sábado, 27 de febrero de 2010

El genio de David Delfín


La Pasarela Cibeles (ahora Madrid fáchion vik) ha tocado a su fin. Como siempre, otro año más, me quedo con este mago malagueño de las entre telas. Desde este humilde blog, quiero reconocer el mérito y valor de este muchacho.
Él sí, está arrimando el hombro a la dificil coyuntura por la que pasa nuestro país.
Él sí, está dando una nueva imagen, una imagen verdadera de la España plural y progresista. Gracias, David. Y que se chinche quien no lo vea así.
Qué puedo decir a estas altura del modosito modisto Delfín. Me emociono cada vez que veo un traje diseñado por este genio malagueño, eso es todo, debo reconocerlo. Concretamente este modelo de arriba llamado “ Te voy a romper la silla en la cabeza, cabronazo”,-lo único que le falta, David, es la mantilla, perdona- es de los que marcan una época en el mundo de la moda. Lo encuentro sencillo, chip, con unas líneas que hace que la maniquí, o lo que sea, esté elegantísima , sobria, austera, con un cierto aire de tragedia lorquiana. Pero en el fondo, para que negarlo, cada trazo del patrón desprende un júbilo tribal, tal vez naturalista, que invade cada rincón de nuestra alma, haciendo que ésta, pegue respingos de emoción.
No quiero definir el blog por las continuas alabanzas por el maestro Delfín, pero este hombre está a un paso de crear el delfinato en las pasarelas de medio mundo.

Hay personas que dudan de la viabilidad de llevar un traje de David Delfín, no es mi caso, aun en tiempos de crisis, pondría lo que fuese ..., económicamente hablando, claro, por llevar un traje de este visionario de las telas y la aguja.
Os dejo con una obra que creó para la colección Invierno/verano 2123 llamada “Se me pusieron de corbatas”, pura magia.

¿Alguien tiene dudas que estamos ante un genio?



A. Dvorak Concierto para Violonchelo en Si menor op.72


Si las Suites para Violonchelo de Juan Sebastian Bach es el Antiguo testamento de la Biblia de todo violonchelista, el concierto de Antoni Dvorak (dígase vorssa) es el nuevo testamento.
El Concierto para violonchelo en Si menor es la última obra del -denominado por algunos estudiosos- “período americano” de Dvorák. Este compositor checo había llegado a Estados Unidos en 1892 para ocupar el cargo de director del Conservatorio Nacional de Música de Nueva York, donde permaneció hasta 1895. En noviembre de 1894, a su regreso a Estados Unidos después de unas vacaciones en Bohemia, Dvorák inició el trabajo sobre el concierto. La partitura fue terminada al año siguiente y el estreno de la obra tuvo lugar en Londres, el 19 de marzo de 1896.

London Philharmonic Orchestra
Violonchelo Rostropovich
Dirige Carlo Maria Giulini











viernes, 26 de febrero de 2010

Insomnio

El insomnio es un mecanismo que contempla nuestro cuerpo para avisarnos que algo no marcha bien. Las preguntas, las deudas, la incertidumbre, se van materializando en nuestra mente y hacen que no podamos desconectar de la vida real, la que amanece con un sol cada vez más apagado. El insomnio es una de las mejores escuelas donde uno podrá recibir las primeras nociones sobre el sufrimiento. No es nada agradable despertar un día y otro a las cuatro de la mañana para observar como el mundo sigue plácidamente dormido.
El insomnio es el camino más corto que tiene uno para llegar a la ansiedad.
Igual que las termitas van arrasando a golpe de colmillos, hincando el interior de la madera y convirtiendo en serrín todo lo que encuentra en su asqueroso camino de destrucción, la ansiedad, esa gata negra y asquerosa que sacude cómo un tifón, cargada de solemne frivolidad…, traga y traga.
Cuando te tiras muchos días sin descansar, hay cosas que cambian, no puede ser de otra manera. La humanidad se divide en dos, los que duermen, y los que luchamos para no quedarnos dormidos cuando despertamos. Eso jode. Es cruel no dormir, inhumano, antinatura y antitodo. Soportar esta carga hace fuerte, pero hay veces que entran dudas.

