jueves, 29 de julio de 2010

Diez italianos por un alemán

LA MATANZA DE LAS FOSAS ARDEATINAS

El 23 de marzo de 1944, a las tres y media en punto de la tarde, una potente bomba estalló en la céntrica Via Rasella de Roma. En ese mismo instante pasaba por allí, camino del servicio, un nutrido grupo de policías alemanes, todos provenientes de la región italiana del Alto Adigio, recientemente anexionada al Gran Reich y rebautizada Südtirol.

La carnicería fue espeluznante. Minutos después, cuando se hubo levantado la polvareda, los transeúntes que corrieron alarmados hasta el lugar de la explosión se encontraron con una escena digna del infierno de Dante. Decenas de cuerpos despedazados esparcidos por toda la calle, sangre, dolor y gritos. El balance: 33 agentes muertos y más de 50 heridos.

No había sido cosa de la aviación aliada, que por aquellas fechas tenía a los ocupantes nazis cogidos con una pinza desde Anzio hasta Nápoles y barría con sus aviones las posiciones alemanas. Tampoco se trataba de un proyectil perdido, ni de la fortuita combustión de un almacén de municiones. Era un ataque terrorista. Había sido planeado y ejecutado por el Comitato di Liberazione Nazionale, un grupo de partisanos de estricta observancia soviética que pretendía castigar a los alemanes antes de que éstos abandonasen Roma, algo que iba a suceder muy pronto. Las fuerzas de ocupación habían declarado la capital italiana "ciudad abierta", es decir, que no pensaban atrincherarse en ella cuando los aliados se acercasen, posiblemente para proteger su patrimonio histórico de una destrucción segura.

La noticia no tardó en llegar al cuartel alemán en Italia, comandado por el mariscal Albert Kesselring, quien, ateniéndose a las leyes de guerra, envió un cable a Adolf Hitler para solicitar la represalia. El Führer la aprobó, dejando en manos de Eberhard von Mackensen, comandante del XIV Ejército –el que ocupaba Italia–, el alcance de la misma. Mackensen se sabía en retirada, pero no quería dejar pasar la oportunidad de dar un escarmiento a los partisanos, para que, ahora que iba a emprender el camino de vuelta a Alemania, se pensasen muy mucho lo de atentar contra sus soldados.

Fijó una proporción de diez a uno: diez italianos debían morir por cada uno de los policías tiroleses asesinados en Vía Rasella. Trescientos treinta italianos debían pasar a mejor vida esa misma noche, ya que el reglamento marcaba que toda represalia de guerra debía tomarse en las 24 horas posteriores al acto que la motivara. Conforme a las normas, debía ser la unidad castigada quien se encargase del desagravio, pero Hitler, que no se debía de fiar mucho de los tiroleses del sur, austriacos italianizados sin el debido adoctrinamiento ideológico, ordenó que lo ejecutasen las leales SS.

En sólo unas horas, las SS romanas, capitaneadas por Herbert Kappler, se apresuraron a vaciar la prisión que la Gestapo tenía en Via Tasso; pero no había suficientes presos, así que asaltaron la cárcel civil de Regina Coeli, cerciorándose de que en la lista figurasen tantos judíos como fuese posible. El general Wilhem Harster, el típico tarado de las SS obsesionado con los hebreos, puso especial empeño en ello y añadió 75 judíos romanos que había arrestado en la calle.

Sólo faltaba el lugar de ejecución. Matar de un golpe a 330 personas, a sangre fría, con disparos de revólver en la nuca no es algo que se pueda hacer en cualquier sitio. Los nazis eligieron un lugar apartado, una mina abandonada a las afueras de Roma: las llamadas Fosas Ardeatinas.

Para cumplir con la letra de la ley –y los alemanes siempre, hasta en las canalladas más infames, han sido grandes cumplidores–, todo debía hacerse con mucha rapidez. Entrada la noche, los presos fueron trasladados en camiones militares hasta la entrada de la mina. Allí, el temido Herbert Kappler, un electricista suabo metido a asesino en serie, esperaba junto su segundo, el teniente Erich Priebke, con la lista en una mano y un plumín en la otra para ir tachando los nombres de los ejecutados. La represalia no iba a realizarse mediante fusilamiento, sino por un procedimiento mucho más perverso: tiro en la nuca con la víctima de rodillas.

Para evitar contratiempos provocados por posibles problemas de conciencia, antes de empezar la faena Kappler se dirigió a sus hombres, todos oficiales de las SS, y les advirtió: quien no tuviese valor para disparar no tendría más escapatoria que la de ponerse "al lado de los fusilados". Para que no se dijese que no predicaba con el ejemplo, tomó su Luger P08 de la cartuchera, la montó y entró en la mina para participar en la ejecución de la segunda tanda de presos. Cada uno de los SS tenía un cupo que cumplir, con descansos entre tanda y tanda. Según confesó Priebke más adelante, cada uno de los oficiales realizó de dos a tres disparos fatales.

Hicieron falta 67 viajes al interior de la mina para acabar la operación, al final de la cual yacían amontonados en las galerías 335 cadáveres: los 330 previstos más los de cinco infelices que Kappler había colado en la lista. La entrada a la mina fue sellada por los dinamiteros para evitar incómodas peregrinaciones.

Al amanecer, la noticia fue difundida por toda la ciudad, que quedó petrificada por la magnitud de la matanza. Dos meses más tarde, conforme a lo previsto, la Wehrmacht y su cortejo de SS y funcionarios nazis abandonaron Roma.

Un año después habían perdido la guerra, y los italianos exigieron justicia. Se celebraron tres juicios. En el primero, que tuvo lugar en 1946, se juzgó al general Von Mackensen; en el segundo, desarrollado en Venecia un año más tarde, se sentó en el banquillo a Kesselring; el tercero fue en Roma y en 1948: contra Kappler y los SS que los aliados habían conseguido atrapar. Las penas fueron ejemplares, pero ninguna se cumplió en su totalidad. Von Mackensen y Kesselring recibieron sendas condenas a muerte, pero pronto les fueron conmutadas por la cadena perpetua; pues bien, ni eso cumplieron: en 1952 fueron puestos en libertad. Los dos murieron en Alemania de viejos, aunque, eso sí, sin ningún reconocimiento oficial por parte del Gobierno de Adenauer.

Kappler fue condenado a cadena perpetua y no a muerte porque obedecía órdenes y porque, en rigor, sólo se le podía acusar de cinco muertes, ya que las 330 restantes estaban avaladas por el código de guerra. Cumplió condena hasta 1977, cuando, con ayuda de su mujer, se fugó del penal militar de Gaeta escondido en una maleta. Italia reclamó la extradición, pero el entonces canciller Helmut Schmidt se negó arguyendo que Kappler estaba enfermo y que merecía morir en Alemania. Así fue: murió meses después, con 70 años, en su casa de Soltau, en la Baja Sajonia.

Priebke, el voluntarioso ayudante de Kappler, se escabulló de los británicos y consiguió un visado para viajar a Argentina, donde vivió por espacio de 50 años. En 1994, confiando en que ya nada le podría pasar, concedió una entrevista a una televisión norteamericana en su casa de Bariloche. Tras la emisión se produjo un formidable escándalo, que culminó con la extradición del entrevistado a Italia y un nuevo y concurrido juicio ante un tribunal militar... que le absolvió. La polémica sentencia derivó en un río de apelaciones y recursos; hasta que, en 1998, Priebke fue condenado a cadena perpetua, que, por su avanzada edad, habría de cumplir en su inexistente domicilio italiano.

Priebke sigue entre nosotros: acaba de cumplir 97 años y vive recluido en un piso de la Via Panisperma de Roma, a sólo cinco manzanas de la Via Rasella, donde hace 66 años estalló una bomba a las tres y media en punto de la tarde, dando comienzo a la tragedia.


