martes, 20 de septiembre de 2011

La triste cobardía de los maestros en España


Los maestros (no todos, algunos sufren esta desastrosa situación) son, junto a políticos, periodistas y jueces, los mayores responsables del actual desastre de España. Durante décadas han sido valorados como la gente esforzada y sacrificada que formaba a nuestros niños y jóvenes con generosidad e independencia profesional, pero hoy han perdido, en gran medida, el aprecio de los ciudadanos porque han sido cobardes y han permitido, sin resistencia alguna, que el gobierno domine las escuelas, deteriore la educación y convierta a España en uno de los países peores educados del mundo desarrollado.
Tras haber mantenido un silencio cobarde durante los últimos años, cuando las escuelas e institutos han sido politizadas y han cedido, sin dignidad ni defensa alguna, el poder en las aulas a los inspectores y directores que los gobiernos regionales designaban para controlar, politizar y convertir la enseñanza en una gigantesca fábrica de esclavos indolentes y altivos, ahora se alzan, siguiendo las directrices de sindicatos y agitadores profesionales, aparentemente contra los recortes en la enseñanza, que más que un realidad es una consigna de la izquierda.
La prueba es que en autonomías de izquierda como Andalucía, donde oficialmente no existen recortes en la enseñanza, es donde más se están produciendo en la realidad, sin que los profesores y maestros, domesticados, protesten, probablemente porque los "amos" son de izquierdas. (Esto mismo se lo comentaba ayer a un amigo profesor y parece que no lo terminan o no quieren terminarlo de ver) Sin embargo, la verdad es que el mapa de Andalucía está plagado de escuelas sin profesorado suficiente, instalaciones mal mantenidas y de centros de enseñanza dominados por el miedo, la indisciplina, la vagancia y, muchas veces, también por la violencia.
Para vergüenza del profesorado, los profesionales se han dejado dominar por los políticos intervencionistas y han perdido la libertad de cátedra, el derecho a enseñar en conciencia y hasta el histórico orgullo del magisterio independiente.
La actual rebelión de los que enseñan no es, como debiera ser, contra los que les han sojuzgado y arrebatado el control de las aulas, inundándolas de política, desidia y eliminando todo atisbo de esfuerzo, sino contra la derecha que, según dicen los sindicatos y los socialistas, quieren recortar los presupuestos de educación. Un comportamiento de esclavos digno de lástima, que indigna a muchos padres y ciudadanos, conscientes de que los verdaderos recortes a la calidad y a la solvencia del sistema educativo los ha dado la izquierda, convirtiendo a los institutos, las escuelas y hasta las universidades en centros de adoctrinamiento político bajo severo control gubernamental, de los que surgen jóvenes sin sentido del esfuerzo, desconocedores de la responsabilidad y ajenos al mérito y la excelencia, auténticos esclavos dispuestos a seguir consignas y a someterse a los caprichos y abusos de una de las peores clases políticas del mundo occidental.
Mientras ocurrió la vergonzosa ocupación de las aulas por parte de los políticos (y los pedagogos y los psicopedagogos y sus recetas super modernistas en las que el profesor deja de ser una autoridad para ser un colegui del alumno/camarada), los enseñantes, cobardes y paralizados por el miedo, guardaron un vergonzoso silencio o se convirtieron en tristes y degradados cómplices del gran atentado contra la educación en España, realizado en los últimos años bajo las directrices del poder político, el que ha convertido a España en campeón del fracaso escolar y en uno de los países peor preparados de Europa para afrontar los desafíos del presente.

por Francisco Rubiales 

11 comentarios:

  1. Tiene razón, pero se ha olvidado de mencionar a la FERE y cómo, a cambio de pasta, ha abdicado de todos sus principios, incluso de los religiosos, y se ha doblegado ante la nueva Educación.

    Cada cual sigue arrimando el ascua a su sardina.

    Espe lanzó ayer una buena idea y luego se retractó. Saben muy bien dónde canta el grillo, ¿pero quién lo pisa? No hay webs.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto..., también se ha olvidado de mencionar a los padres.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, S.Cid, he reformado el texto antes de leer tus comentarios, y digo que (no todos, hay maestros que sufren esta desastrosa situación).

    Llevas razón, y también pienso que el éxito de los niños en la escuela es directamente proporcional al interés que se tomen los padres por sus estudios. Y ese interés debe ser constante y en cualquier época del año.
    Pero no son los padres -S.Cid- los que salen a la calles a protestar y a ponerse en huelga.