Richter plays Chopin Prelude no.4 op.28




Hasta que uno encuentra un minuto de lucidez que le saca de la oscuridad, y Dios sin hacer ruido, se acerca susurrando palabras de consuelo.

Bach: Sonata for viola & harpsichord (BWV 1029)


jueves, 25 de febrero de 2010

El socialismo será una maldita anécdota en la historia

El socialismo será una maldita anécdota en la historia, un triste grano de pus en un tiempo adolescente de nuestras vidas, como el comunismos, o como lo fue el nazismo. Ahora mismo cuesta vislumbrar una salida a este régimen amoral que nos está llevando a la ruina, pero llegará su fin, caerá con la misma naturalidad que muda la piel un lobo tras un frío invierno. Nace otra epidermis, pero ya no es la misma. Se regenera o muere, capítulo uno de la Ley de la Naturaleza.
Digo, que tienen los días contados tras el ominoso y cobarde silencio que se marcó ayer su jefe de filas en esa sala infame de la ONU que nos costó 20 millones de euro. Cuenta El Mundo -tan compresivo a veces- en su editorial de hoy que sorprende la actitud del presidente. ¡¡Que sorprende el qué!!. A estas alturas de la película quien aún se deje sorprender por las miserias del presidente -por llamar de alguna forma a este angelito -, tiene un problema consigo mismo. Eso, o que la publicidad institucional aporta muy buenas dádivas, ya saben,Contra las almorranas, picozaníth” “Gobierno de España“. En los dos casos, sería menester que se lo miraran.
Hay que tener poca vergüenza para eludir condenar la dictadura castrista el mismo día que muere torturado en huelga de hambre un preso político del comunismo.
Es la misma sala en la que abogó por el fin de la pena de muerte mientras sus discípulas en el Senado sacaban adelante la nueva ley del aborto. Pura contrariedad, marca de la casa.

Los españoles debemos estar con los cubanos decentes. Llegará un día que éstos se libren de sus carceleros y nos pidan cuenta por la actitud de nuestro país para con su pueblo. Habrá que explicarles -también a judíos, hondureños, saharauis,- que también nosotros pasamos un calvario, no tanto como ellos pero que sabemos, comprendemos y sentimos su dolor ante tanta infamia como han padecido.

Escucho por la radio que el papá rojo de las góticas flamígeras ha condenado la muerte del preso político cubano. No olvidemos que lo hace bajo el disfraz de presidente rotatorio/giratorio de la UE. Su primer impulso, el que cuenta, el que define un sentir, fue mirar como un puto zorro al gallinero. Es su esencia, su atributo mayor, podríamos añadir. Así se comporta, por ejemplo, con las victimas del terrorismo. Mientras no tenía tiempo en su agenda para recibirlas, acogía con la mejor de su cínica mueca de chalado a las estrellas subvencionadas del cine.

Le produce vértigo la dignidad, eso es todo.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Indignidad

Cuando un país comienza a mofarse de sus muertos, ese desdichado terruño ha entrado irremediablemente en su noche oscura, y ya, su futuro ha dejado de pertenecerle, abierta la puerta de las sombras. No merece ser vivida la vida en un grotesco erial llamado España. Por lo menos, por los buenos. Los demás irán sobreviviendo comos cucarachas, adaptándose a la coyuntura. Ésta, dicta que es hora de reírle las gracias a los malos, y que aunque quede aún algo de dignidad en las entrañas, no es cuestión de señalarse denunciando la maldad, y así nos va, mejor dicho, así les irá.
El mayor desastre que el socialismo ha llevado a cabo con precisión quirúrgica y maestría ha sido la voladura moral de la sociedad. No saber discernir dónde se encuentra el bien y dónde anida el mal, es obra maestra de una ingeniería social afanada en destruir caminos y puentes que nos unían por el sentido común.
Nuestra heredad ha sido entregada a los bárbaros" (Lam 5,2).
Éste patético bufón de la corte Zapatera y su secretario alegarán -si les place-, que la crítica va por el periódico que da la información, que por cierto, busca la verdad, mientras que al padre de un asesinado en esos atentados, se le revolverán las entrañas de asco al ver como éste patético bufón y su secretario escupen y blasfeman contra la memoria de su hijo. Valiente...
Para salir corriendo.