Por Fernando Díaz Villanueva

miércoles, 28 de julio de 2010

Acosando a Al-Qaida

MICHEL Germaneau fue decapitado anteayer por los islamistas de Al-Qaida en el Maghreb. Ayer mismo, Nicolas Sarkozy declaró solemnemente que los asesinos no quedarán impunes. Ni en Mauritania, ni en Malí. Dichas por un Zapatero, palabras así hubieran provocado un sofocón de risa a los mártires de Alá. Que tienen la fea costumbre de estar bastante informados de lo que pasa en territorio enemigo. Y de saber cuál diferencia marca el riesgo de asesinar a un ciudadano de un país cuyo Estado defiende a sus contribuyentes y un Estado para el cual los contribuyentes son cajeros automáticos a cuya costa financiar la alianza de las civilizaciones, esto es, las armas y munición —espiritual como física— con que Al-Qaida ejecuta.
Moratinos, claro está, ha declarado lo de siempre: ¿y qué otra cosa puede hacer, el pobre? Que eso de matar rehenes es cosa que nuestros civilizatorios aliados sólo harán con los franceses, cuyo Gobierno se empecina en la fea costumbre utilizar a su ejército y sus servicios de inteligencia para combatir, en vez de plegarse al ejemplo humanitario de los nuestros: «antes morir que matar», Bono dixit. Sarkozy no sabe de eso. Ni su primer ministro, que anunció, tras el crimen, cómo «la lucha contra el terrorismo continuaría…, para acosar a los asesinos y llevarlos ante los jueces». ¿Se imagina alguien a Zapatero o Moratinos —de la señora Chacón, mejor ni hablo— dictando órdenes para que el ejército español «acose» a humanitarios guerreros de Al-Qaida? No, por Dios. Sería un inmoral sabotaje islamófobo contra la angélica alianza de las civilizaciones.
¿Retóricas diferentes? Puede. Pero también otra cosa. En la prisión de Poissy se pudre Ilich Ramírez Sánchez. Se pudrirá de por vida, por más que el colega Hugo Chávez se desgañite en Caracas exigiendo a Francia la libertad de su guerrillero heroico. No hay riesgo de que a Chávez nadie se lo tome en serio: esas cosas quedan sólo para la humillada diplomacia de la España socialista. Ilich Ramírez Sánchez fue, durante veintiún años, más conocido por su alias como jefe de operaciones exteriores del FPLP palestino: Carlos. Aunque la prensa francesa lo apodó «el Chacal», tras el asesinato en 1975 de dos policías en París. Diecinueve años después, el héroe de Chávez entraba en el quirófano de Jartum para una cirugía estética que garantizase su cambio de identidad. Era el 14 de agosto de 1994. Cuando salió de la anestesia, se encontró en París. Ni el mejor penalista de Francia —y también el más caro— pudo salvarlo de lo inexorable. Para el asesinato con premeditación, el código francés prevé cadena perpetua. Esa que fue dictada contra Ramírez Sánchez. Esa que cumplirá, hasta el último de sus días, el guevariano reciclado en islamista. Sin redención posible de pena.
No, no todos los Estados son iguales. Los hay que apuestan por socorrer a quien tortura y mata a ciudadanos propios que pagan sus impuestos. Los hay que, en la paciencia y el tiempo largo que es el de los servicios de inteligencia, invierten el dinero de los ciudadanos en defenderlos de místicos matarifes. Lo que es lo mismo, en hacer —con la ley por delante— que ningún acto terrorista salga gratis. Ninguno. Que cada cuál elija cuál Estado prefiere.

por Gabriel Albiac

lunes, 26 de julio de 2010

El País, la bandera española y Felix Monteira, apostol de la libertad.

Del Blog de García Francés

He dejado pasar un tiempito, pero se lo voy a contar a ustedes. El otro día me llamó un amigo de El País. Dijo, "te vas a reír, o vas a llorar. ¿Recuerdas la bandera de España que pusiste en tu mesa y el follón que te montaron los jefes para que la quitaras? Pues hoy, con el Mundial, El País está saturado de banderas, los tíos la llevan colgada del cuello y las tías como pareo". Ni me reí, ni lloré. O grados.

En Octubre del 2002, me enviaron una banderita española firmada por los amigos que acudieron a una manifestación en San Sebastián. Convocaba Basta Ya, el lema era Contra el Nacionalismo Obligatorio y participaron Mayor Oreja y Redondo Terreros. Fue un éxito. Por cariño, la puse sobre mi mesa en El País. En las paredes de la redacción colgaban otras banderas republicanas, palestinas y vascas. El gesto me costó un enorme disgusto en el diario en las siguientes elecciones.

Un miembro de CCOO, redactor de internacional, secuestró mi banderita, luego sufrí agresiones verbales por parte de algunos compañeros y jefes, muy especialmente del perro que soltaron para roerme las canillas, el entonces subdirector Félix Monteira, más tarde director de Público y hoy Secretario de Estado de Comunicación del Gobierno de España. Félix, excelente periodista y comisario político, me acusó durante semanas de llevar a la redacción la guerra de las banderas, y sus palmeros, de facha y otras memeces parecidas.

Yo respondía atónito que estaba en España, dentro de la ley (Artículo nº 4 de la Constitución), y que en la redacción se exhibían otras banderas. Pero, no hubo manera. Chantaje y sectarismo, por delinquir mostrando la bandera de mi país. En Madrid. En el diario independiente de la mañana, en el templo de la libertad. Al final, decisión salomónica, ordenaron quitarlas todas. Me alegro que "el milagro del fútbol", como dice Teo Uriarte, haya levantado la veda de la bandera española en el diario El País. ¿Será momentáneamente?

Tribulación de un costalero en la calle Francos

No, si yo con la ayuda de ustedes (mensajes a redcuadro@yahoo.es) voy a echar el verano con la calle Francos... Pues si cada calle es un mundo, Francos es un sistema solar. En nuestra Reliquia y Tesoro en defensa de esa calle, un hermano del Silencio nos envía la anécdota histórica que su protagonista contó durante la entrega del premio anual de una tertulia cofradiera: «La historia ocurrió en el Bar Pajaritos que usted evoca. Era años antes del 92. Cierto costalero de Jesús Nazareno del Silencio, al mando de José Ramón Rodríguez Gautier, se había tomado una torrija en San Buenaventura tras los Santos Oficios en la iglesia de la calle Carlos Cañal. La torrija no le sentó muy bien, porque a la hora de fajarse, el vientre empezó a darle vueltas como una lavadora antigua. El costalero pidió en varias ocasiones salirse para evacuar, pero Gautier le dio nones en todo el recorrido de ida, prometiéndole que en la Catedral le dejaría ir al “locum”. Cosa que tampoco se produjo, porque dijo que no se podía dejar retraso, que venga de frente. A la subida de Argote de Molina, el pobre costalero amenazó con hacerlo en un husillo en una arriá, al estilo antiguo, pero los costaleros profesionales que aún quedaban de la etapa del Penitente lo miraron y dieron nones: que ni se le ocurriera, que por ese tramo empiezan los parones y cualquiera aguanta la tostá. Ya por Francos, el buen hombre dijo que ya no aguantaba más y Gautier, en voz muy baja, le dijo: “Salte por el faldón de atrás y corre a un bar”. El tío se metió en el Bar Pajaritos. Lo dejaron saltarse la cola del váter por ser costalero. Entró en el recoleto lugar, se bajó el pantalón y cuando, opá, iba a largar, se dio cuenta de que lo que había era... ¡un urinario de pared! Como el vientre le seguía centrifugando, decidió hacerlo allí mismo. Con tan mala suerte que apretó la cisterna, aquello subió y subió y, coronado por una tela metálica de plástico y tres bolitas de alcanfor, empezó a rebosar. El costalero, aliviado su vientre pero angustiado por la que se iba a liar, se puso el costal, salió corriendo, cerró la puerta para ganar tiempo respecto a la cola de espera y huyó hacia el paso. Desapareció bajo el faldón, y de pronto se oyó procedente del bar, en pleno silencio del Silencio por Francos, una voz que decía:
—¡Hijo de la gran puuuuuuuta!
La bulla comenzó a sisear: “¡Callarse, hombre, que esto es El Silencio!”, “Más respeto, por favor!”. Gautier levantó el faldón y, muy preocupado, preguntó al costalero:
—Niño, ¿qué ha pasao ahí?
Y el costalero:
—Ná, uno que por lo visto le han cogío el culo a su novia y se ha cabreao. Tú dale de frente...
Pasó la Madrugada. El Silencio celebró su ágape de Resurrección en el patio, a cuyo término muchos fueron a ver el regreso de una cofradía que por lluvia se había refugiado en la Catedral. Como el asesino vuelve al lugar del crimen, el costalero se apartó del grupo y pasó por la calle Francos. Se encontró en pleno domingo una cuba de obras y albañiles en el Bar Pajaritos. Le preguntó a Moisés, el dueño montañés, que estaba en la puerta:
—¿Qué, de obras, jefe?
—Sí, porque un costalero del Silencio, el hijo de la gran puta, me arruinó la Madrugada, dejándome sin váter la noche del año que más cafés despacho, y ya hemos aprovechado para poner una taza en condiciones...».

