lunes, 18 de julio de 2011

Lo solemne dignifica, lo ridículo humaniza.

Últimamente la vida no me da motivos para reírme de nada. No lo lamento, es así la vida. Uno vuelve la mirada atrás y deja el problema descansando en el espacio a ver si se resuelve sólo lo que se deba que resolver. A veces me sorprendo a mismo riéndome de algo que poco tiempo atrás no me hubiera producido ninguna carcajada. Paso de lo solemne a lo ridículo con una facilidad pasmosa, y viceversa, siempre ha sido así, pero ahora se hace infinitamente más evidente. Lo que antes era grave y riguroso, se me vuelve poco menos que ridículo. Lo que decidí un día que sería poco menos que sagrado se cae sobre mí con un peso insoportablemente liviano para lo que esperaba y, no encuentro nada que ocupe el vació. El vacío, será eso. Debería volver a componer. La composición, el acto de crear, era mi verdadero termómetro que me indicaba la fiabilidad de mi criterio conmigo mismo, la válvula de escape que necesito para calibrar debidamente que es solemne, y qué ridículo. Lo solemne dignifica, lo ridículo humaniza. Ja. Eso sería ante antes. Lo ridículo humaniza, y si lo ridículo sale de nuestro interior, lo recibimos, lo acatamos y lo transformamos en solemne humanidad, habremos aprendido que el ser humano en su interior acoge a un payaso. Somos todos unos payasos, y algunos más que otros.

11 comentarios:

  1. Iba preocupándome por momentos según iba leyendo el post y ya estaba planeando llamar a S.Cid y a Posodo para hacerte víctima de un secuestro express y llevarte por ahí, al campo, de copas, lo que fuera, cuando he llegado a la puntilla final y he soltado el aire... Ahí sigue Bate, es sólo un mal día o una mala hora.
    Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  2. Puedo prometer y te prometo, Alawen, que no tenía ni pajolera idea cómo iba acabar la perorata. Supongo que el subconsciente, después de llevar todo el día cagándome en los muertos del juez Ken, me ha dado la solución al jeroglífico literario.

    Dicho esto, no os privéis de cogerme por la oreja y hacer conmigo lo que os apetezca. Una buena ginebra con unas olivas negras nos sentaría bastante bien.

    Unos abrazos

    ResponderEliminar
  3. La solución no está en reírse de algo, sino en rreírse con alguien.
    Y si todo el problema es quedar unos cuantos álguienes,... no hay problema.

    P.S. Alawen, gracias por la confianza. Aunque el interfecto parece que ha mejorado, siempre podremos hacer un ensayo, ¿no? (Ahora vuelve a estar cerca de Guadarrama, y siempre le ha gustado perderse por ella, si no recuerdo mal)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Y si te ríes con doble erre, mucho mejor.

    ResponderEliminar
  5. Pues S. Cid habría aceptado encantada la parranda propuesta por Alawen (eso sí, tendría que haber asistido a ella con un bastón de la ONCE porque..., a ver, querido Bate, ¿por qué demonios te ha dado hoy por escribir tan pequeñito? Después de leerte, estoy ya ensayando el "Para hoy, para hoy... Sale hoy...") ;-)

    Reírse o rreírse, lo mismo da, que da lo mismo, es una buena terapia. Lo que pasa es que a veces uno se queda sin ganas hasta para eso. Hummmm, ¿cómo podría yo sacarle una sonrisa a Bate...? Me parece que tendrá que encerrarme de nuevo en una mazmorra de Gongeland para obligarme a un matrimonio con Komoestastuf al que me niego, me niego y siempre me negaré.

    Piénsalo, Bate: dame caña para que me espabile el ingenio y te saque alguna entrada curiosona como aquéllas...
    Escándalo en al ONU.
    Extra, extra.... ;-)

    Besos y ánimos.

    ResponderEliminar
  6. Posodo, S.Cid, ya sabía yo que no me estaba equivocando al hacer de vosotros compañeros en el delito... Cualquier día lo perpetramos ;), así que Bate, ten preparada lo oreja, ;) Cambiar de tercio, hablar, arreglar el mundo... Y lo que nos íbamos a rreir xD

    S.Cid, yo logré leerlo gracias a la combinación control+rueda del ratón, pero, de todas formas, creo que he perdido algo de vista...

    ResponderEliminar
  7. Alawen, de todas formas, hay que tener bien preparada la estrategia legal: el presunto, eso que no falte, delito, sería:
    a) un ataque preventivo tipo Libia
    b) una expedición punitiva... tipo Libia
    c) un latino "Usted no sabe con quién está hablando"... tipo Libia
    d) porque sí... tipo Libia

    (Marque la opción correcta, en el bien entendido que puede haber hasta cuatro opciones correctas simultáneamente)

    ResponderEliminar
  8. Alawen y Posodo: A ver, a ver, amigos, no hay que planificar tanto. ¿A qué tantas opciones, Posodo? El plan es sencillo: se presenta uno en casa de Bate, se toca el timbre y, cuando abra, se le coge por la oreja, se le mete en el coche y se le lleva a... Eso sí que hay que decidirlo. Si por mi fuera, sabría muy bien dónde llevarle (ejem, ejem..., él me tuvo bien encerradita en una mazmorra gogenlandesa), pero como estoy hoy con buen rollo, aceptaré cualquier lugar que proponga la banda de Golfos Apandadores que nos hemos montado.

    Por cierto, ¿tenéis ya los antifaces? Yo no. Voy a ver si mañana me hago con uno, que no se puede ir por ahí secuestrando al personal sin antifaz.

    ResponderEliminar
  9. La realidad nos pone a cada uno en nuestro sitio...¿seguuuroooo?
    Otra frase hecha cogida con pinzas y que se queda en vaguedad. evidentemente no. A unos nos vapulea más que a otros, que parecen tener inmunidad frente al destino terreno. La vida nos lleva por donde no hubiéramos jamás sospechado, aunque evidentemente nuestras decisiones matizadas por la providencia hacen el trabajo y dan el acabado final. Digamos también, ya que estamos con las frases hechas, que todo tiene solución en esta vida excepto la muerte. Hay que componer la vida y tmb la música que siempre nos saca de la miseria.

    El tema político será muy socorrido para lo del desahogo y, qué duda cabe que también afecta a nuestras vidas -como bien dices en tus datos personales-, pero lo sustancial es la primera persona y el destino al que nos enfrentamos. Las peores circunstancias posibles esconden las más hermosas historias. Al menos eso quiero pensar.
    Me quedo con ese sentido de tu reflexión, y por supuesto con la sonata de Haydn.

    abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Alawen, Posodo, S.Cid, sólo os pido que cuando me secuestréis le dejéis dicho a mi madre como se abre la puñetera puerta que da la calle del dichoso piso nuevo. Y No se cortéis en secuestrarme .. jajaja.

    ResponderEliminar
  11. Locuaz, excelente reflexión: " A unos nos vapulea más que a otros, que parecen tener inmunidad frente al destino terreno". Ya sabes aquéllo que dice que unos nacen con estrella, y otros (nacemos) estrellados. Fe, esperanza y que se largue ya de una puta vez la pesadilla zapateril, COJONES!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.