martes, 23 de febrero de 2010

El Descendimiento


El cielo estaba todavía oscuro y nebuloso cuando José y Nicodemus se fueron al Calvario: allí se encontraron con sus criados y las santas mujeres que lloraban sentadas en frente de la cruz. Casio y muchos soldados, que se habían convertido, estaban a cierta distancia, tímidos y respetuosos. José y Nicodemus contaron a la Virgen y a Juan todo lo que habían hecho para librar a Jesús de una muerte ignominiosa, y cómo habían obtenido que no rompiesen los huesos al Señor. Entre tanto llegó el centurión Abenadar, y luego comenzaron la piadosa obra del descendimiento de la cruz, para embalsamar el sagrado cuerpo del Señor. Casio se acercó también, y contó a Abenadar la milagrosa curación de la vista. Todos se sentían muy conmovidos, llenos de tristeza y de amor. Nicodemus y José pusieron las escaleras detrás de la cruz, subieron y arrancaron los clavos. En seguida descendieron despacio el santo Cuerpo, bajando escalón por escalón con las mayores precauciones. Fue un espectáculo muy tierno; tenían el mismo cuidado, las mismas precauciones como si hubiesen temido causar algún dolor a Jesús. Todos los circunstantes tenían los ojos fijos en el cuerpo del Señor y seguían sus movimientos, levantaban las manos al cielo, derramaban lágrimas y daban señales del más profundo dolor. Todos estaban penetrados de un respeto profundo, hablando sólo en voz baja para ayudarse unos a otros. Mientras los martillazos se oían, María, Magdalena y todos los que estaban presentes a la crucifixión, tenían el corazón partido. El ruido de esos golpes les recordaba los padecimientos de Jesús; temían oír otra vez el grito penetrante de sus sufrimientos. Habiendo descendido el santo Cuerpo, lo envolvieron y lo pusieron en los brazos de su Madre, que se los tendía poseída de dolor y de amor. Así la Virgen Santísima sostenía por última vez en sus brazos el cuerpo de su querido Hijo, a quien no había podido dar ninguna prueba de su amor en todo su martirio; contempló sus heridas, cubrió de ósculos su cara ensangrentada, mientras Magdalena reposaba la suya sobre sus pies. Después de un rato, Juan, acercándose a la Virgen, le suplicó que se separase de su Hijo para que le pudieran embalsamar, porque se acercaba el sábado. María se despidió de Él en los términos más tiernos. Entonces los hombres lo tomaron de los brazos de su madre y lo llevaron a un sitio más bajo que la cumbre del Gólgota, que ofrecía gran comodidad para hacer el embalsamamiento. Lo hicieron en seguida y envolvieron después el santo Cuerpo en un gran lienzo blanco. Cuando todos se arrodillaron para despedirse de Él, se operó delante de sus ojos un gran milagro: el sagrado cuerpo de Jesús, con sus heridas, apareció representado sobre el lienzo que lo cubría, como si hubiese querido recompensar su celo y su amor, y dejarles un retrato a través de los velos que lo cubrían. Era un retrato sobrenatural, un testimonio de la divinidad creadora, que residía siempre en el cuerpo de Jesús.




Extracto del libro sobre las visiones de Ana Catalina Emmerick
La Dolorosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo

TOMÁS LUIS DE VICTORIA Misa "Ave maris stella". "Agnus Dei"




sábado, 20 de febrero de 2010

Frase imbécil del día

“Si un día no soy capaz, que alguien agilice los trámites”
Joan Manuel Serrat (Humus Mediterranense cantábile)

Perfecto, le han entendido los que le tengan que entender, que le quiten del medio cuando esté viejo y pachucho, es eso, vale, pero debería explicar en que grado de incapacidad coloca usted su trámite, ¿hablamos de migrañas cotidianas, párkinson, demencia senil, o eyaculación precoz? Podría usted empezar por agilizar los trámites, un notario le puede venir bien.
Tengo una duda ¿A quien se refiere con ese “alguien”? ¿Al Estado tal vez -ahí me toca-, o a su familia?, a la cual, pone en un verdadero aprieto, o no, que diría el inefable Rajoy.
¿Quizás ese “alguien” vaya destinado a un amigo? o, se dirige a esa dulce y empalagosa chica a la que cantaba con voz más tremola de lo recomendable, como era…, ¿Penélope, pardiez?.