Por Antonio Burgos

viernes, 23 de julio de 2010

El PSOE de Karina

Carlos Colón |

CON tu compromiso. Con la España que nos merecemos. Con motivos para creer. Con mil ideas más. Con el impulso necesario. Con nuevas energías. Con la fuerza del cambio. Con el poder de un voto. Con tu forma de ser y de gobernar. Con todo tu talante. Defendiendo la alegría. Con todas tus fuerzas. Con tu mirada positiva". Aunque resulte difícil creerlo esta pelotillera retahíla de cursilerías no está extraída de programas de la TVE de los años 60 tipo Cesta y puntos, Tiempo para creer del cura Dorronsoro o El alma se serena; ni de las novelas ejemplarizantes La vida sale al encuentro o Una chabola en Bilbao de Martín Vigil; ni del En un mundo nuevo -"al fin del camino se harán realidad los sueños que llevas en ti, si en todo momento en tu caminar la vida has llenado de amor y verdad"- que Karina llevó a Eurovisión e interpretó en cine con La Pandilla; ni tan siquiera pertenece al acervo de aquella Betty Missiego que cantaba lo de: "Si todo el mundo quisiera una canción que hable de paz, que hable de amor, sería sencillo podernos reunir para vivir con ilusión. Quiero que sienta conmigo esta canción, que deje atrás su malhumor para que salga en la vida a sonreír y a disfrutar su condición".

Pero no es así. Pertenecen al vídeo que el PSOE le ha obsequiado ayer a Zapatero para felicitarle al cumplir diez años como secretario general del PSOE. Aunque puede parecer que la cosa es tan absurda como si la tripulación le hiciera un obsequio al capitán Ahab por el acierto con que gobierna el Pequod -sacrificando barco y tripulación a sus manías, odios, ambiciones u obsesiones-, hay que comprender que el detalle ha partido de la corte de ineptos que gracias a él ocupan cargos de relevancia sin más currículum o mayor mérito que haber crecido en las granjas del partido. No es nuevo lo de los estómagos agradecidos. Es sabido que la pelotilla es la forma de lealtad de los mediocres. Y es de general conocimiento que cuanto más se vacía algo de sustancia, sentimiento o verdad, más exagerados son los gestos que pretenden encubrir ese vacío. Cosa de oficiantes de ritos cuyos contenidos han acabado por ignorar, de sacerdotes de una religión en la que han perdido la fe o de voceros de valores en los que ya no creen.

(A patir de aquí el autor del artículo comienza un inesperado giro para hacerse perdona la feroz crítica que dirige a los sociatas. Cosa muy común -esta de pedir perdón- en este señor, y en tantos otros periodistas. No dejan de ser otra casta)

El PP no ha acabado de asumir del todo los valores de la derecha moderna ni ha sabido desprenderse del peso muerto de esos tipos con gesto agriado, rizos en la nuca y gafas oscuras que parecen la caricatura de la derecha rancia en vez de su representación actual. Pero lo del PSOE en la década Zapatero ha sido más grave: ha despilfarrado un legado.
octaviol dijo el día 23 de Julio de 2010 a las 17:59:37: En LD

ZP dice: El Estatuto no quedará en un "mal recuerdo me cueste lo que me cueste"
Para ti y tu partido será una pesadilla toda la vida, porque tarde o temprano el monstruo que habéis creado os va a devorar.

ZP declaró que el Estatuto de Cataluña "era y es un gran paso en la España plural"
¿No será más bien en la España Balcánica?

ZP dijo también: “lo vamos a hacer cueste lo que nos cueste, me cueste lo que me cueste".
Si esto fuera una nación democrática, donde prevalece el imperio de la ley, te debería costar la cárcel por delito de alta traición, por no respetar las sentencias judiciales.
¿Qué se puede esperar de un sujeto que para él la nación es un concepto discutido y discutible?
Pues eso, la tierra no es de nadie, salvo del viento.

jueves, 22 de julio de 2010

La Cruz de Europa


Hurto el título, y casi todo lo demás, del blog de Posodo.
En el interesante Diario de mi amigo valenciano, siempre se entra con la clara certidumbre que uno sale más civilizado, incluso más culto, y si se me aprieta las tuercas hasta diría que más aseado, intelectualmente, claro.
Que bien se respira siempre en esta casa (vale, se acabaron los piropos, caballero).
A raíz de esta magistral entrada, hurga, como de costumbre y casi de pasada (siempre hay que estar muy atento a su prosa), en uno de los temas claves de este tiempo.
La revisión de la historia por occidente bajo parámetros democráticos del siglo XXI, así, pomposamente, como a mi me gusta. Una aberración como otra cualquiera, se me dirá, pero una aberración que intenta manipular el pasado para alienigenizar
(perdonen el palabro) y corromper el presente.
Todo muy bonito y muy ilustrativo, como pueden ver.


Posodo: Aunque Bohemundo de Tarento fue uno de los jefes militares de la Primera Cruzada, no participó en la misma toma de Jerusalén, pues se quedó protegiendo la ciudad de Antioquia, en cuya conquista sí tuvo una importante actuación.

Tal día como hoy, del año 1099, se culminaba el objetivo visible de la Primera Cruzada, es decir, la recuperación de Jerusalén y del conjunto de Tierra Santa para la Cristiandad.

La historia de las Cruzadas tiene, como casi todo, sus claros y sus oscuros. Lo cierto es que los participantes de la Primera Cruzada no se llamaban cruzados ni por tanto se consideraron los primeros (estos conceptos se crearon mucho más tarde); ellos eran, simplemente, peregrinos a Jerusalén, armados, eso sí, bastantes de ellos, pero, en su conjunto, peregrinos.

Y lo que no hay que olvidar, al considerar aquellas actuaciones y épocas, es que no se pueden calificar conforme los criterios actuales hechos de hace casi un milenio, y mucho menos, hacerlo considerando sólo una parte, elegida incluso tendenciosamente, de aquella realidad.

Recordemos, pues, a aquellos cruzados que en su honradez y religiosidad, participaron en una epopeya, y especialmente a los que murieron sin alcanzar a ver el éxito de sus esfuerzos.

Un recuerdo desde una época en la que dar la vida por una fe y creencias, cada día está peor considerado. Y desde una Europa muy distinta de aquella, y, lamentablemente, en algunas cosas, no mejor.

S. Cid dijo...

Esto: "Y lo que no hay que olvidar, al considerar aquellas actuaciones y épocas, es que no se pueden calificar conforme los criterios actuales hechos de hace casi un milenio, y mucho menos, hacerlo considerando sólo una parte, elegida incluso tendenciosamente, de aquella realidad." es buenísimo.

La revisión histórica actual de acuerdo con parámetros partidistas da asco. Yo cada vez lo aguanto menos y me enclaustro más. Terminaré viviendo en la absoluta soledad de mi propio claustro. Salvo por "Plato por plato", claro ;-)

bate dijo...

Aparte de dar la razón a nuestra S.Cid, tocas un tema, que me irrita bastante, cada vez con más frecuencia.
Esa frecuencia es directamente proporcional a la falta de valores (cristianos)en la sociedad actual, a la sin razón de analizar toda la historia de la humanidad bajo el prisma del hombre del siglo XXI, como si antes de nosotros no hubiera una tradición y una raigambre que nos une al pasado de forma natural. Es eso, están en cargarse la naturalidad, me refiero, a la Ley Natural.


Este sin sentido lo encuentro bastante en Pérez Reverte(no te digo ya en otros intelectuales), alaba la unidad cristiana de los reinos españoles contra el moro ("..Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etcétera. Pero es posible que, gracias a aquello, mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle."), pero después arrea sin contemplaciones a todo lo que huele a cristianismo.

No me canso de repetir, que las libertades que disfrutamos se las debemos al cristianismo, que sin cristianismo no es posible que una sociedad prospere, avance en la justicia, sus ciudadanos se sientan dignos.

El único baluarte que puede parar el avance del totalitarismo que estamos empezando a padecer en nuestro país es la Cruz.

Ad maiorem Dei gloriam
--------------------

***Si usted quiere seguir opinando, ahora es el momento. Si no, calle para siempre...je jeje.

miércoles, 21 de julio de 2010

Zapaterismo químicamente puro

Toda época contiene su música, al igual que todo tiempo posee el artista que con un par de brochazos y un leve tintineo de pincel plasma con precisión químicamente pura la mancha gris cobalto del otoño del atardecer de aquél siglo.

La profundidad del alma, la grandeza de espíritu de los combatientes y caídos y el dolor ruso de la guerra lo supo plasmar magistralmente Dmitri Shostakóvich con su desconcertante y alucinógena Séptima sinfonía intitulada Leningrado. Si viajamos a la solemne Inglaterra del XVII nos encontramos con el mejor músico inglés de la Historia, Henry Purcell, coronando con su preciosista arte el funeral de la Reina Mary.

