viernes, 4 de febrero de 2011

“¿Quién es quién en el caso Marta del Castillo?”

El periodismo, o lo que queda de el en España, se encuentra cada vez más inspirado de esa enfermedad moral que afecta por desgracia a todas y cada una de las capas de esta triste sociedad enfrascada a muerte en su autoinmolación, enferma y gorda de gula cuentista, alcahueta hasta las cachas. Miserable.
Para el ABC de Sevilla el asesinato de una joven de diecisiete años cuyo cuerpo, recuerdo, aún no ha aparecido y al que no se le ha podido dar cristiana sepultura, es simplemente, una especie de juego de mesa con el que echar el resto, y el rato.
“¿Quién es quién en el caso Marta del Castillo?”.
¡Qué originalidad!.
Todos, asesinos. padres, hija, espiritu santo y delincuentes, en el mismo oscuro saco, bajo el mismo cínico rasero.

¿Es necesario este despliegue de miseria y malandanza informativa para tratar el brutal asesinato de una chiquilla?
¿Hasta cuando el periodismo, y algunos periodistas, mantendrán en sus platós este circo de muerte y desgarro?
¿Es necesario –justo no creo que sea- estar todo el puto día abriendo en canal los sentimientos de una familia que ha perdido de manara brutal y asesina a su hija?




*El ABC ha quitado de su página web el titular “¿Quién es quién en el caso Marta del Castillo?”, alguien de arriba, se habrá dado cuenta de la barbaridad del enunciado. Alguien con la mirada clara para saber poner las cosas en sus justos términos.
Cada vez van quedando menos, esa es la verdad.

El Correo lo mantiene:
¿Quién es quién en el caso Marta del Castillo?

5 comentarios:

  1. Es imperdonable que no se revisen éste tipo de noticias por los que, con criterio ético-periodístico y experiencia, deben advertir de las imprudencias, meteduras de pata y resbalones que pueda contener un artículo antes de publicarlo. Ellos deben estar como salvaguardas de la corrección y de paso el estilo, en cualquier medio periodístico que se precie. De lo contrario La falta de un código ético, la impudicia, el oportunismo y el único afán de epatar, dominaran el ya desacreditado oficio.

    ResponderEliminar
  2. El mundo del periodismo se ha vuelto loco. Hoy he oído que la COPE ha vetado una carta de Irene Villa en la que animaba a ir a la manifestación de mañana. ¿Qué tal?

    ResponderEliminar
  3. Locuaz: El populismo, corroe la médula espinal de nuestra progresista y "avanzada" sociedad del bienestar, y ha calado en los plumillas.
    Salvo de la quema a pocos periodistas:

    Santiago Gónzalez, Federico JLS, Pablo Molina, el hispano-argentino Vázquez-Rial, Cristina Losada, David Gistau, ignacio ruiz quintano, Aberasturi, Sansebastián,
    ..., si quieres (quieren) alargar la lista, estás en tu derecho.

    ResponderEliminar
  4. ¿La COPE? ¿y quién diablo es la COPE?

    Ahora en serio, S. Cid. Nunca imaginé que una emisora de radio de corte cristiano (qué bajo estáis cayendo) negase la palabra a una víctima del terrorismo.
    Tengo calado al sinosítico, amoral y capullo Ignacio Villa desde hace tiempo.
    Un lameculo de dimensiones considerables.
    De natruraleza arácnida, no te digo más.

    ResponderEliminar
  5. Y pensar que, en sus tiempos, era alabado por sus ahora ex-compañeros de emisora, por cómo se batía el cobre en algo que se llamaba "59 segundos", o así.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.