viernes, 4 de febrero de 2011

Habla la ministresa Pajín

Laire Pajín: "Otro Ministro, Jáuregui, hablaba hace semanas con coraje y valentía de la necesidad de que la sociedad se defienda cuando se vulneran los horarios infantiles, se fomenta la crispación como divertimento y se transmiten valores y conductas poco recomendables."

"La República", "Amar en tiempos revueltos" y "Cuéntame", son series de TVE producidas con nuestro dinero , el de todos los españoles. Tienen como único y último fin político enfrentar en pleno siglo XXI a los españoles que no vivimos, ni padecimos, ni queremos recordar, ni saber nada de nada de la puta guerra (in)civil en la que se enfrascaron nuestros mayores.

A ver, si hay que hablar y dar datos, se dan, no problem, pero desgraciadamente, esa basura sesgada de la "Memoria histórica"* -absurdo oximorón-, ni quita el hambre, ni la miseria a las cientos y miles y millones de familias españolas que se encuantran al borde del colapso por vuestras graciosas y repugnantes políticas "sociá", lista.

El cinismo y la catadura moral que gastas, niñata ministra, pasará a los anales de la intrahistoria de nuestro país ocupando enteramente las páginas de la sección "asuntos obscenos".



*(
La memoria histórica es un concepto historiográfico de desarrollo relativamente reciente, que puede atribuirse en su formulación más común a Pierre Nora, y que viene a designar el esfuerzo consciente de los grupos humanos por entroncar con su pasado, sea éste real o imaginado, valorándolo y tratándolo con especial respeto).
Será lo único que haga esta gentuza con respeto.


4 comentarios:

  1. La Pajín dicen que es licenciada en Psicología así que algo sabrá de manipular.
    Pero no te metas mucho con ella porque si no ¿qué no harás con Lopez i Chamosa?

    ResponderEliminar
  2. Caraguevo, la Pajín no esta licenciada por ninguna universidad española, ni del mundo mundial, por cierto. Su curricular vitae afirma que "cursó estudios". ¿Cualas? Igual-da.
    Pero vaya, tampoco tiene importancia.
    La nena es igual de maligna con titulo que sin él.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Tendría mucho que decir sobre la memoria histórica esa, pero tal vez sería mejor callarme, como siempre. ¿O no?

    Años 80, un cura retira una lápida de la iglesia donde hay esculpidos 28 nombres de 28 fusilados sin juicio ni condena, ¿cómo podría haberla, si no nunca hubo delito?

    ¿Por qué esa retirada? Después de asesinados, castigados al eterno olvido. ¿Por qué? Respuesta del sacerdote: para no excitar los ánimos, suavizar el recuerdo de aquellos tiempos duros y olvidar, olvidar, olvidar. 28 esqueletos quedan parapetados tras un muro blanco, ignorados sus nombres para siempre.

    Mi madre le reza a su padre y a su suegro desde entonces mirando una nívea pared sin nombres.

    ¿Memoria histórica? ¡Ja!

    ResponderEliminar
  4. Sobrecogedor, querida S.Cid.
    Un abrazo.

    Me recuerda lo que cuentas a los libros que estudié sobre la historia de las hermandades y cofradías de Sevilla, que en un gesto de humildad y caridad cristiana que les honra - por cierto, que éstas malas hierbas nunca reconocerán-, nunca sacaron a "pasear" sus "memorias históricas".

    Me faltan dedos en las manos para enumerarte las iglesias que por aquí salieron ardiendo, y que como todo el mundo sabe, se produjeron los fuegos por simpatía con el farragoso agosto sevillano.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.