No debiera dejar en otras manos que no sean las suyas ese trance, más que nada, por esa cosa enojosa de la conciencia, que es muy traicionera y luego en las largas, terribles y vidriosas noches insomnes cuando el alba nunca madruga, pega dentelladas con muy malas formas, sin preguntar.

Esta frase imbécil -perversa por anhelante-, contiene por si solo un verdadero epítome de la soberbia de dogmas en el que se mueven esta gente, tan vacío y tan soberbio su Credo, que se arrogan cual juez Supremo quién nace y quien muere, ahí es nada.
Oiga, ¿que se quiere quitar de en medio?, ahí tiene la Giralda, mora y cristiana, que no falla, y con su puntito heroico, pero, deje de hacer proselitismo con la eutanasia, que aún le queda mucha vida por delante, y nunca se sabe Joan Manuel en las manos en las que uno puede acabar.
Que se lo pregunten a los pobres pacientes del Dr. Montes, tótem ideológico del socialismo, y absolutamente capaz de gestionar ese pequeño y delicado trámite.

Doxología
A mi padre le descubrieron un cáncer de pulmón a los 64 años. Estuvo tres meses en un hospital, uno de ellos, en cuidados paliativos. Sé lo que se sufre viendo a un padre morir, yo pasé con él la última noche de su vida. No cambio por nada del mundo esa noche.
Aún recuerdo la lucha que mantuvo conmigo por querer quitarse el pijama, le molestaba todo, se ponía en pie, y se bajaba el pantalón, yo detrás, asustado, se lo levantaba.
Reconozco que hubo momentos en el fragor de la batalla que solté una carcajada. Creo que mi padre, se dio cuenta de ello, y me miró con su cara de padre. Lo respetaba tanto que incluso moribundo, me imponía, más , si cabe.
De esos días guardo en la memoria la imagen más digna que un hijo puede tener de su madre. Esa misma mañana, en la que los médicos nos dijeron que le habían sedado y que le quedaban horas de vida, mi señora madre saco fuerza de lo más hondo para volverle a peinar y afeitar. Mi padre estaba ahí, con nosotros.

Las últimas palabras que dijo fueron estas: Dios mío, Dios mio.
Cerró los ojos y entró en coma.
Mi padre murió dígnamente.
El que pueda, que le siga.

viernes, 19 de febrero de 2010

Aznar asesino, capitán de los piojos....

Doy por sentado que conocen la que se lío ayer en la Universidad de Oviedo -¿cuando se privatiza la universidad?, para lo que nos vale, propongo que quién estudie de verdad y lo demuestre consiga becas para acceder a ella, y los niños de papás que se pasan el día maquinando como tocarse los huevos y ellas los labios mayores y menores, a trabajar, flojos- debido a la charla que iba a impartir ese demonio con rabo, tridente, cuernos y bigote 1/2 alfonsino al que llaman Aznar. Que junto con Ahharu: En Demonología Asiria, se tratan de malvados vampiros y Alastor: Genio malhechor para los antiguos. Demonio severo, que encarna la némesis y la felicidad. Algunos lo confunden con Azazel, otros con el ángel exterminador y otros con Raum, forman parte primordial y amadísima de los ejercitos malignos del gran Satán.
La bruja Mayor del gobierno ha declarado hoy con su benigna verborrea que los "estudiantes" tienen derecho a manifestarse como les salga de los cataplines, y a ellas, los clitorines, que hasta ahí podríamos llegar, que los joven@s tienen el beneplácito de Ella para seguir con sus justas protestas. Y los carajotes del PP callados como putas, perdón, putas. ¿Llaman al presidente que más puesto de trabajo ha creado y menos miseria ha dejado en la historia de España asesino, y el gobierno pretende que no tenga -a Aznar me refiero- derecho ni siquiera a protestar?
Lo normal.