En estos días de Zapaterismo declinante, rencor y ocaso de una nación, qué mejor que volver a escuchar la obra del polifacético John Cage,
4´33 , para recordarnos la patética época que venimos padeciendo.




martes, 20 de julio de 2010

Un bar de lesbianas de Santiago prohíbe entrar con camisetas de España

Click aquí.

Hay siglos en los que a uno le sienta bien eso de ser español.
Si te da por rotular tu negocio en español, te multan, si se te ocurre denunciar que tú hijo no recibe la educación en castellano, te llaman de reaccionario fascista para arriba (¡España!), si paseas por el casco viejo de una ciudad española con una bandera española -qué cosas tiene la peña-, corres el serio peligro que te parta la cabeza algúna mala bestia, y ahora un en bar de damas onanistas, te prohíben entrar en su local con una camiseta de la Colorá (menos mal que le llaman la Roja). Mientras tanto, lo único que se le ocurre decir al visionario majareta de la Moncloa
contra toda esta infamia que padecemos sus compatriotas, es que se siente Pro catalanista.
Pro gilipollas es lo que eres, aparte de un traidor, como ya dijimos por aquí el otro día....

LA CARGA DE LOS TRES REYES

Ya ni siquiera se estudia en los colegios, creo. Moros y cristianos degollándose, nada menos. Carnicería sangrienta. Ese medioevo fascista, etcétera. Pero es posible que, gracias a aquello, mi hija no lleve hoy velo cuando sale a la calle. Ocurrió hace casi ocho siglos justos, cuando tres reyes españoles dieron, hombro con hombro, una carga de caballería que cambió la historia de Europa. El próximo 16 de julio se cumple el 798 aniversario de aquel lunes del año 1212 en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultrarradical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros. Tras proclamar la yihad –seguro que el término les suena– contra los infieles, Al Nasir había cruzado con su ejército el estrecho de Gibraltar, resuelto a reconquistar para el Islam la España cristiana e invadir una Europa –también esto les suena, imagino– debilitada e indecisa.

Los paró un rey castellano, Alfonso VIII. Consciente de que en España al enemigo pocas veces lo tienes enfrente, hizo que el papa de Roma proclamase aquello cruzada contra los sarracenos, para evitar que, mientras guerreaba contra el moro, los reyes de Navarra y de León, adversarios suyos, le jugaran la del chino, atacándolo por la espalda. Resumiendo mucho la cosa, diremos que Alfonso de Castilla consiguió reunir en el campo de batalla a unos 27.000 hombres, entre los que se contaban algunos voluntarios extranjeros, sobre todo franceses, y los duros monjes soldados de las órdenes militares españolas. Núcleo principal eran las milicias concejiles castellanas –tropas populares, para entendernos– y 8.500 catalanes y aragoneses traídos por el rey Pedro II de Aragón; que, como gentil caballero que era, acudió a socorrer a su vecino y colega. A última hora, a regañadientes y por no quedar mal, Sancho VII de Navarra se presentó con una reducida peña de doscientos jinetes –Alfonso IX de León se quedó en casa–. Por su parte, Al Nasir alineó casi 60.000 guerreros entre soldados norteafricanos, tropas andalusíes y un nutrido contingente de voluntarios fanáticos de poco valor militar y escasa disciplina: chusma a la que el rey moro, resuelto a facilitar su viaje al anhelado paraíso de las huríes, colocó en primera fila para que se comiera el primer marrón, haciendo allí de carne de lanza.

La escabechina, muy propia de aquel tiempo feroz, hizo época. En el cerro de los Olivares, cerca de Santa Elena, los cristianos dieron el asalto ladera arriba bajo una lluvia de flechas de los temibles arcos almohades, intentando alcanzar el palenque fortificado donde Al Nasir, que sentado sobre un escudo leía el Corán, o hacía el paripé de leerlo –imagino que tendría otras cosas en la cabeza–, había plantado su famosa tienda roja. La vanguardia cristiana, mandada por el vasco Diego López de Haro, con jinetes e infantes castellanos, aragoneses y navarros, deshizo la primera línea enemiga y quedó frenada en sangriento combate con la segunda. Milicias como la de Madrid fueron casi aniquiladas tras luchar igual que leones de la Metro Goldwyn Mayer. Atacó entonces la segunda oleada, con los veteranos caballeros de las órdenes militares como núcleo duro, sin lograr romper tampoco la resistencia moruna. La situación empezaba a ser crítica para los nuestros –porque sintiéndolo mucho, señor presidente, allí los cristianos eran los nuestros–; que, imposibilitados de maniobrar, ya no peleaban por la victoria, sino por la vida. Junto a López de Haro, a quien sólo quedaban cuarenta jinetes de sus quinientos, los caballeros templarios, calatravos y santiaguistas, revueltos con amigos y enemigos, se batían como gato panza arriba. Fue entonces cuando Alfonso VII, visto el panorama, desenvainó la espada, hizo ondear su pendón, se puso al frente de la línea de reserva, tragó saliva y volviéndose al arzobispo Jiménez de Rada gritó: «Aquí, señor obispo, morimos todos». Luego, picando espuelas, cabalgó hacia el enemigo. Los reyes de Aragón y de Navarra, viendo a su colega, hicieron lo mismo. Con vergüenza torera y un par de huevos, ondearon sus pendones y fueron a la carga espada en mano. El resto es Historia: tres reyes españoles cabalgando juntos por las lomas de Las Navas, con la exhausta infantería gritando de entusiasmo mientras abría sus filas para dejarles paso. Y el combate final en torno al palenque, con la huida de Al Nasir, el degüello y la victoria.

¿Imaginan la película? ¿Imaginan ese material en manos de ingleses, o norteamericanos? Supongo que sí. Pero tengan la certeza de que, en este país imbécil, acomplejado de sí mismo, no la rodará ninguna televisión, ni la subvencionará jamás ningún ministerio de Educación, ni de Cultura.

por Arturo Pérez-Reverte

viernes, 16 de julio de 2010

Frase excelente del día

"Mientras más deudas se tienen, más crédito se tiene; mientras menos acreedores se tienen, menos ayuda se puede esperar”
(Honoré de Balza)

No, si al final me voy a sentir bien debiendo lo que debo.

Frase criminal del día

“No podemos tapar la boca a quienes sienten que son una nación”

JLR Zapatero (Debate sobre el estado de la ¿qué?)

Ya lo vienes haciendo con los que sentimos que la nación es la española, nos tapa la boca.
En realidad lo que quieres decir, lo que buscas, es aferrarte al poder cueste lo que cueste, y si con ello tienes que pactar con los que niegan el concepto (como tú) de que España es una nación, lo harás. Lo vienes haciendo. Siempre te ha importado un bledo España, sólo es una plataforma que te sirve para ejercer el poder, que es en realidad con lo que disfrutas. Te mola tela mandar, bicho. Hace tiempo que el aprendiz de brujo cruzó sigilosamente la linea roja, discretamente, pero la traspasó.Con aquello de "La nación es un concepto discutido y discutible", puso sobre la mesa sus cartas de presentación, todas marcadas desde el primer día. Quién no lo haya querido ver, es su problema (y el nuestro, para qué engañarnos). Ahora cruza políticamente el rubicón de la decencia clamando un nuevo disparate a los vientos (tu verdadero señor); Cataluña es una nación política.
Por lo tanto, es una nación sin Estado, por lo que debemos concluir, que se trata de un territorio oprimido.
La independencia está al caer. Bendito sea el Señor. Pero a este tío, si no sale huyendo a su amado paraíso socialista y catalán, habrá que juzgarlo un día no muy lejano por traidor. Aunque el concepto de traición sea para él también discutible y discutido. Ya lo veremos.

PD: ¿Recuerdan?
"...las leyes que nos beneficien las aplicamos y las que no las ignoramos"
(Pablo Iglesias)
Locuaz nos habla de Mark Eitzel a través de un acertadícimo artículo y título:

· Mark Eitzel: Pasión Vehemente

Recordemos que este hombre es el lider de los American Music Club





El gobierno más totalitario de occidente prohíbe la bollería en las escuelas y el colectivo de gays, lesbianas y transexuales protestan enérgicamente.

Click

La no España perdió

Por Cristina Losada

El progre español vive en la no-España. Ese no-lugar es un poco diferente de la anti-España del secesionista, pero tan similar que ambos se entienden mejor entre ellos de lo que se entienden con los que viven en España. Para nuestro progre de manual, que suele ser un advenedizo, que alguien viva en la nación española, ¡y que llegue a darle vivas!, resulta no sólo incomprensible, sino impensable. En su mitología, España es una unidad impuesta a sangre y fuego a unos pueblos, que en su diversidad, eran muy felices, y que más que ninguna otra cosa desean recuperar su identidad nacional, oprimida durante tanto tiempo. Cálculos de poder al margen, ese tópico de baratillo es la clave del imaginario que guía a Zapatero.

