jueves, 13 de enero de 2011

Copiar no es robar

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Querer poner puertas al campo es lo que quieren hacer el cárter Sinde-Sage-Ramoncin.
    Mientras más se pueda difundir la cultura mejor. Las obras de los clásicos no tenían detrás protegiendo sus derechos a una banda de mafiosos.
    De acuerdo, había mecenas; y hoy en día también. Hay que reivindicar el prestigio que supone respaldar la obra de arte pasada y nueva. Los bancos, las corporaciones, las organizaciones sociales, las fundaciones deben de tirar del carro en este sentido.

    Debemos volver a valorar las obras por lo que son, y no por el soporte en el que estén.

    ResponderEliminar
  3. Una Resaca Cualquiera dijo...

    Buena leccion!
    ____
    Eso parece, resacón.

    ResponderEliminar
  4. Exacto Locuaz: "Mientras más se pueda difundir la cultura mejor." Estará usted conmigo que la mayoría de las obras de los Cejateros, no podemos calificarlo de productos culturales.

    Forman parte de una industria, y quieren defender sus privilegios, cosa que por otra parte, no me parece mal, ahora, que lo hagan sin mis impuestos.
    Que no se les subvenciones más.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.