martes, 6 de septiembre de 2011

El dinosaurio (por David Gistau)

MARTIN AMIS dedicó todo un libro, Koba el Temible, a la inexplicable impunidad con la que el comunismo salió del siglo XX, que concentró toda su capacidad de horror en el fascismo. Buena parte de culpa la tuvo la naturaleza antojadiza, deshonesta, de cierta intelectualidad dispuesta a dejarse engañar con tal de mantener intacto el juguetito del ideal y que jamás contempló la libertad como un valor supremo. Aplicado a nuestra historia particular, este fenómeno explica la visión tendenciosa de la Guerra Civil consagrada por la memoria oficial, que no permite comprender que la primera derrotada fue la tercera España. Y acertaba Churchill cuando escribió que, cualquiera que fuera el bando vencedor, la nación resultante habría de repugnar a Inglaterra.

La ventaja de la culpa es su función terapéutica. Y, como asumió su culpa, la derecha española, paradójicamente, tiene sanadas ciertas patologías que la izquierda ni siquiera ha logrado diagnosticarse todavía, porque prefirió cultivar la inocencia mitológica. A sus recalcitrantes, a sus bestias conectadas con el 36 de un modo más o menos residual, la derecha los tiene encerrados en ergástulas mediáticas donde, en lo que aún tarden en extinguirse definitivamente, están abocados al frikismo. Sin ellos, la derecha está preparada para sujetarse al canon de la tercera España en su ingreso en el porvenir. Como se ha inventado un pasado para no rendir sus propias cuentas, hasta el punto de que tiene a un presunto criminal de guerra dando lecciones de democracia, la izquierda aún incorpora con toda naturalidad parte de los odios vinculados a la época en la que una de las dos Españas había de helarnos el corazón.

El ejemplo es un artículo publicado ayer en El País de Almudena Grandes, quien ya hizo apología de la violación cuando fantaseó con la agresión de una monja perpetrada por «sudorosos» milicianos: el «¡Mmmmm!» dio a entender que tuvo que teclear con una sola mano. Grandes describió la JMJ como una pesadilla de la «España inmortal», obviando que eran más de 150 países los representados. Llamó «violencia ultracatólica» a ese tipo de provocación, debidamente castigada por los reventadores, que consiste en llevar un crucifijo en una sociedad que blasona de libertad de culto. Y ensalzó a Negrín -él sí tenía huevos-, traidor, ladrón y psicópata tal que horrorizó a sus camaradas de checa. El dinosaurio es esa izquierda. La que sigue volviendo a la España del odio, la que mataba por razón de fe y se encomendaba a criminales de guerra. Y esto no lo ha publicado una ergástula de frikis, sino el principal periódico de la socialdemocracia, con todo su narcisismo moral. Y, por supuesto, sin que pase nada: ni que fuera un chiste machista.

::::::::: :::::::::::: :::::::::


.P.S: Un par de apuntes; el artículo al que se refiere Gistau es este, lo leí ayer y es realmente infumable, cargado de mentiras, cobarde, ruin, falso y sobre todo, pensado, escrito y editado por el pernicioso grupo PRISA para crear odio entre los españoles, su especialidad. Ese odio cafre que llevamos demasiado tiempo soportando, por parte de unos andrajosos “intelectuales” que en el nombre de una superioridad moral, la de la izquierda -...ay qué joderse... si es que encima hasta dan cierta lástima-, pretenden arrogarse el pasado para manipularlo, el presente, para jodernos más aún en la miseria y lo que es peor, el futuro para hacernos esclavos.

Dos; no tengo porqué no creerme las palabras de Churchill cuando dijo, según Gistau, que cualquiera que fuera el bando vencedor, la nación resultante habría de repugnar a Inglaterra. Bueno, esas palabras, con el tiempo, el premier británico las atemperó y dulcificó. Sabedor que si el Frente Popular, que ya era sólo un pequeño ejército de combatientes por la instauración del comunismo en España, hubiese tomado el poder, España, automáticamente pasaba a ser una miserable colonia de la Rusia soviética. El horror para una Europa en descomposición. Esto lo sabía y lo tenía clarísimo Churchill y está bien que lo recuerde.


Tres; no sé porqué me sale el texto en un color asalmonado.