    El ejemplo que están dando estos docentes -me niego a llamarles profesores o maestros- a sus alumnos es lamentable. Lo que queda, y quedará para los padres y los ciudadanos es que la cosa está muy fea y encima estos tío se echan a la calle por currar un par de horas más a la semana, en total, 38 o 39. Esto ya me parece un agravio comparativo si tenemos en cuenta que hay gente que trabaja cada semana más de 50 horas. Y en puestos de igual o más responsabilidad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Me da la sensación de que en la vorágine del éxito de noviembre, Esperanza Aguirre está hablando más rápido de lo que piensa las cosas.
    Por cierto, ¿cuál era la buena idea?

    Nota: a este paso que llevo, acabaré sin publicar nada sobre el asunto. Mejor para mis lectores, ¿no? Je, je.

    ResponderEliminar
  5. ¿La FERE?. Este hombre analiza detalladamente la situación de la enseñanza pública, de cómo hemos llegado hasta aquí, del comportamiento de los profesores de la educación pública, que son los que se han echado al monte.

    ¿La FERE? (que coincido contigo "que a cambio de pasta, ha abdicado de todos sus principios", ¿TODOS??) no tocaba, creo.

    ResponderEliminar
  6. Vamos a ver si me explico, apreciada S.Cid. Yo lo que no entiendo y nunca terminaré de entender es que haya muchos profesores (estos sí) que reconocen que la educación progresista que se lleva impartiendo durante décadas en las escuelas y los institutos es inviable,
    y que la única política de este desgraciado país que intenta tomar medidas contra esta suicida tendencia educativa, la estén machacando…, es que no lo entiendo, ya te digo.

    ¿Porqué puñeta no hacen esto mismo en Andalucía?, si hasta he visto en el colomo de los colmos a profesores andaluces protestando de la Educación en ¡¡MADRID!!...ES DE LOCO.

    ResponderEliminar
  7. Esta noche han hablado del tema en Con el Mundo a Custas en Veo7/Teletienda.
    Carlos Cuesta le ha preguntado a un sindicalista que por qué no habían protestado mucho antes. Tanto Carlos como yo estábamos sentados, por lo que no hemos tenido mayor problema en ver que la respuesta no ha lelgado. Y eso que se lo ha preguntado tres veces.

    ResponderEliminar
  8. Perdona Posodo, no entiendo esto: ¿"... no ha lelgado"?. A qué te refieres?

    ResponderEliminar
  9. ¡Vaya tema! Suscribo punto por punto este artículo. Discrepo sin embargo en eso de que han perdido la confianza de los ciudadanos. Incomprensiblemente sigue siendo uno de los colectivos (odio este término) mejor valorado.

    Creo que cuando posodo (sigo sin saber enlazarlo aquí, en un comentario) dijo lelgado, quería decir "llegado" (y no legado)

    ResponderEliminar
  10. Parefamilia en mi blog no tienes por qué, según las Normas del libro de buen estilo bloguero, enlazar a Posodo, o mejor dicho, no es necesario (aunque nunca está mal, es un blog interesantísimo). Aunque en realidad las Normas del libro de buen estilo bloguero están para no cumplirlas. Como diría San Agustín, "Ama y has lo que quiera".

    Llevas razón, incomprensiblemente sigue siendo uno de los colectivos (yo también odio este término con reminiscencias marxistas, borreguiles, etc.) mejor valorado. A partir de aquí, de esta incompresible y manipulada huelga veremos si lo siguen siendo. Yo creo que no tienen ni ellos mismos muy claro en el charco que se han metido. Y de la manita de los sindicatos que han estado callados siete zapaterezcos años como putas en ratrojo..

    ResponderEliminar
  11. En efecto, paterfamilias, quería haber escrito 'llegado'. La respuesta no llegó, y de hecho, al cabo de un rato en que tras unos anuncios (distintos de los de Teletienda, creo), volvieron con el programa, el sindicalista ya se había ido, supongo que cansado también de esperar que su respuesta no llegara.
    El rato que pude ver estuvo entretenido, e incluso, interesante, en muchas ocasiones no tanto por lo que se dijo, como por lo que se calló. Lo wque no sé es si podrá encontrarse en internés.

    Bate: tienes razón en que todo lo bueno que tiene el oficio y dedicación en la enseñanza, se pierde al colectivizarse.

    Y gracias por el piropo.

    Un saludo a ambos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.