Convencidos de su superioridad respecto del común de los mortales, pero seguros de representar al pueblo como nadie, esos progres de salón, que son los que gobiernan, deberían sentirse confundidos y, en todo caso, atribulados. Durante unos días, al calor de un triunfo deportivo, el pueblo, pues de un fenómeno popular hablamos, ha dejado claro que vive en España. Y harían bien en sospechar que siempre ha vivido allí, al contrario de lo que creen ellos. Daban por sentado que en España sólo moraban los nostálgicos del franquismo, los nacionalcatólicos, los vejetes inasequibles a la sutileza relativista. Y que si España era algo, sería una entidad administrativa, una especie de coordinadora de las auténticas naciones, las "identidades fuertes", con culturas, lenguas e historias diferentes.

El pueblo, sin embargo, tiende a la incorrección política y se resiste a trasladar su residencia a la no-España que pintan tan plurinacional y bonita. Las multitudes que celebraron la victoria de la selección española no dieron vivas a las "realidades nacionales" ni corearon "yo soy del Estado español". Tampoco estaban compuestas por ancianos con bigotillo. Y, lo que es peor, sacaron la bandera de España sin ningún sentimiento de culpa. No sé cómo llevarán los progres que nos gobiernan un divorcio tan patente entre sus clichés y la realidad. Pero la afloración de "una realidad patriótica" (Gustavo Bueno dixit), los coloca ante un dilema de difícil solución. O hay millones de fachas en España o lo que hay son españoles. Resulta que la gente vive con naturalidad en España y ellos, no.

jueves, 15 de julio de 2010

Presidencia del Gobierno (puffff) visita mi blog tras escribir la entrada anterior






Pinchar aquí

Que asco de gobierno. Que panda de flojos. A estos tiparracos le pagamos el sueldo.
¿No tenéis otra cosa mejor que hacer pandilla de holgazanes?.

Últimos 10 visitantes - Más

1.15 julio17:27Comunitel Global S.A., Murcia, España
2.15 julio17:29Madritel, Majadahonda, Madrid, España
3.15 julio17:37Ya.com Internet Factory, Oviedo, Asturias, España
4.15 julio17:57Telefonica de Espana, Madrid, España

5.
15 julio18:18Presidencia del Gobierno, Madrid, España

Laura Zapatero se independiza




Laura Rodríguez Espinosa abandona Palacio para convivir con su pareja


Por lo visto, la noticia se sabía en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y empezaron rapidamente a mover algunos cuantos hilos para que no eclipsara la celebración de la Colorá.
En una época en que la juventud española se mueve menos que los ojos de Espinete, ha tenido que llegar Laura Zapatero para avisarnos de forma atroz, que no todo está perdido, que aún quedan jóvenes y jovenas (Carmen Romero ex de Felipe dixit) comprometidos con sus ideales. Que España no se rompe, que diría tú padre con una hienaiesca sonrisa.
Dejar el hogar de los progenitores A y B para ponerse duramente a trabajar, no es tan sencillo.
De momento, no sabemos a qué va a dedicar Laura sus esfuerzos y sus lecciones para llevar una nómina a la nueva casa (en el enlace de arriba dicen que te vas a una comuna, yo, no me lo creo). Tampoco sabemos si su chic@ tiene trabajo. Eso, ahora, es lo de menos. Lo importante, es el paso dado, la cría que deja el nido familiar, con perdón. Siempre tendrán una mano amiga en José Luís y Son so para tirar para adelante. Ya sólo queda, que hagas abuel@s a tus progenitores, Laura, aunque no creo que eso le haga sentir muy bien al hombre que concede a la mujer el Derecho a abortar y condena, a la criatura por llegar.
Pero como los progres son de esta manera, tan, tan, tú me entiendes, y tu padre es uno de ello, siempre podrá mirar para otro lado y hacer otro macabro ejercicio de hipocrecía como hizo el otro día con el hijo de Del Bosque.




miércoles, 14 de julio de 2010

Frase criminal del día

"Nos hemos convertido en un país en el que se puede vivir a gusto"

J L R Zapatero (En el debate sobre el estado de la Nación 2010)


Fotos de la Selva Blanca

Viendo hoy la reseña que el amigo Caraguevo hace en su blog del libro de Javier Reverte “El Río de la Luz”, me vino a la mente subir unas cuentas afotos del archivo de mis incursiones en la Selva Blanca de la Sierra de Guadarrama. Así nos resfrescamos todos un poco.










Un millón de segadors

Por Horacio Vázquez-Rial

El título de este artículo es el de un especial de Interviú publicado dos días después del regreso de Tarradellas a España. Era un número sobre todo gráfico, con magníficas fotos que ilustraban la afirmación de portada.

No es imposible, aunque sí improbable, que entonces saliera a la calle tal número de ciudadanos de Cataluña para dar la bienvenida al Molt Honorable President de la Generalitat, elegido por unos pocos en el exilio, detalle totalmente carente de importancia porque en aquel año de 1977 nadie había sido elegido y todos eran elegibles. Yo también estuve allí y oí el estremecedor "Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí!", que Tarradellas nos espetó a todos desde el balcón de la Generalitat en la Plaza Sant Jaume, por entonces San Jaime. Fue una fórmula impecable, abarcadora, en la que cabían desde los gallegos de Buenos Aires como yo hasta los andaluces como Montil·la: éramos, en efecto, ciudadanos de Cataluña, pero no catalanes nativos. Además, en términos generales, lo éramos por elección.

La guerra de cifras en torno de la manifestación convocada por la inmensa mayoría de la clase política catalana –toda, salvo PP y Ciutadans– el pasado día 10 osciló entre 1.100.000 (Guardia Urbana), 1.500.000 (Omnium & Co.) y 64.000 (Lynce, una empresa privada especializada y, al parecer, razonable, contratada nada menos que por EFE y cuyos resultados publicó El Mundo). Está claro que lo que digan los convocantes no es de fiar, y la Guardia Urbana lo ha sido tanto como Omnium, por la parte que le toca en las instituciones de Don Pep el President. EFE tal vez no sea la mejor de las fuentes, pero los números de Lynce parecen razonables cuando se conoce Barcelona, lo que reduce la asistencia a menos del 1% de la población de Cataluña, una autonomía en la que, a pesar de los inmensos esfuerzos en contra, el PP acapara algo más del 15% de los votos: 626.107, que le dan 6 diputados; claro, que a Convergencia el 20% le da 10. Ahora bien: si la cosa acabó mal fue porque los 64.000 asistentes del sábado eran en su mayoría independentistas. Justo una décima parte de los votantes de ERC, lo que señala la diferencia entre votar y militar, lo que condiciona la voluntad independentista manifestada electoralmente de un 8 o 9% de la población total de Cataluña. Bueno, fueron ellos: los únicos que respaldaron la rebelión institucional catalana que nadie reprochará ni castigará.

Ciertamente, no es el 6 de octubre de 1934, y Montil·la no está en condiciones de declarar el Estado catalán; pero su estúpido maximalismo de converso le ha llevado a encontrar sus seguidores más fieles en las filas del separatismo y en el delirio verbal de la dirección de ERC. Ante la evidencia del triunfo de España en el Mundial de Fútbol, el senyor Joan Puigcercós se esmeró en señalar el peso del Barça en la Selección, olvidando que tienen en el equipo españoles de otras partes, lo que le permitió concluir que España sin Cataluña es "poca cosa" y disparar contra la injusticia distributiva de los sucesivos gobiernos de Madrit.

El predominio de las esteladas sobre las senyeras de toda la vida es notable en las fotografías. Y ése es el problema, el problema que tienen los del 3 o el 4 per cent: no pueden dominar a la criatura que ellos mismos han alimentado al llevar al poder a ERC, que no tenía la menor posibilidad de gobernar, para poder montar el pacto del Tinell. La obra de Pasqual Maragall fue arriesgada y de largo alcance:

1) poner a Zapatero en la secretaría general del PSOE, cosa que logró con varias importantes ayudas, la más trascendental de las cuales fue la de Trinidad Jiménez;

2) hacerle prometer un Estatut imposible antes de oler ni de cerca el poder;

3) hacer oídos sordos y boca muda ante el golpe de estado consiguiente al 11-M;

4) proponer el Estatut imposible y aprobarlo en escuálido referéndum (48,85% de participación; 73,24% de votos favorables: el 35,7% del censo);

5) hacer tragar el sapo a todos los legisladores del PSOE, incluido el jacobino Alfonso Guerra y apenas excluido Joaquín Leguina, que tuvo que hacerse un infarto para eludir semejante culpa;

6) decretar la morte civile del PP;

7) empezar a legislar como si el Estatut no hubiese sido recurrido por el PP y no estuviese en manos del TC;

8) funcionar siempre de manera inconsulta en nombre del pueblo catalán, que no es otra cosa que una clase política que, hoy mismo, está más separada que nunca del pueblo al que dice representar.