Cuatro; a mi nunca me ha atraído, ni seducido el cuento ese que se traen ahora de la "tercera España" , pienso que sólo es una pusilánime coletilla impostada que usan algunos para esconder o tapar un cierto temor al que dirán... "-Niño!!, a tí que España te gusta más le que mataba a los curas, o la que se levantó contra estos energúmenos" "A mi lea tercera padre, la tercera". Pues eso.

Hay dos España, y siempre habrá -igual que españoles- dos España, la que dice la verdad o al menos la busca, y la que sustenta su mera existencia en la mentira, la manipulación y el enfrentamiento. Por tanto, esto no va a cambiar nunca, forma parte indisoluble, como los peces al agua, de la condición humana.
Cinco, leí un libro -que aconsejo- de Martin Amis "La casa de los encuentros" que es mucho más bestia y deslumbrante, hablando literalmente, que "Koba el terrible".



26 comentarios:

  1. Tres: Porque lo has copiado directamente del blog o del periódico o de donde sea, cuyo fondo, probablemente, era así.

    Luego vengo a hablar del resto de al entrada, que da para mucho. Ahoraaaaaaaaa, ¡¡¡a comer! Ñam, ñam, qué hambre tengo.

    ResponderEliminar
  2. Pues cuando acabes el cafelito se pasa por aquí y cuenta usted lo que crea conveniente de su amiga Almu
    ;-) jejejeje (Colmillito)

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, SCID, he agregado un par de puntos más a la anotación.

    ResponderEliminar
  4. Se ha confirmado lo que yo intuía pero no tenía pruebas:
    - Bate es el que lee a "La Innombrable", no yo.
    - S. Cid es amiga suya según dice arriba Bate.
    ¡Uf! Un sambenito que me quito de encima.
    Próximamente... los otros.
    .
    .
    .
    .
    Bate: Anda que leer que articulo de la tipeta. ¡Ya te vale!

    ResponderEliminar
  5. Caraguevo, nunca he podido mantenerme alejado por mucho tiempo de los escritos concupiscientes de esta gran hija de su tiempo, qué le vamos hacer.
    Lo de S.Cid, lo de su amistad con esta tipa, lo sé por ti, que creo que lo comentaste un día de invierno en la intimidad de tu blog pero que yo, me enteré.


    *P´aqué nos vamos a andar por la raya.

    ResponderEliminar
  6. Bate,pareces el brazo armado de la cristiandad en internet..no les das tregua-...es broma -de todos los genocidios comunistas el que más me impresionó es el holodomor ucraniano, una hambruna metódicamente planificada por el camarada Stalin que provocó millones de muertes..las imagenes que quedaron como recuerdo son tremendas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Carlos se hace lo que se puede.
    Te recomiendo que leas Vida y destino de Vasili Grossman (es largo y denso, muy denso, pero bastante aclaratorio) o El Archipielago Gulag de Alexander Solzhenitsyn. Un verdadero archivo del museo de los horrores soviético donde el ser humano era menos que una rata, y moría, por tanto, peor que una rata. Me rió yo de algunos "bienintencionados" cuando comparan la crueldad de la dictadura franquista con el infierno soviético.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Por cierto Carlos, Kolima tampoco fue moco de pavo

    ResponderEliminar
  9. A ver..., que se me prolongó un poco la sobremesa...

    Veamos..., lo que yo quería decir al respecto es que:
    1º Me ha encantado el artículo.
    2º Estoy bastante de acuerdo con casi todo lo que dice, pero no con todo, todo. Por ejemplo, con respecto a lo de la ergástula (vaya palabreja que se ha buscado), creo que la definición es muy adecuada en cuanto al significado, pero en realidad toda España es una ergástula, salvo cuatro mentes libres que no se acomodan a la historia inventada por el rojerío.
    3º Estamos condenados a vivir esta situación (la de las múltiples Españas) por siempre jamás. Atrapados en ese bucle eterno. No hay salida.
    5º Caraguevo y tú os vais directamente los dos a freír monas y os quedáis sin sonrisa en mi Finis hasta que me olvide de esta terrible ofensa. Castigados, pues, a permanecer en el terrible gulag de la indiferencia faccial [como ésta: :-|], ea.