Ay de quién siga pensando que esta manada de socialistas son demócratas.


Mientras escribía ésto escuchaba esta música, más que nada para alejar espíritus chungos:

jueves, 18 de febrero de 2010

Memoria Histórica

"El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe reponerse, la
deuda pública debe reducirse, la arrogancia de los funcionarios
públicos debe ser refrenada y reprimida, y la ayuda a otros países debe
eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota.

La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del
Estado."


Marco Tulio Cicerón
Año 55 a.C.

Shostakovich String Quartet No. 8 in C Minor


Dmitry Shostakovich (1906-1975)
"Pensé que, una vez muerto, nadie dedicaría una obra a mi memoria. Así decidí escribir yo mismo esa obra. Se podría poner en cubierta: "En memoria del compositor de este cuarteto".

En una carta a Isaak Glikman, Shotakovich define la obra: "El tema principal del Cuarteto está formado por las notas re-mi bemol-do-si, es decir, mis iniciales [D. SCH según el alfabeto musical alemán]. En el cuarteto utilizo temas de mis obras y el canto revolucionario Torturado hasta la muerte en la cárcel. Mis temas proceden de la Sinfonía nº 1, Sinfonía nº 8, Trío nº 2, Concierto para violonchelo, de Lady Macbeth. Existen referencias a Wagner (Marcha fúnebre de El Ocaso de los dioses) y a Chaikovsky (Segundo tema del Primer Movimiento de la Sinfonía nº 6), sin olvidar mi Sinfonía nº 10... El carácter pseudotrágico de este cuarteto está en que al escribirlo derramé tantas lágrimas...".

Esta musica es un vergel de dolor, vida y miseria. Como los libros de Solzhenitsyn.
Buena música para reflexionar.








miércoles, 17 de febrero de 2010

Bibi Aído


Hoy comienza en el orbe cristiano un tiempo marcado por el ayuno y la penitencia; la Cuaresma. Abordaré mi particular mortificación escribiendo con el mayor de lo respeto que me sea posible sobre ésta gran dama de la política española llamada Bibiana Aído, pero que yo, por motivos de índole personal la llamaré con un escueto y cariñoso, Bibi. Antes de aparecer en la escena política nuestra adorable y pizpireta señorita, la única Bibi que existía para el pueblo español era un señor de Tetuán llamado Manolo, que se hacía llamar Bibí Andersen. Trabajaba de actriz el tí@ en una compañía de variedades enseñando el moñ@ y teorías sobre la igualdad a los futuros políticos progresistas, entre ellos, a la niña prodigio Bibi. Vidas paralelas.
Ahora, en la alta y noble hora de su madurez Manol@ se dedica al periodismo deportivo, o eso creo. Que lío, madre.

Bibi Aído se crió bajo la sombra del sectarismo ideológico más atroz que cobija la política cacique hecha con rencor (¿de qué, señoritos?) y mamoneo, dando sus primeros pasos en su pueblo natal, Alcalá de los Gazules (Cádiz). Desde su tierra, ascendería como un cohete chino de cinco pavos hasta acabar dirigiendo en Sevilla la Agencia Andaluza del Flamenco.
Esa mueca en su curriculum no la puede superar ni Carma Chacón, que bien podría haber dirigido la muy sosa la Agenci Catalá de Sardans.
Poco más tarde, emocionada, nos contaría que la primera vez que recibió la llamada del Gran Idiota para ocupar el Ministerio de Igual-dad, no daba crédito, que todo sería una broma de mal gusto hecha por algún gitano de los que no colocó en la última feria de su pueblo, “¿ser llamada por Él?…,venga ya”, pero, que si lo pensaba bien, si calmaba su ansiedad y serenaba su pituitaria, podría ser cierto, que ella llevaba mucho tiempo comprometida con los más débiles, arrimando el hombro a los grandes proyectos del socialismo, luchando a brazo partido por los cantaores y las bailaoras de flamenco que exigían más pasta y más tablaos dónde poder desparramar su duende y serenar sus narices; eso, luego, en el camerino, claro. Y ese esfuerzo titánico había llegado a Sus oídos. Por la gracia de ZP, una chica humilde de pueblo, pasó a ser la ministra más joven de Europa.