Y ahí se acabó Maragall, que poco antes de las últimas autonómicas dijo que aún no era tiempo de que un no catalán, como Montil·la, ocupara le presidencia de la Generalitat. No era falta de visión: era que lo habían dejado fuera.

A lo cual siguió la presidencia de Don Pep, prueba clara de que, como afirma Leguina en su blog,

en casi todas partes hay ladrones dentro de los partidos, pero Cataluña es el único lugar de España en el cual los cacos de los diferentes partidos roban juntos.

Y no van a permitir que una tontería como la perpetrada por el TC les impida disfrutar de lo que consideran sus derechos. Porque en eso estoy de acuerdo: lo del TC es una tontería sin remedio: tanto miedo a las reacciones, tantas cosas a medias, tanta reserva, y la reacción que obtiene es la misma que si hubiese rechazado la totalidad del texto desde el principio; y, en cambio, hubiese impedido cambios legislativos locales que tienen toda la pinta de ser irreversibles, y que lo serán gracias a los fragmentos interpretables de Doña María Emilia, hijos de la presión de Moncloa, que lo quería aún más light.

Ahora tenemos alrededor de un 1% de la población de Cataluña –y lo digo así porque la partida está llena de López, Fernández y Rodríguez cuyos abuelos intuían por aproximación dónde quedaba Barcelona– que está por la independencia y que hace ruido como si fuera el 80%. Y al que no tiene más remedio que apoyar la clase política, incluido el serio y responsable estadista llamado Josep Antoni Durán i Lleida, nacido en Huesca en 1952, cuando Huesca estaba casi tan lejos como Iznájar y ponerle a un hijo el nombre de José Antonio no era ninguna tontería. Por supuesto, Rajoy habla con él porque sabe que lo va a necesitar, pero igualmente dice entenderse bien con Iñigo Urkullu, ese señor que dice que no apoya a la selección española en el Mundial porque él espera para dar rienda suelta a su pasión futbolera a que haya una selección vasca (vale la pena ver su blog, empezando por sus comentarios sobre la manifestación de Montil·la, a la que acudió: http://urkullu.wordpress.com/). El PP no lleva en su programa de mínimos la reforma del sistema electoral que otorga a CiU y al PNV una representatividad que no poseen por número de votos, de modo que, si Rajoy no está encantado de conversar con ellos, no tendrá más remedio que fingirlo.

Hay que habituarse a la idea: más tarde o más temprano, el mapa de España va a cambiar, y mucho. Aunque Cataluña o el País Vasco, sin España, sean poca cosa.

La COPE ficha al tiparraco que alentaba a las masas enfurecidas a rodear las sedes de PP el 13de marzo de 2004. Supongo que el PP debe estar encantado

El periodismo deportivo es al periodismo lo que la música militar a la música. Por lo tanto, el tal Paco González es a Ryszard Kapuściński lo que la banda de la Legión a George F. Hendell.

Estamos asistiendo en vivo y en directo al suicidio empresarial de una cadena de radio que lo tenía todo para convertirse en uno de los primeros grupos mediáticos. En cambio, no creo que la Cope aguante un par de temporadas con el caballo de troya que ha fichado.

Aquí el artista:

domingo, 11 de julio de 2010

Sobre la manifestación de ayer de los catetos subvencionados en Barcelona

El Editorial de hoy del ABC referente a la manifestación que se marcaron los catetos de Cataluña para pedir más pasta, denota una inocencia, por otro lado, muy común en la prensa de tirada nacional. Estamos con los complejillos de siempre y en no llamar a las cosas por su nombre:

La manifestación de ayer en Barcelona contra la sentencia del TC sobre el Estatuto catalán es fiel reflejo de las maniobras oportunistas de un amplio sector de la clase política en vísperas de las elecciones autonómicas. Es falso, en efecto, que exista una unidad de acción entre los partidos y asociaciones convocantes, como demuestran las graves dificultades para alcanzar un acuerdo sobre símbolos y lemas y la ausencia de un comunicado conjunto


¿Cómo que no hay unidad de acción? Volvemos a la sinécdoque que tanto daño hace al entendimiento, y al bolsillo.
Cuando yo voy a un restaurante y pido pollo a la jardinera, lo importante, siempre, es el pollo, llegado el momento puedo llegar a un acuerdo con el artista de la cocina (antes cocinero) para que me presente la guarnición del jardín con más ajo o menos cebolla, pero el todo de la parte, siempre es y será el pollo.
Pues con lo de la división de la unidad de acción tres cuartos de lo mismo. Quizá a un cateto le guste más una pancarta que otra, una bandera que otra, que los catetos para estas cosas son mu mirados, pero al final, todos van a por el pollo, la parte, o sea, la pasta, o sea, donde haya que llegar para mantener su
estatus, sus privilegios, su mamandurria. Y eso es lo que hay.
¿Unidad de acción?, toda.



Última entrevista de Dennis Hopper en «Vanity Fair»

Click.

La entrevista no giró únicamente entorno a la carrera profesional de Hopper.
El actor no tuvo ningún inconveniente en responder a Colacello sobre su ideología política.
En las elecciones de 2000, Hopper votó por Bush.
"Miré a los dos candidatos y dije: ¿a quién prefiero tener a mi lado en una pelea? A Bush, y esa es la verdad".

Evangelio del día

El buen samaritano / Rembrandt


DOMINGO, 11 DE JULIO
15º del tiempo ordinario
3ª semana del Salterio



Se presentó un letrado y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba:

-Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?

Él le dijo:

-¿Qué está escrito en la Ley? ¿Qué lees en ella?

El letrado contestó:

-Amarás al señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas y con todo tu ser. Y al prójimo como a ti mismo.

Él le dijo:

-Bien dicho. Haz esto y tendrás la vida.

Pero el letrado, queriendo aparecer como justo, preguntó a Jesús:

-¿Y quién es mi prójimo?

Jesús dijo:

-Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje, llegó a donde estaba él y, al verlo, le dio lástima, se le acercó, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: “Cuida de él y lo que gastes de más yo te lo pagaré a la vuelta.” ¿Cuál de estos tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los bandidos?

El letrado contestó:

-El que practicó la misericordia con él.

Díjole Jesús:

-Anda, haz tú lo mismo.

Lucas 10, 25-37

sábado, 10 de julio de 2010

Aborto

Cazado este comentario en el Abc de Sevilla


Joaquín dijo... 10.7.2010 14:02h.
"La inmemorial tarea de intentar gobernar las barrigas ajenas ya no sabe qué inventar..."

Bate dijo... 10.7.2010 17:40h.
"¿La de tú madre también la gobernaron, amiguito?"


PD: Supongo que me borraran el comentario.

Doy fe de lo escrito.

Menos magia y más instinto

El pulpo Paul tiene genealogía, y no está demás que el aficionado al fútbol en general y los nigrománticos en particular, tengan en consideración la Historia de los animales, de Claudio Eliano, quien en el Libro XIII, 6, hace referencia a "....un pulpo de complexión física descomunal", en la ciudad de Puteoli, al sur de Roma. Este tatarabuelo de Paul despreciaba "el pasto del mar", y por una cloaca se adentraba en un edificio de la ciudad junto a la playa. En ese edificio se depositaba ".... el cargamento de unos mercaderes ibéricos y concretamente salazón importado de aquella tierra, metido en enormes tinajas. A renglón seguido desplegaba en derredor sus tentáculos y, presionando así el barro cocido de que estaban hechas, rompía las tinajas y se daba grandes festines de salazón..." El pulpo alemán ve una bandera de España y un gen ancestral le empuja en pos del atún de Barbate, las huevas de maruca ó el mejillón en escabeche. No busquen otra explicación, y por supuesto, no se fíen de las dotes adivinatorias del cefálopodo.


Francisco Javier Gómez Izquierdo

Moratinos enamorado. Cómo me gusta verlo feliz.

Higadillos del Corazón a la bechamel

Comienza con la nueva estación veraniega una nueva sección en el Blog a la que llamaré Higadillos del Corazón a la bechamel. En ella, intentaré plasmar de forma perentoria los hechos más serios y trascendentales que suceden en nuestro serenísimo país.



