viernes, 9 de septiembre de 2011

Cátedras 'perrofláuticas'. por FJL (de los demonios, como le decía Gonzalón)

SEGÚN ha denunciado Lucía Figar, Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, un selecto grupo de indignados cobijado por CCOO participó en la asamblea que decidió convocar una huelga del sector de la educación contra Aguirre. Sólo ese hecho coloca a los sindicatos profesionales, como ANPE, al rebufo de una pandilla de sectarios, trufada de indeseables. Este verano, las imágenes de losindignados del faisán Rubalcaba insultando, vejando y golpeando a los peregrinos de la JMJ han trascendido nuestras fronteras, y han dado de España -que vive sobre todo del turismo- una imagen repugnante que, por desgracia, se acerca mucho a la realidad: un país que da pena con unos políticos que dan asco. Si los maleantes que insultaban y golpeaban -siempre con el respaldo de los faisanesde Interior- a la peregrina en silla de ruedas, tienen voz y coz en las asambleas de los docentes, flaco favor se hacen los profesores a sí mismos.

Yo creo que no tienen razón en protestar los que se han ganado en limpia oposición la condición de funcionario, cuyo empleo sigue siendo fijo y cuyos sueldos no se tocan. No sé cómo explicarán a sus alumnos que España atraviesa una crisis económica terrorífica, con cinco millones de parados, al borde de la suspensión de pagos y con una necesidad angustiosa de recorte del gasto público, pero que de esa imperiosa obligación de ahorrar ellos están exentos; y que además van a la huelga porque dentro del límite que marca la ley -de 18 a 21 horas semanales- Aguirre quiere que pasen de 18 a 20. Si esas dos horas suponen un ahorro importante en contratos de profesores interinos, Aguirre tiene el derecho y la obligación de hacerlo, sobre todo para mantener todos los subsidios en materia de transporte, libros y comedor que proporciona la comunidad madrileña, la única, por cierto, que -con aciertos y errores, como es natural- se ha preocupado en serio de mejorar la calidad de la enseñanza y recobrar la autoridad del profesor.

Tengo por los profesores de verdad, que viven y padecen la vocación de enseñar, respeto reverencial. Pero lo pierden si en sus asambleas participan sujetos que son exactamente lo que un padre no desearía que fueran sus hijos después de estudiar. Los sindicatos de izquierda son los grandes cómplices del PSOE en la degradación de la enseñanza pública. Sólo nos faltaba ver a los perroflautas sentando cátedra de educación (sic) para la ciudadanía (resic)



4 comentarios:

  1. Huy, Bate, por desgracia, en Educación, ya hace tiempo que se instalaron los perroflautas, incluso en los (antes) venerables claustros universitarios...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Alawen, vengo tiempo diciendo que España es junto con Grecia y algún que otro país bananero, cuna del perroflautismo. Paraíso de los perroflautas y lugar donde los perroflautas del mundo mundial sueñan con venir a pasar sus últimos días en la tierra.

    España es perrofláutica y Chirlas su profeta.

    ResponderEliminar
  3. Federico tiene razón, como siempre: a su condición de profeta se suma la de profesor cuando fue joven, hasta que los nacionalistas catalanes le secuestraron y pegaron un tiro, así que sabe bien de lo que habla.

    ResponderEliminar
  4. Fernando: A la condición docente de Federico, que lo lleva dentro, hay que arrejuntarle también que su madre era maestra de escuela en su pueblo. Casi ná, y en aque.

    Recuerdo un capítulo de uno de sus últimos libros -ahora no recuerdo cual es- como relata fríamente y detalladamente los pormenores del secuestro y su final. Aterrador.

    Bueno, pues esa gentuza siguen en Cataluña partiendo el bacalao.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.