***********

Hoy, mientras buena parte del país se desangra con sus cinco millones de parados, con sus comedores sociales desbordados por el hambre o con la dramática estampa de una familia que sigue buscando con sus pocos recursos el cuerpo de su hija que asesinaron hace más de un año, me entero que esta niñata dedica 26.000 € a subvencionar un “mapa de excitación sexual del clítoris.

Esta muchacha llegará lejos

martes, 16 de febrero de 2010

Ussía, el Rey, S.Cid, y yo.


S.Cid, replicó al señor Ussía el otro día en su magnífico blog. Estoy de acuerdo en todo, o casi todo, con lo que argumentaba en su ágora S.Cid. Entré al trapo posicionándome con Ussía, por darle vidilla al de-Bate. No soy monárquico, pero quizás, acabe siéndolo. Siento especial predilección y simpatía por Froilán de todos los Santos y su hermana -que ahora no me acuerdo como se llama ni me voy a levantar a mirarlo-, hijos ambos del gran Jaime de Marichalar, ex de la infanta Elena, y ex muñeco de cera. No hay color entre éstos nenes y la prole de Cristina, tan perfectos, tan nacarados que parecen sacados de un catálogo de las campañas de navidad del Carrefour, por lo menos. Creo que la monarquía cogería un gran impulso si Don Juan Carlos abdicara en favor de su nieto Froilán. ¿No les parece?

Puesto a preferir, prefiero la Monarquía a la República, lo que no significa que me guste la monarquía. Conociendo algo mi país y a mis paisanos, intuyo -tampoco hay que poseer un elefantiásico olfato- que una república sería una fuente inagotable de tensión entre la ciu-da-da-nía (ejem..). Comienza hacerse indispensable parecerse a los suizos, que dicen -ellos de sí mismo- que se aburren tanto con la política de su país, como nosotros con la liga nacional de petancas. Antes, habrá que poner cada cosa en su sitio. Un par de legislatura zapaterina dejan a cualquier país indispuesto. Tres, mejor ni pensarlo.

El PSOE goza de indulgencia y comprensión por parte de la timorata sociedad española. Haga lo que haga, diga lo que diga, mientan como mientan, siempre serán perdonados por sus actos. ¿Por qué?, por la sencilla (sin) razón que se le presupone a sus políticas buena fe. Quién no lo haga, quién no logre escudriñar la buena fe de esta gente por ningún lado, serán señalados como elementos peligrosos por la religión oficial del Estado; la progresía, que es algo así como la parusía pero sin espíritu santo que los reconforten. En cambio, con la progresía, los progres se vivifican en el amor por Zapatero, o a los actores; será por llanura dónde pastar. Siempre han tenido mucho tacto con los asuntos lanares, los socialistas.

Lo de Ussía -esté algo equivocado o no- lo encuadra el menda en la fidelidad que este hombre siempre ha tenido por la institución monárquica. Lo mamó desde pequeño en casa.
Otra cosa es lo que éste otro tipo escribe hoy en su columna; corintia, por eso de los adornos.

lunes, 15 de febrero de 2010

Educación sexual

Los tópicos seudocientíficos de todo eso que se dice “educación sexual” matan la niñez, precipitando su madurez en corrupción anticipada: haciendo al niño hombre antes de tiempo, por forzar el tiempo, por robárselo desde fuera, como si explicándole racionalmente a un niño el “mecanismo de la sexualidad le libertaran de algo, sin penar que es todo lo contrario… Porque no es el sexo el que debe dominar el amor, sino el amor al sexo… Verdad perogrullesca cada vez más desconocida de la ignorante y corruptora y socialmente peligrosísima pedagogía actual que se llama a sí misma progresista. La desvergüenza en España, se ha vuelto pedagogía.