Noma Duval:
“Lo recalco: ¡estoy feliz y enamorada de Mattias Kuhn”

(Revista Hoy Corazón)


Mattias Kuhn tiene nombre de catedrático de Teología de la universidad alemana de Ratisbona, la misma donde ejerció durante una larga temporada nuestro Papa, pero no, esta vez Norma no ha dado un paso más en su carrera y se ha encaprichado de un teólogo prusiano. Matt, es un hombre de negocios, un empresario hecho a si mismo, como los alfajores que se zampaba mi padre en Navidad.

El espejismo de las banderas

Hablemos de paradojas. De la paradoja que supone ver muchos balcones de nuestras ciudades engalanados con banderas española. Del espectáculo visual que provoca en nuestras incrédulas retinas, que mientras más nos hundimos como nación, mas florecen los signos nacionales, ya sea en camisetas, bufandas, mecheros, pulseritas, pegatinas en los coches, chanclas playeras, que ya ahí que tener un estilo depurado para saber llevar ese digno calzado.

Cuándo la Colorá gane el Mundial, si lo gana, todo volveremos a nuestra rutina. Volveremos por donde solemos. Volveremos a enfrentarnos con la economía del país hecha unos zorros, los cinco millones de parados se sentirán más asqueado que nunca, Zapatero seguirá en su sitio, para desgracia de todos, incluido los que lo votaron.

El otro día fantaseaba con que las banderas españolas la habían colocado mis compatriotas en sus balcones para protestar por la sentencia del TC sobre el Estatut de Cataluña, imaginaba que con la siguiente victima de ETA (intento escribir ETA en minúscula y el corrector de texto no me deja; mala señal), los españoles, volverían a poner y a enseñar sus banderas por todos estos lugares que estamos viendo ahora, me ilusionaba, pensando que el siguiente 12 de octubre la gente, orgullosa de su pertenencia a esta gran nación, demostrarían con sus enseñas que seguimos unidos, pase lo que pase.

Me malicio que todo ha sido un espejismo.

viernes, 9 de julio de 2010

Hoja 7 de Isla de Gongelad

Original aquí

La visita a la mina ha sido devastadora, nunca pensé que el hombre pudiese trabajar en condiciones tan crueles y miserables. No me asusto por casi nada, y menos por el trabajo duro. He llegado a llorar de dolor en el cuarto de baño de un miserable almacén de naranjas en La Algaba (Sevilla), después de trabajar todos los día durante mas de catorce horas paletizando cajas de veinte kilos a una altura de dos metros.
Con los brazos. Siempre le decía al que quería escucharme que los negritos que recolectaban algodón en el Estado de Alabama a principios del siglo XX, eran unos agraciados holgazanes que se tocaban los huevos.

Tuve que ir un día al Centro de Salud -antes ambulatorio- porque pensaba que me daba un infarto de algo.
- Tiene hinchado el músculo que rodea el esternón. Ya se le pasará.
Efectivamente, se me pasó cuando mandé a tomar por culo esta desgracia de trabajo.
Cierto, el trabajo edifica, pero hay algunos que de tanto edificar te pueden romper el corazón, o cuando menos, inflamarte un músculo cercano, que también duele tela, aunque sea menos poético.
El perder toda esperanza dantesco, podría dar la bienvenida a este infierno de pedruscos candentes y sórdidos pasadizos que conducen a un pantanal de sufrimientos que se alimenta de la avaricia, el temor y la búsqueda de la piedra filosofal. Esto es así desde tiempo inmemoriales. Los babilonios ya buscaban la piedra filosofal, que es un pedrusco que no vale para nada, pero que a los intelectuales que buscan la verdad en los programas esotéricos, les pone.
-La vida como una premonición, la muerte como un oasis,-, me comenta el guía ruso que nos indica el camino por estos sufrientes túneles. Túneles sufrientes…..
Pienso en la existencia tan azarosa e inhumana que llevaban estas pobres personas.
El dolor del llanto se perfumaba con las bolsas de gas, la roca arcillosa emana un olor pestilente que acompaña en sus duras jornadas a estos valientes que luchaban por un sueldo mísero y un plato de sopa caliente al finalizar la infernal jornada.
-Esta mina llegó a contar con la presencia de mas de quinientos rusos que diariamente sacaban carbón de sus entrañas, la ballena de Jonás no sólo habita en el mar. - comenta Vasili, el guía ruso.
Este hombre comenzaba ha parecerme un verdadero sabio: - Había años tan duro que llegaban a morir en una jornada más de cinco hombres.
Me rasgo las vestiduras tras escuchar tanta desgracia, tanta tristeza, tanta desventura.
Tanto es el precio que el hombre en cada época ha tenido que pagar sólo por sobrevivir, más de lo que Dios los condenó en su día.

El frio de Sigur Rós

Siempre que padezco una calor como la que estamos padeciendo en estos últimos días sobre la piel de toro, más piel, y más toro que nunca, me acuerdo de los amigos islandeses Sugar Rós.
La mayorías de sus canciones están inspiradas en el folclor de aquellas heladas y salvajes tierras cercanas al círculo polar ártico, por cierto, muy cercana a mi amada Isla de Gongeland.






Frase imbécil del día

"Al PP se le investigan hasta los regalos de la Primera Comunión"

Esteban González Pons
(Uno del PP que siempre lleva una camisa blanca y que tiene unos huevos que se los pisa))
))

- .... y a los del pesoe no le investigan nada, ea, que me mosqueo y me pongo a llorar....nsnif snif....!!

Que tío más duro, como el pedernal. ¡Oiga, ya está bien de bromitas!, ¡¡que os están machacando, Imbéciles!!! ¿no se da cuenta, Pons?.

Todo lo que dice el guaperas este del PP siempre va envuelto en un frívolo envoltorio absolutamente intolerable poara la situación por la que están pasando.O debería serlo. Para ellos, y para nosotros, claro.
Siguen siendo el partido de la oposición, aunque no nos guste. Por lo menos a mi.
Yo creo que con tanta futilidad en sus declaraciones, lo único que pretende es esconder la cobardía de un partido que moralmente se siente y siempre se ha sentido, inferior a los sacamantecas de la PSOE.
Ahora es esta tontería de la primera comunión, y hace poco era …yo qué sé, ni me acuerdo.
Lo que si tengo claro es que la PSOE debe andarse con cuidado con estos Duques de Albas agresivos, guerreros violentos, almas salvajes, que solo uno con percatarse de su vehemencia, asustan.


Para salir corriendo, oigan.

Walt Whitman y la Homosexualidad

¿Tiene derecho un tipo como yo que considera a la mayoría de colectivos de gays, lesbianas, tranx, etc, una panda de locas subvencionados por la casta política para dárselas de modernos a que le entusiasme la poesía de este (no está claro, da igual, para el caso es lo mismo) homosexual?
Por supuesto, que tengo derecho. Lo que no tienen derechos son los políticos y los colectivos de gays, lesbianas, tranx, etc, a usar mi dinero para pegarse una fiesta.
Quien quiera fiesta que se lo pague de su bolsillo. Y "El que no quiera trabajar, que se quede sin comer"
(Carta de San Pablo a los Tesalonicenses)





"Canto a mí mismo"

1. Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

Vago... e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.

Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
que nadie la olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de para en par las puertas a la energía original de la naturaleza
desenfrenada.

Versión de León Felipe

jueves, 8 de julio de 2010

Frase imbécil del día

"...habría que traerlo a España y declararlo héroe nacional".

Miguel Sebastián (Ministro de Industria)

Se refiere el ministro a las predicciones del pulpo alemán Paul sobre el resultado del partido de ayer entre la Colorá y los alemanes.
¿Cómo hemos podido caer tan bajo?.
¿Cómo demonios se puede llegar a ser ministro siendo un auténtico gilipollas?.
¿Porqué no propones para héroes nacionales a los soldados caídos en Agfanistán?
¿Que tal a los policías asesinados por la eta?

Se casa Julio Iglesias Jr.

Si lo hace Alberto de Mónaco, ¿porqué no lo iba hacer él?.

La Historia oculta del PSOE desde su fundación hasta la actualidad

Pulsando aquí.

Un pequeño apunte:

1931

Se proclama la República y el PSOE entra en el Gobierno

En abril de 1931, y pese a haber obtenido las fuerzas monárquicas más concejales que las republicanas y socialistas juntas, la victoria de los republicanos en las principales ciudades llevó a republicanos y socialistas a exigir la salida del Rey bajo el pretexto de que no podían garantizar su integridad si no dimitía antes de las 19h, y pese a que no se había discutido en tales elecciones la continuidad o no de la monarquía. Cuando en 1995 el PP arrasó en las municipales el PSOE no vio motivo alguno para dejar el Gobierno (no digamos ya cambiar el sistema político).