    ResponderEliminar
  10. Ay, que con el corchete parece que estoy sonriendo. No, no..., no os hagáis ilusiones. La indiferencia faccial es ésta: :-|.

    La percibís con claridad, ¿no? Pues eso.

    ResponderEliminar
  11. Scid: Gistau llevaría días dándole vueltas al coco y queriendo colocar el palabro "esgástula" como sea y en donde sea, y no ha pensado que la palabrucha no pega ni con cola de la que yo hacía de peque en el cole con agua y harina.

    "La Ergástula Romana de Astorga, es una antigua construcción romana de la que fue antigua ciudad Asturica Augusta de la provincia Tarraconense, fundada hacia el 14 a. C. actual Astorga. Esta construcción fue declarada el año 1951 Bien de Interés Cultural Nacional en categoría de Monumento."


    Ps. Te pido sinceramente disculpa en mi nombre y en el de nuestro común amigo Caraguevo (pero más en el de Caraguevo, por ser principalmente él el que levanto y dio publicidad a este terrible episodio de tu vida privada) si te ha ofendido que diga que te gusta el periodismo que realiza Almudena Grande.

    No se volverá a repetir.

    ResponderEliminar
  12. ¡Capullo! :-P

    Jajajajajajajajajaja.

    A mí sí que me habéis colgado el sambenito, siendo inocente, como soy, pues el único ejemplar de la Innombrable que tengo es electrónico, me lo prestó Caraguevo y yo lo puse de felpudo en mi trastero.

    Hablad, hablad, que veréis la indiferencia faccial lo que va a durar y durar...

    ResponderEliminar
  13. Ya lo dije, y creo que en esta casa, David Gistau es de lo mejorcito que aparece actualmente en El MUNDO, junto con Salvador Sostres, John Muller y Ricardo Bellveser en la edición de Valencia.
    Del periódico del fondo de inversión norteamericano, sí, esos "mardito" especuladores, donde escribe la tipeta no estoy al tanto.
    .
    Respecto a la polemiquita de "Yo leo, tú lees, él lee...": Cómo se nota que se avecina el cambio y la gente se empieza a poner de perfil, ya van girando como los girasoles.

    ResponderEliminar
  14. De Koba el Temible ya he traído yo algún que otro momento, al igual que del primer volumen de Kolimá. Vida y destino lo tengo esperando, y de Archipiélago... estoy decidiéndome por qué edición comprar.
    Por lo leído, y por lo que dice Bate, son documentos irrenunciables para conocer la realidad, y no la fantasía degenerada de ésa que decís y de otras piezas defectuosas que se han producido en España (a quienes, yo sí que no leo).
    Tiene razón Martin Amis al denunciar que, gracias a la deformación intelectual y moral, el nazismo (no el fascismo, como entiendo que dice Gistau -le habrá fallado el subconsciente) es quien tiene adjudicado todo el horror del siglo XX y demás, no permitiéndose la menor broma al respecto, mientras que en relación con el comunismo no hay tantos escrúpulos (curiosamente, El gran dictador es una excepción, supongo que por lo temprano de su realización, aunque no recuerdo ninguna denuncia del comunismo por parte de Chaplin).
    (Por cierto, las hambrunas 'made in Stalin' llegaron, ya ensayadas, tras las 'made in Lenin').

    Y sobre la 'tercera España' es una forma cobarde de ser equidistantemente cobarde ante las otras dos, sea hace 75 años, sea desde hace cuarenta y tantos con el terrorismo marxista-leninista con excusa vasca, sea ahora ante los cafres anti-JMJ o ante los islamistas.

    Y ya se sabe que no hay nada más peligroso que un cobarde con poder.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Grande y valiente el artículo de Gistau. Lo trágico de ello es que lo leí en una biblioteca dedicada nada mas y nada menos que a la ultra Almudena Grandes. Ay que joderse...


    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Scid, Caraguevo, echaré cuenta a posodo, que es sabio, y no volveré a leer más a esa pequeña diablesa que bien resume en sus escritos los sietes pecados capitales. Espero que sigáis mis pasos y hagáis lo mismo que el menda, sobre todo tú Caraguevo...

