domingo, 21 de agosto de 2011

Laicista, indignado, progresista… adolescente

¿Podría la imagen adjunta ilustrar alguna edición de la “Carta sobre la tolerancia” de John Locke? Sólo quizás como su antagónico. Pues esa tolerancia reclamada por el liberal inglés encuentra en la imagen precisamente el fanatismo que pretende combatir en sus páginas.

El rostro que se nos muestra encarna a la perfección el dogmatismo y la agresividad de aquél que se sabe en posesión de una verdad absoluta y que debe comunicar al resto de los mortales para su iluminación y liberación. Parece no poder soportar que otras personas vivan en manos de la “ilusión y la ficción” que proporcionan unas “creencias medievales”, por lo que se siente en la obligación de despertar a cañonazos esas pobres conciencias devoradas por el opio. (SIGUE...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.