miércoles, 25 de mayo de 2011

«No, “baby”. No te preocupes, no vas a perder tu trabajo. ¿No sabes quién soy yo?»

Y ante las dramáticas súplicas de la camarera guineana: «Por favor, pare. Necesito mi trabajo, no puedo perderlo. No haga eso. Por favor, pare», Dominique Strauss-Kahn siguió ejerciendo de forma brutal la violencia contra su presa, no paró, era día de caza mayor en la suite del hotel, continuó cultivando su duro" carácter", según su correligionaria en la IS, Elena Salgado: "Hay que confiar que Strauss-Kahn utilice su mejor criterio, en este caso al menos. En otros no parece que lo haya utilizado". Antes, y lo que cuenta en estos casos es la primera impresión donde se juzga la catadura moral , la ministra carpa se despachó a gusto, con una ligereza cómplice, babosa, cuasi solidaria, hablando del carácter indomable del mandamás socialista del Fondo Monetario Internacional (FMI).
La secta.

Petit Sarko, el gachó, conociendo el carácter del machote del FMI avisó "Ten cuidado: ahí en EEUU no se bromea. Evita coger el ascensor tú solo con una becaria, ya sabes a lo que me refiero. Francia no puede permitirse un escándalo", le aconsejó el presidente galo. Y el que avisa no es traidor. 1ª teoría conspiratoria por las fuerzas progresistas: el interés de la derecha francesa por hundir al supuesto aspirante a liderar la izquierda de cara a las elecciones, desmontada.
"Francia, no puede permitirse un escándalo". A la camarera, becaria o quién ose pasar en ese preciso momento con faldas por el campo de visión del L'enfant terrible, que le den. Malditos hijos de ....:

Pero, Oh la là!, "además del ADN de éste encontrado en la ropa de la presunta víctima, y esperma al parecer hallado en la moqueta de la habitación del hotel, el político francés tendría una herida en su espalda provocada por un empujón propinado contra un mueble por la mujer en el forcejeo. Sangre de la herida se habría encontrado en sábanas de la cama."

Se pudra en la cárcel este cerdo.

"God Bless America"



2 comentarios:

  1. Todos los violadores son igual de despreciables. No hay atenuantes.

    Lo que pasa es que éste siendo rico (gracias a un sueldo público indecente) y poderoso lo más probable es que pueda evitar la cárcel pagando con ese dinero que todos le hemos dado. Da asco pensarlo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, da mucho asco todo este asqueroso asunto.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.