jueves, 7 de abril de 2011

Zapaterismoquimicamentepuro

Toda época contiene su música al igual que todo tiempo pasado posee el artista elegido que con un par de brochazos y un leve tintineo de pincel plasma con precisión químicamente pura la mancha gris cobalto del otoño del atardecer de aquél siglo.

La profundidad del alma, la grandeza de espíritu de los combatientes y caídos y el dolor ruso de la guerra lo plasmó magistralmente Dmitri Shostakóvich en su desconcertante y alucinógena Séptima Sinfonía intitulada Leningrado. Si viajamos a la solemne Inglaterra del XVII, aparte de piojos, meretrices y meretrices reinas cornudas, nos encontramos al mejor músico inglés de la Historia, Henry Purcell, coronando con su precioso arte el solemne funeral de la Reina Mary.

En estos días de Zapaterismo declinante, rencor y ocaso de una nación, qué mejor que escuchar la obra del polifacético John Cage,
4´33 , para recordarnos la patética época que venimos padeciendo.

Quién se queja es de vicio.






2 comentarios:

  1. Buenos días querido y apreciado amigo
    .
    Sólo quería decir antes de sumergirme en la faena diaria, que me encantaría tener acceso a la audición de su acertadísima selección musical para ésta época de desesperanza y derribo político y social.
    Hace falta una ola de desinfección como la del terremoto de Japón, que barra con tanto desbarre, tanta necedad, tanto listillo salva-taifas, y tan poca sesera general, de los que manejan el "trinquete" de la vela que nos impulsa, a no sé qué abismo del fin del Mundo.

    Ni se quieren congelar los sueldos, ni viajar en segunda, ni perder prebendas... ¡qué poca vergüenza!

    ResponderEliminar
  2. No dejes de escuchar la obra de Cage que subo, y a todo volumen, por favor. En esa despejada y liviana partitura, en esa música de silencios ominosos que nos invoca a la perplejidad, encuentro algunas respuestas a esta absurda época zapaterista.
    Escucha escucha.

    "Ni se quieren congelar los sueldos, ni viajar en segunda, ni perder prebendas... ¡qué poca vergüenza! "

    Privilegios de la casta, amigo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.