miércoles, 14 de septiembre de 2011

El charlatán del año

Angel Gabilondo -Ministro de Educación de España-

"Primero, creo que se puede ser ciudadano sin ser religioso, salvo que sea obligatorio ser religioso para ser ciudadano, pero también creo que se puede ser ciudadano siendo religioso. Pero ya sólo con esta distinción se vería que no se puede identificar sin más una cosa con la otra. Y además ocurre otra cosa: que la libertad religiosa supone también un espacio de elección, de opción, y yo creo que ser ciudadano no es una opción, una decisión, sino que es consustancial en un espacio democrático al hecho mismo de ser hombres en común. Y de ahí se deduciría que, lo de ser ciudadano o no, no es negociable, y lo de ser religioso o no, no es resultado de las opciones religiosas de cada uno. Y por eso..."


¿Qué se chuta este tío para decir esto, por dios? Que alguien me explique, si tiene lo que hay que tener, que puñetas ha querido decir el hermano de Iñaki -el de los suicidas en los trenes del 11M- en esta alucinante párrafo. Esta es la misma lumbrera, por ejemplo, que cuando tomó posesión oficial de su cargo de Rector de la Autónoma de Madrid prometió una Universidad del “atrevimiento”, que tampoco me he explicado nunca que quiso decir don Ángel ese día con lo del "atrevimiento", ¿tal vez... que su campus seguiría siendo una pocilga infectada de marxistas, relativistas, progresistas y demás tropa que campa por el campus a sus anchas, haciéndolo , y que no dan un golpe al agua, o que, las nenas universitarias y feministas invadirían una capilla católica para enseñar las domingas en señal de protesta por no sé qué chorrada?

En mi tierra, a los lenguapatos como don Ángel siempre les hemos llamados charlatanes, y algunos, los más echao p´lante, los tontos del pueblo.

Subo otra joya del ministro: "Yo creo que EpC no es una materia más. Toda la Educación ha de ser educación para la ciudadanía. Todas y cada una de las materias. Además, yo creía que la Educación era para eso; si no es para eso no sé para qué otra cosa es. Pero si algún achaque ha de hacerse a la Educación en general es que a veces parece no haber sido una educación para la ciudadanía, sino una educación para el adiestramiento profesional, para la adquisición de conocimientos, para el éxito, para la rentabilidad social, pero no exactamente para ser ciudadanos y ciudadanas, que es lo que yo creía que es; casi diría que educación y educación para la ciudadanía me parece una redundancia."


2 comentarios:

  1. Los tres reinos -el animal, el vegetal y el mineral- le reservan sonoros calificativos. Don Ángel tiene mucho de asno, de alcornoque y de adoquín.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.