miércoles, 19 de enero de 2011

Japanese style

Lo más parecido que me he metido por la boca semejante al sushi es el bacalao salao que colocan los día de guardar en el bar J, sito en calle Luís Montoto (Sevilla).
El sushi (dígase chuchi, con la Ch debilitada) es (fue) una auténtica porquería que much@s se tragan como última instancia para disfrazarse de personas modernas y cosmopolitas que comen pescado podrido y caducado (¡ojo, caducado!) con el inequívoco objetivo de parecer modernos a los ojos del notas que sólo tiene parné para zamparse un humilde y gracioso.so bocata de chopped pork empaquetado pero, que al final, mira tú por donde, no pasa hambre.

Como sabrán ustedes, y si no lo cuenta el menda, una vez puesto sus niponsidades hasta el culo de Makizushi, Oshizushi, Edomae chirashizushi y demás manjares de la huerta de Murcia, el siguiente paso a realizar por estos estajonovista enmallaos que se han dejado media nómina en el Restaurant Ojos rasgados -comida japonesa-, es pasarse por el bar de enfrente, el del antoñito, donde ponen unos bocatas de calamares que levantan el ánimo a un fiambre japonés. Que estáis todos hecho un japonés.



Donde se ponga una urta a la roteña que se quiten todas estas nuevas bobadas de progres...



17 comentarios:

  1. -¡Antoñitoooo!, vete poniendo otra racioncita de Nigiri de maguro has el favor, y ya de camimo pon otra ronda de sake a los señores ..!!

    ResponderEliminar
  2. En mi vida he pisado un restaurante japonés y en mi vida lo haré. ¿Comida cruda? Gracias, ya tengo el jamón.

    ResponderEliminar
  3. Eso no vale.
    El jamón no está crudo,... está curado.

    ResponderEliminar
  4. El jamón ni está crudo S.Cid, ni curado, Posodo, el jamón está donde tiene que estar, que diría Joselito "el gallo" cuando le preguntaron en La Coruña mientras esperaba al tren que le llevase a Sevilla:

    -Maestro, Sevilla está muy lejos,¿no?
    -No mire usted, le espetó el torero de Gélves,
    Sevilla está donde tiene que estar, lo que está lejos es esto.

    Dicho esto, le tengo que dar la razón a Posodo.

    Ay la gente urbanita de capital..., ¿pero cómo has podido decir que el jamón es carne cruda, S.Cid?,

    ResponderEliminar
  5. O apaño para hacer la gracia, leñe. Cruda significaba, en mi comentario, no cocinada, par de listos :-p

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué pena haber llegado tarde a tan interesante controversia!

    Stá to mu bien, pero como le cojan el gusto los japoneses, y sobre todo los chinos a nuestra gloria nacional ibérica..., sí que vamos a comer arroz crudo.

    ResponderEliminar
  7. ..y con leche, Morat.

    Tú si conoces el J, ¿no?

    ResponderEliminar
  8. Centremos el tema, si en Andalucía hay buen jamón, en Extremadura, en Salamanca y en Teruel también, por una vez Teruel existe, ¿por qué comemos jamón hungaro como si fuera español? o por lo menos eso dicen los medios de comunicación.
    Todo lo cual no quita que estoy de acuerdo en que comer el sushi ese es una estupidez. Y hasta hace poco ni siquiera lo congelaban previamente por lo que conservaba no sé qué bichito que propagaba enfermedades varias.
    En mi pueblo tenemos un embutido que se llama perro. Y hasta aquí puedo leer.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mi me gusta el sushi, solo el de salmon pero me gusta

    ResponderEliminar
  10. Resaca, a mi también me gusta el salmón, hasta el ahumado.

    ResponderEliminar
  11. Caraguevo, vivo a media hora en coche del centro neurálgico en "adonde" se miman con más cariño y cuidado los mejores cochinos de "estepais", de la Meca de los jamones, de la Florencia renacentista de los productos ibéricos, etc. y te aseguro que el día que el carnicero de mi barrio me la meta doblá colocándome jamón húngaro por el nuestro, definitivamente, ese día emigro de España.

    ResponderEliminar
  12. Caraguevo: "En mi pueblo tenemos un embutido que se llama perro."

    ¡¡Comorrrrr!!, explíquese usted haga el favor.

    ResponderEliminar
  13. Bate: Ya no. Ya estoy despierta y vengo con el kalasnikov dispuesta a comerme (incluso crudo) a quien se ponga por delante. ¿Dónde está el Komoestastuf? ¿Dónde están los listos del jamón curao? ¿Eeehhhh?

    Caraguevo: Acerca la oreja, que voy a contarte un secreto: me llama el tío este de Sevilla, que tiene un chalé en el ártico, gente urbanita de la capital, como si yo fuera una Leire cualquiera, y no sabe el menda que me he criado en Extremadura, comiendo jamón de bellota hasta decir ¡basta!

    Ayyy, se creen todos los gongelandeses, que no han probado más que el reno a la parrilla con sirope de arce y ensalada amarga de musgo, que somos los demás de su misma triste y helada condición.

    Hala, ya he tenido suficiente. Por hoy me guardo el kalasnikov. Otra vez será.

    ResponderEliminar
  14. S.Cid: "Ayyy, se creen todos los gongelandeses, que no han probado más que el reno a la parrilla con sirope de arce y ensalada amarga de musgo, que somos los demás de su misma triste y helada condición."

    Tampoco creo yo, lo digo consciente de tú poder y capacidad de influencia en la blogosfera internacional, que sea cuestión de atacar las raices de uno.

    Sí, qué pasa, yo me siento Gongelandés, y a mucha honra (creo adecuado llegando a estas alturas del dichoso asunto enlazar -por si hay por ahí algún despistadill@ más perdio que el barco del arróz- con la heróica Isla de Gongelad).

    He intentado llevar tú caso en estas bravas tierras lo mejor que he podido, dejándome la salud, mi patrimonio por el bien de una compatriota española.
    ¿Y cual es tú forma de agradecerlo? (¡ojo, no a mi, qué va, sino a esas criaturitas gongelandesas que aman la naturaleza y su tradicional "reno a la parrilla con sirope de arce y ensalada amarga de musgo" a las que tanto debes!), el mayor de los desprecios: "..de su misma triste y helada condición."

    Estas cosas duelen.
    Que lo sepass

    ResponderEliminar
  15. Es hora de que hablen... las armas.

    Ten mucho cuidado... Ya he llegado. Estoy aquí. Encontrarás mi kalasnikov tras cualquier enlace...

    Cuidaaaadoooo, cuidaaaaadoooo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.