Instaurado un gobierno izquierdista, el PSOE formó parte de él hasta 1933. Se redactó una nueva Constitución sectaria, se persiguió a la Iglesia Católica (el PSOE estuvo al frente de esta actitud), se quemaron conventos, se expulsó a la Compañía de Jesús, las huelgas se multiplicaron, así como los crímenes políticos, se reprimieron violentamente diversos conflictos sociales que llevaron al PSOE a ser tachado de contrarrevolucionario y reaccionario.

Se persiguió y acosó a la disidencia de derechas a la que se tachaba de monárquica y profascista, y se cerraron multitud de publicaciones derechistas con cualquier excusa.

Rub Al Kaba enemigo Nº 1 de la democracia

El que le cuchichea petulantemente a la oreja no es otro que el inefable y malote fiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido, de los Conde-Pumpido de toda la vida.
¿Qué le puede estar murmurando don Cándido a nuestro sin par Rubalcabra para que este acentué en sus rasgos un rostro aun más simiesco?.
No hay que ser ningún lince (de Doñana) ni muy perspicaz para escuchar el susurro de la persona con el rostro más desagradable y ruin de todo el espectro político (este tío no deja de ser un político a las ordenes del químico con disfraz de fiscal). Le está diciendo: "Jefe, el trabajito que me encargó en Alicante/Alacant va viento en pommpa".

Supongo que todo el mundo a estas alturas de la película conoce la famosa frase de Sir W. Churchill sobre la democracia: “La democracia es que llamen a la puerta de tú casa a las seis de la mañana y sea el lechero”. Lo acaecido estos días en Alicante con el presidente de la Diputación Provincial José Joaquín Ripoll detenido sin orden por parte de un juez a manos de la policía política rubalcábida (qué miedo dan éstos polis malos), son de estas cosas que dejan para el arrastre un Estado de Derecho.
Hoy, resaca de la victoria de la Colorá, los españoles podemos decir sin el menor temor a equivocarnos, que nos acercamos peligrosamente hacia a una dictadura.

¡Ave... Zapatero!




miércoles, 7 de julio de 2010

Carta a un tonto del culo, más tonto que nunca: insuperable

Mira Jorge, hasta un chino mandarín, lengua que doy por seguro que controlas como tu castellano materno, se daría cuanta que eres tonto del culo. Ya te dije un día, que deberías tener un poco, solo un poco de dignidad, y no aparecer por este blog. Más que nada porque nunca has sido invitado, y además, me caes fatal, chico. Admiro tu constante pedagógica de pavo que debe estar todo el puñetero día tocándose los huevos. Pero te vuelvo a decir que te has equivocado de lugar. Tu sitio está en algún blog de la PSOE, o incluso del PePoe dando el callo, evangelizando en la verdad relativista que se gastáis los tontos del culo. Vives engañado, Xorge (que ridículo suena la x), te han engañado, o lo que es peor, te has dejado engañar. Supongo que en la dictadura totalitaria en la que os movéis los cuatros desgraciados catetos que manejáis la lengua de la tribu, estaréis encantado. En las Vascongadas, los bastardos nacionalistas prefieren un médico que parle en euskera, que un médico que de verdad sepa que coño te pasa en las próstatas. Así está el tema, Xorge, querido patán, en esas dictaduras nacionalistas. Sois una panda de majaderos iluminados a los que me gustaría ver algún día matándose entre vosotros por el poder, pero, resulta, que aun quedan españoles en esas tierras españolas, que serán al fin, lo que os libren de vuestro merecido destino. Y como ya habéis demostrados en otras facetas de nuestra historia, independentistas, nada más aparezca una pareja de la guardia civil, comenzareis a cagaros lentamente en los pantalones.
Nunca falla.

PARA HACER VERSOS, COMPRAR PESCADO Y HABLARLE A LAS GALLINAS

* Dedicado a un tonto del culo de aquellas bellas tierras españolas que no se entera de nada.

El gallego, que es un idioma dulce, armonioso y abundante en vocales, no sirve para la vida ni para la literatura. En gallego se pueden hacer algunas poesías –Rosalía las ha hecho maravillosas–, comprar algunos pescados y hablarles a las gallinas, a los pájaros y a las muchachas de aldea. Pero, ¿cómo va a tener nadie la pretensión, no ya de escribir una obra filosófica, sino de hacer en gallego un artículo político o una crónica periodística? No se habla gallego más que en las aldeas. En una ciudad de 500 habitantes –en Villagarcía, sin ir más lejos–, el gallego ya no alcanza para expresar las necesidades diarias de las gentes.

Es natural, porque el gallego se ha quedado atrás y porque toda la cultura de Galicia, desde muchísimos años a esta parte, se ha hecho en castellano. Ni siquiera hay unidad en el gallego, que, de aldea en aldea, se habla de un modo muy distinto. El gallego se va deshaciendo en el castellano, y ésta es su obra: la de enriquecer el idioma común con buena cantidad de expresiones pintorescas y de giros nuevos.

–¿Va usted a la playa?

–Sí, señor; le voy. En casa no se le puede estar.

Una de las cosas más simpáticas de la sintaxis gallega es ésta de dedicárselo todo al interlocutor.

–Le estuve muy malita, pero ahora ya le estoy buena.

Si los labios que lo dicen son bonitos, es cosa de dar las gracias galantemente.

Aquí, en las rías bajas, hay un giro que se presta a muchos equívocos: ¿Y luego?

Se dice «¿Y luego?» como en Madrid se dice: «¿Entonces?» o «¿De modo que?»

Un amigo mío fue una vez a Madrid, entró por equivocación en una lechería a pedir un bock de cerveza.

–¿Puede usted darme un bock?

–No, señor. No tenemos.

–¿Y luego?

–Luego, tampoco.

Por Julio Camba
22 de Junio de 1908

martes, 6 de julio de 2010

Yo vi llegar a toda esta tropa

“Estamos abocados al mayor de los fracasos con este gobierno socialista”.

Perdonen que me auto/cite, estoy de mudanzas y recupero mis Cuadernos Verdes (homenaje al Cuaderno Gris del siempre recomendable José Pla que tanto me sedujo en su día).

Repaso lo que escribí a mediados de abril de 2004, cuando este gobierno de patanes, paganas, miserables y traidores acababan de llegar con la sonrisa estúpida de su líder y sus talantes jipiados de banalidad al poder. Maldigo tanta visión futurista, por otro lado y no obstante, todo esperable.

Los socialistas siempre han odiado a nuestro país. Qué coño les ha hecho, con lo bien que han vivido siempre Nunca han aceptado la idea de España, la idea liberal de España, la Constitución liberal de Cádiz, ni siquiera ésta, la que tenemos, la del 78.
Su idea de España es la de un inmenso cortijo donde poder pastar a su antojo, donde poder llevar a cabo sus experimentos sociales nada inocentes, cuyo único fin es el de controlar las mentes ya de por sí, controladas. No otra cosa es la criminal nueva ley del aborto. Un niñata que con 17 años ha cometido ya un par de abortos siempre votará a los políticos que entienden y promueven esa aberración.
Llevo un par de días ojeando la telebazofia (después de años sin verla), y, solo puedo volver a repetir lo que dije al principio; estamos abocado al mayor de los fracasos. ¿Cómo hemos llegado a tal grado de degradación?.
Sé la respuestas, degenerando. Cómo ese gobernador civil que un día se encontró con un antiguo compañero de la cuadrilla de Joselito el Gallo, y este le preguntó cándidamente como había llegado tan lejos: “Degenerando, Manuel, miarma, degenerando”. Pues eso.

Ahora mismo, mientras tomo un gazpacho, sale a la palestra un J.L.R Zapatero (valiente careto se le está poniendo al notas) totalmente alucinado, sacando pecho en el parlamento europeo, riñendo a una periodista que no le acaricia el lomo, farfullando algo sobre créditos financieros, haciéndose el gracioso con que vamos a alcanzar a Alemania… el miércoles, en el fútbol.
Este chaval está más acabado que la fiabilidad del Banco de España. Cómo se puede permitir, mejor dicho, cómo podemos permitir que el tipo que nos ha llevado a la ruina haga chanza y bromas con la situación económica del país. ¿Qué clase de bicho sin escrúpulo nos ha estado gobernando en estos últimos años?.

Yo vi llegar a toda esta tropa , y sólo quería que lo supieran.


PD: Guido, mucho gazpacho, muchas papas aliñás (papas, tomates, pimiento, cebolla fresca, huevo duro, atún, aceite de oliva virgen extra y un correón de vinagre de vino blanco) y tres cuarto de hora de siesta, es mi receta para aguantar este infierno… de calor.