    ResponderEliminar
  17. Hola Anónimo, lo tuyo, sencillamente es genial, jajajaja, qué deliciosa paradoja. Por curiosidad, ¿dónde se encuentra la biblio?. Realmente, no me extraña que en esta España zapaterizada una tía tan sectaria y cortita como esta que escribe con la bilis y cuando no, con el hígado, le de nombre a una biblióteca. Otra aberración más a las miles que han hecho los progresociateas en estas décadas.

    ResponderEliminar
  18. Je, je, no puedo seguir tus pasos porque no puedo dejar de leerla, y no puedo dejar de leerla porque no la leo. Ni la he leído, aunque sí creo tener un libro suyo, no sé cuál ni en qué colección. De hecho por no saber, no sé dónde está, por eso no puedo dar más datos.
    Veo que en este reparto kiosquero que se ha ido aposentando falta alguien que nos tenga al tanto de lo que dicen en el panfletillo del rico Roures.
    No pienses en mí para ello que bastante tengo con el periódico del Carrefú, que me lo cambian cada quince días sin haberme dado tiempo a leerlo todo.
    ¿Quizás S. Cid encontrara tiempo si deja de leer a la tipeta? o ¿posodo debidamente vacunado?

    ResponderEliminar
  19. Posodo, acabo de dejarte un comentario y ha volado. Hacía una pequeña referencia a la simpatía de Chaplin por el comunismo y la imposibilidad de este a verter alguna crítica al marxismo. La superioridad moral de la izquierda viene de lejos.
    Y entre la farándula, ni te cuento.

    ResponderEliminar
  20. Caraguevo, te haré una pequeña confesión de parte: de vez en cuando, y por puro aburrimiento y hartazgo en el que me hallo a veces, hago alguna pequeña incursión -con la preceptiva máscara, of course- al tebeo del millonetis marxista-leninista (por cierto, una productora suya fue la encargada de dar las imágenes de la JMJ, así salió de mal la cobertura televisiva).

    Mi nick de guerra es Ruiz Señor, me dedico principalmente a dar mandobles y a intentar cristianizar a esas pobres almas descarriadas pasto de los listos como el millonetis.
    Me lo paso Pipa middleton

    ResponderEliminar
  21. Ja, ja, ja, a ver si has tenido algo que ver con el ERE que han presentado para el 20% de la plantilla del panfleto.
    El sábado vi que había un cuadro del millones Roures en la exposición de Antonio López. Igual era porque salía su casa del barrio obrero pero creo que no.

    ResponderEliminar
  22. ¡Ja!

    Uno tiene un libro de la Innombrable y el otro hace, de vez en cuando, una pequeña incursión por el tebeo de Roures. ¡Ja! ¡Ja! y ¡Rejá!

    Ay, Dios mío, gracias por haberme mantenido a salvo, limpia e incólume a pesar de estos dos...

    Gracias, papá y mamá, por haberme educado tan bien y con principios tan férreos.

    Gracias, mente querida, por mantenerte firme en tus creencias sin dejarte abatir por las malas influencias.

    Ay, qué bien me siento. Qué fuerte soy, qué fiel a mis principios, qué consecuente, cuánta lealtad emana de mi ser.

    ¡Ah, qué felicidad! Me gusto :-))))

    ResponderEliminar
  23. ¡Ja! ¡Ja! y ¡Rejá!: ¡Qué bueno!
    Si con estas confidencias -que no confesiones, ahí Bate se columpió- estás feliz, "se te nota en la mirada" decía el cantante, nos levantarás el castigo, injusto por otra parte ¿No?

    ResponderEliminar
  24. Berto: en Azuqueca de Henares (Gudalajara)

    ResponderEliminar
  25. Al millonetis por lo oido, una vez desalojado ZetaPuerco del poder, le queda tres telediarios. A ver quién contrata después al Woyomin y toda la patulea de graciosillos patéticos.

    Berto: Gracias. Me he metido en Google y me enterado que también, al menos, tiene consagrada otra biblioteca a su nombre en Getafe.
    Algún alcalducho sociata que le debe algún favor.

    ResponderEliminar
  26. Bate: no confíes, que como siempre se ha dicho, los contratos los carga el diablo. Y éstos tienen enchufe.
    (Fíjate, si no, en lo de las bibliotecas).

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.