sábado, 21 de mayo de 2011

"Necesitamos leche de soja y chocolate Paladín", último grito revolucionario en Sol.

"Por favor, necesitamos leche de soja y chocolate Paladín para desayunar. No hace falta más comida, no traigáis más, gracias", decía una voz masculina. (Última hora en las barricadas)

* * * * *

Una de las batallas decisivas de la Spanish Revolution tuvo como protagonista la falta de alimentos, en especial, la falta de leche de soja y chocolate Paladín, mientras eran sitiados por los sublevados y defendida con uñas y dientes por las tropas fieles a la PSOE del capitán Lozano. El largo asedio a la capital, las escaramuzas, bombardeos y batallas, la presencia de las brigadas perroflaúticas y de las tropas marianistas, el sufrimiento diario de la población, la preocupación por la preservación del patrimonio artístico y cultural en medio de las bombas que lanzaban los temidos aviones del Fondo Monetario Internacional capitaneados por Dominique Strauss-Kahn, el barón progresista.... todo ello conforma un episodio épico y dramático en la historia de la Spanish Revolution. Este cruel episodio fue bautizado por los españoles con el nombre de La Batalla de la leche de soja y chocolate Paladín*.






*a la taza.

4 comentarios:

  1. El chocolate "Paladín" tiene que tener algún efecto alucinógeno que hasta ahora desconocíamos.
    O eso, o es uno de los ingredientes básicos de la pócima que Panorámix preparaba paar Asterix y Obelix y que estos mangutas necesitan para deposicionar cada "brillante" idea que surge de Sol tipo nacionalización de la banca, salirnos del euro, suprimir el FMI y el Banco Mundial...

    ResponderEliminar
  2. No te olvides, querida Natalia, del "derecho a la felicidad". Ese punto, ese progresista y emocionante punto del Manifiesto Perroflaútico me ha hecho soltar una lágrima.

    Habrá que vigilar de dónde viene ese "chocolate".

    ResponderEliminar
  3. Hombre... No me fastidie que no tenían chocolate Paladín a la Taza???
    Qué mundo más cruel y salvaje, xDiosss... Ahora sí que me indigno bien indignao

    ResponderEliminar
  4. Sr. IA, comparto con hondo estupor su justa indignación.
    Me he puesto en contacto con la familia Ruiz Mateo para ver si pueden hacer algo por los muchachos y muchachas allí concentrados.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.