martes, 12 de abril de 2011

La amarga Pasión de Cristo (por Ana Catarina Emmerich)


Lectura muy adecuada para ir preparando el cuerpo y el espíritu para la Semana Santa.

Enlace a La amarga Pasión de Cristo

Cuando cerremos la última página de este libro, tendremos la sensación de que hemos recorrido el Via Crucis al paso del Señor. De que conocemos a la perfección cada detalle de los dolorosos momentos que vivió Cristo en su Pasión, de lo que sentía en Su Corazón ante la traición de Judas, a quien quería tanto, del gran amor con que María vivió la Última Cena en la habitación al lado del Cenáculo.

Interrumpir su lectura es cosa difícil: es un relato fascinante, donde casi podemos ver con nuestros ojos cada lugar y tocarlo con nuestras manos. Nos ayudará a vivir la Semana Santa desde dentro, a no quedarnos al margen.

El contenido:

Ana Catalina Emmerich nació en 1774. A los 28 años entró en un convento de Agustinas. Aunque ella quería ingresar desde muy joven, no pudo por la precaria situación de su familia, a la que tuvo que ayudar. Fue una monja con dones místicos extraordinarios, con continuas visiones sobre la vida de Jesús, de la Virgen, de la Iglesia pasada, presente y futura. Esto fue causa de continuas incomprensiones por parte de sus hermanas en el convento así como de muchos otros. Un año antes de su muerte en 1824, tuvo unas visiones acerca de la Pasión de Cristo, que recogió Brentano, un poeta alemán elegido por Dios para que las transcribiera.

“La amarga Pasión de Cristo” es uno de los libros más conocidos e importantes de la mística alemana. Comienza en el Huerto de los Olivos, narrando los grandes sufrimientos de Cristo ante la visión de Su propia Pasión y, principalmente, de los pecados de los hombres, por los que la padecerá. La narración de la Última Cena es un testimonio precioso. Continúa hasta la Resurrección, lo que hace de este libro uno de los más recomendables para el tiempo de Cuaresma y Semana Santa.

Las visiones de la Beata Ana Catalina son tan concretas que nos va contando las escenas del Evangelio con toda minuciosidad, situando perfectamente los lugares donde sucedía cada una, las personas que intervenían. Están escritas en un estilo muy directo y sencillo y divididas en breves capítulos de muy fácil lectura.

La película que Mel Gibson realizó sobre la Pasión de Cristo tomó muy en cuenta estas narraciones. También a partir de ellas se hicieron descubrimientos arqueológicos, como los restos de la ciudad de Ur de Caldea o la morada de la Virgen María en Éfeso.

Ana Catalina fue beatificada por Juan Pablo II en 2004.

_____


* Enlace relacionado: Franz Litsz -Viacrucis-



4 comentarios:

  1. Tú lo has dicho. Una lectura muy adecuada y recomendable para esta Semana Santa. Elena y Alicia estarán en tu querida Sevilla.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. WWW.INFOCONTINENTAL.COM

    A dia de hoy tenemos la toda la casta politica podrida, mires donde mires solo ves robos, estafas, mentiras... Un dia u otro debe acabar.

    ResponderEliminar
  3. Querido Angelo: sólo puedo decirte que posiblemente han elegido el mejor lugar de la cristiandad para conmemorar la Pasión, Muerte y Resurreción de Nuestro Señor Jesucristo y los Dolores de su Madre.

    Tienes mi correo, si las niñas necesitan algo, sólo lo tienes que decir.

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  4. WWW.INFOCONTINENTAL.COM: Lleva usted mucha razón.
    Algún día debe acabar, esperemos que no sea muy tarde.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.