sábado, 14 de mayo de 2011

I'm Jim Morrison I'm Dead

- Le vamos a renovar el carnet de conducir por los pelos.
- ¿Y eso?.
- Tiene usted el oído derecho algo sordo, perdido, echado a perder... ¡¡me escucha!!, vociferó la técnico de la cosa, una preciosidad con gafas surgida de una gruesa carpeta azul rodeada de estanterías.

Seguro que esta gente,-pienso ahora pasado el tiempo torrencial que lo perdona y lo borra todo menos mi sordera-, tienen algo que ver con mi prominente sordera;
me pareció raro que saliesen así de fresco al escenario, con tapones en las orejas....

No creo que haya escuchado nada en la vida tan potente y bestial como el concierto de esa extraña noche que dio Mogwai en Sevilla, ni creo, que se dé de nuevo las circunstancias adecuadas para volver a sentir algo remotamente parecido, sobrenatural y asquerosamente terrenal, tan cerca de la tierra y jodidamente alejado del cielo a la vez.
Escuchen, pataleen y memorizen los últimos guitarrazos afilados de un mundo que se acaba, porque la chusma que viene detrás, ésa, oscilando y marcando sin ningún rumbo ni destino ni fin el timón, arrojará al fuego de su tortuosa ignorancia todo lo que no entienda, todo lo que sobre y le susurre:


"
Los muertos se hallan bien en esta tierra
cuyo misterio seca y los abriga.
Encima el Mediodía reposando
se piensa y a sí mismo se concilia..."




Esta música me pierde.

No estoy dispuesto a quedarme sordo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.