domingo, 14 de agosto de 2011

Los gilipollas gobelssianos de TVE y la visita del Sumo Pontifice

Los supergilipollas y superpijos/sindicalista de diseño gobelssianos de TVE y demás televisiones progresistas -con el engendro antinatura de la Sexta a la cabeza- del páramo hispaistaní llevan tanto tiempo dando la traca y la matraca con que la visita del Papa es tan cara para el presupuesto nacional y lo pagamos todos los contribuyentes y tal que esta mañana una negra inmigrante que trabaja en la cafetería donde me tomo la porra y el churro (frío.., estamos en Madrid) de los domingos ha comentado que ella, Georgina, creo que se llama la artista, no está a favor que el Papa de Roma, el Vicario de Cristo en la tierra, el mayor teologo vivo que nos queda, el Papa sabio, MI PAPA, visite nuestro -no el suyo- país porque es "injusto con Somalia, el hambre universal y derecho de la mujer". Así, todo junto; y de corrido. Como los boleros de Machín. A la gachí cafeconleche le ha salvado que el menda iba con prisa y es tela, pero tela, de guapa. Ya la cogeré a solas. Ya saben: Una mentira repetida mil veces se vuelve verdad. No obstante, lo más acojonante, degenerado y terrible de esta siniestra tropa mediática,estos tontos del culo -y la cula- es que son consciente que lo suyo, sus taras, sus prejuicios, sus odios cafres y sus indigestiones cerebrales, se fundamenta en la mentira.

¿Y qué coño es la mentira...? se preguntarán., ¿"Y qué es la verdad"?, se dolía Pilatos entre jirones y estertores y quejíos de Claudia Prócula antes de mandar a la Cruz al Señor del Gran Poder, el que cura hasta los resfriados, el cisquero. ¿Cuesta tanto ser honrado? Si. Lo cristianos comprometidos con el Divino Nazareno debemos siempre dar ejemplo a la piara sociata, sus aledaños y demás basura ideológica de qué trata eso de la honorabilidad de las honorabilidades. Y si hay que dar la vida por nuestra fe, la libertad, nuestra creencia y nuestro carisma, se da. Dios, y su bendito Hijo, Cordero de Dios, está(n) de nuestra parte.

« Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él »











5 comentarios:

  1. Que casualidad! Ayer mientras me cortaba el pelo, la peluquera que estaba con otra cliente, negra inmigrante a voz en grito, por el ruido de los secadores, no daba crédito que el Papa viniera a España, osea mi pais no el suyo, con la crisis que hay.
    Nadie la siguió el comentario por lo que se quedo todo en eso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. El tratamiento que TVE,RNE y los medios afines al PSOE y resto de la izquierda mediática, es realmente vergonzoso.
    Todo desprende un tufo anticatólico realmente sonrojante e impropio de un país europeo con la tradición y la historia cristiana que tiene nuestro país.

    Con todo, Jose, estoy convencida de que la visita del Santo Padre y la JMJ van a ser un rotundo éxito.

    ResponderEliminar
  3. La cuestión no es que digan mentiras (eso lo hacen todo el rato), lo que verdaderamente llama la atención es que el personal siga tragándoselas y encima no tenga reparo ninguno en ir repitiéndolas por ahí delante de un señor que va a tomarse un café con churros y que vaya usted a saber qué es lo que opina acerca del asunto. Bueno..., vaya usted a saber no: son tan idiotas que es que se piensan que el personal acata el pensamiento único y sigue las consignas. Sí, sí..., de verdad que no les cabe en la cabeza que haya alguien que piense diferente a como dicen TVE, El País, la Sexta y demás que hay que pensar.

    Saludos, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Hace un rato he ido a recoger a mi hija que estaba con una amiga. a la ida, en un esquina, un grupo de jóvenes pareciéndome reconocer la bandera de Chile; a la vuelta, otro grupo distinto, sse estaba fotografiando, como recuerdo, supongo, pudiéndose leer en una camiseta 'Nicaragua' y el emblema de la JMJ.
    Esto me recuerda un comentario que oñi a uno (también en un bar) sobre que no había que preocuparse mucho con la Iglesia porque era cuestión de tiempo, de tiempo de que se murieran las pocas beatas que quedaban.
    Estos últimos son los mimbres con os que hacemos el cesto de España; y aquéllos, los que nos mantienen la esperanza.
    Un saludo.

    P.S. Hablando de juventud, ¿ya pasó el susto de la chiquilla?

    ResponderEliminar
  5. Lo de ver TVE lo podría llegar a entender, pero Bate ¿por qué ves la Secta?
    Leer, mirar la rubia que acaba de pasar, escuchar música, la siesta, el chiringuito, pasear, rezar, salir al balcón, quedarse encerrado en el ascensor, pasar frío en El Corte Inglés, hay cienes y cienes de opciones antes que ver la Secta.
    Por lo demás, ¿qué esperabas? si les quitas el odio ¿qué les queda?
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.