuesto y por supuesto.

    ResponderEliminar
  11. Gentuza malvada y perversa, haberla hayla, dicen que esta boda de la Duquesa es la definitiva.
    Otra gente, o la misma, dicen que en vez de una boda es una adopción.

    Pues eso, gentuza. Que seguro que ven Intereconomía en vez de "Sálvame". ¡Paíssss!

    ResponderEliminar
  12. A Caye le queda todavía mucha cuerda, Caraguevo.

    Ellos -lo sé por buenas fuentes que ahora no voy a desvelar- están pensando seriamente en tener hijos y si no puede ser por la edad, aunque ese tema con los adelantos médicos que hay ahora no está descartado, adoptarlos.

    Lo que daríamos más de uno por ser hijo adoptivo de Cayetana jojojoj...

    ResponderEliminar
  13. Pues te acabo de enlazar la entrada a la mia, que es completamente contraria a la tuya. Que no íbamos a estar siempre de acuerdo en todo, queridísimo... :P

    ResponderEliminar
  14. ¡Vaya!, está claro que es el tema del momento. Mi entrada de hoy iba sobre esto (aunque ya he recibido una amonestación por decir algo acerca de sus gestos).

    Muy bueno lo de El Corte Inglés de la Plaza del Duque (¿sería premonitorio?)

    ResponderEliminar
  15. Me hubiera gustado conocer en la línea dinástica -si es así como se dice-, a la predecesora de la duquesa llamada Rita, Castor.. ¡Qué nohmbre mahs liiindo!
    ¡Hay que ver lo que desgasta y deforma el detentar tanta grandeza!... ¿o será el botox, o la serpiente cosmética?
    Lo que es indudable es que a pesar de haber sido grande de España y vivir como tal, ésta mujer tiene unas ganas de vida insaciable, y las va a apurar hasta las heces. Aparte de lo popular ¿es moral o al menos discreto hacer ostentación de ésta manera? ¡Porque vamos, estamos como para tirar cohetes!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.