sábado, 5 de febrero de 2011

Todo cambiará mañana


Me conmueven hasta la lágrima fácil (nunca es fácil, que lo sepan).

Siempre lo hace, la buena y honrada música que los chicos de LA FRONTERA se curran.

Su música siempre actúa en mis pequeñas entendederas como un lozano pildorazo de vitaminas B para la moral que uno de vez en cuando toma en pequeñas dosis para saber de dónde viene.

Crié y enjuagué parte de mis años mozos (como me gusta esta expresión rancia como el tocino) escuchando a estos tipos, con la absoluta certeza que mi vida discurriría por esos extraños y a veces heroicos vericuetos que se deja notar en sus niquelados textos.

No conozco mejor antídoto contra la decadencia musical que reina en el rock español que esta banda, en serio. . Y digo más, Locuaz, si éstos tipos hubiesen criado y asentado su carrera en los arrabales de California o Arkansas, en vez de en los madriles, serían ahora mismo unas estrellas del rock mundial como Dios manda.


Tampoco les hace falta, en serio.






6 comentarios:

  1. El paso del tiempo no ha hecho mas que darle la razón a estos "tipos duros" -pero con enorme intuición y certero ojo musical- sobre las bondades de su oficio.
    Detrás de la imagen del Clint Eastwood de "Dos mulas y una mujer", pongamos por caso, había una actitud (ademas de aptitud para hacer canciones) que hace que la situación actual de los laboratorios para adocenamiento de jóvenes que son los grupitos del momento sean para exclamar sencillamente el "apaga y vámonos" (que no "paga y vete" que diría Teddy Bautista)..., "que nos vamos".
    ¡Viva la Frontera!

    ResponderEliminar
  2. Conozco alguna cancion, las basicas
    Buen grupo de cualquier modo

    ResponderEliminar
  3. ¿Los has visto en directo en "La Frontera", en Villalba?

    ResponderEliminar
  4. Me voy al spotify a conocerlos. Gracias por el "descubrimiento".
    ¿Sigue haciendol -lamémosle- fresquito cabe la Torre del Oro?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Noelia Jiménez.: No, la única vez que los vi fue hace algo así como dos siglos en Sevilla.

    Caraguevo: Son muy buenos. Sí, por aquí hace frio.

    Gracias a ti, José Antonio.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.