José Bergamín

domingo, 14 de febrero de 2010

Ay…, cuando los progres se ponen románticos, melancólicos y justos..

De asesino durante la Guerra Civil a icono de la memoria histórica

La entrevista de 'A Vivir' (13/02/10)

emb&c18=prisacom&c20=gadget&h1=prisacom>cadenaser>gadget>llevatelo>emb>" width="0" height="0" border="0">


MARCOS ANA, EN LA SER
"La bondad del comunismo", por encima de "los errores de los hombres"
La SER ha iniciado una campaña para ensalzar la figura del comunista, tal y como se define él, de Marcos Ana. El programa A Vivir le hizo una entrevista masaje donde aseguró que "los estados socialistas constituyeron un ideal hermoso". También defendió a Garzón: "es un disparate" lo que le hacen.

Que cosa más antigua, y que gente más rancia.

Este tipo nació hace 200 años, eso para los que creemo no es nada.

sábado, 13 de febrero de 2010

INMENSIDAD

Ayer mientras intentaba encumbrar el pico de Peñalara descubrí el verdadero significado de la palabra inmensidad. Conozco, o creo conocer, el sentido de la palabra misericordia, de la encarnación de la piedad, incluso el concepto del amor. Pero nunca supe interpretar como es debido la palabra inmensidad.


Sólo aceptando que somos un minúsculo átomo que pulula por el viento como el polen que busca una flor dónde descansar, sabremos unirnos en comunión con la inmensidad. La inmensidad es pequeña, y cabe en la sonrisa de mi hija. Aunque bien podría decir que mi hija tiene una sonrisa tan grande que incluso la inmensidad tiene cabida en ella, y la eternidad, y el amor de siglos antiguos que nos desarropan el alma.
Dios en su infinita inmensidad me ha hecho partícipe de lo que es sentirse amado por Él. Y eso duele. Y quien no lo sepa ver así, no sabe lo que es el amor en carne viva.

Lo primero que debo reconocer es que me hallaba perdido estos últimos días, preso de la concupiscencia, abotagardo en una dulce mecida que engañan las entendederas, que aflige el corazón y solivianta la esperanza.
Hablo del pecado, esa húmeda y grasienta mancha que cualquier persona decente -aún en los tiempos que padecemos-, percibe, que lo están ahogando, que poco a poco se asfíxia.
Como al pez que sacan del agua, así actua el pecado en el alma.

Cualquier persona alejada de la religión pensará que soy un beato, o un reaccionario, o algo parecido a lo que los medios y la clase política denigran continuamente con tanto desprecio.

Séase lo que cada cual venga a pensar de mí, me importa una higa.
Dicho esto, aclaro que cada vez se me hace más cuesta arriba calmarme ante las críticas furibundas que recibe la Iglesia, ante las pullas cargadas de odio y mala baba que destila esta sociedad apesebrada en la inquina.
Nada más fácil que atacar y vilipendiar a un grupo de monjas que cometen la osadía de apartarse del mundanal ruido para rezar al Dios de la Inmensidad. Nada más cobarde que tirar piedras contra el que sabes que no puede defenderse, que no hará nada por defenderse.
Esto es muy ruin, y muy cobarde. Ruin y cobarde.
Que no se nos quite de la mente la cobardía, que es el último refugio -y el primero- que tiene la maldad para manifestarse. Amparándose en la sacro santa libertad de expresión son capaces de lapidar una idea que no comulgue con las de ellos.

"No piensas igual que yo, no perteneces a la jauría, te expulsamos del paraiso artificial que nos hemos montado."

Vale, estoy dispuesto, interiorizaré esa pérdida. Pero no me toqueis a mis monjitas, hijos de la gran puta.



La Universidad de Granada subvenciona una exposición donde la Virgen es una prostituta

El hundimiento de ZP ( O de España)

viernes, 12 de febrero de 2010

Schubert Sonata Arpeggione D821


De los vídeos encontrados en el Youtube sobre esta obra maestra de F. Schubert, estos, son sin lugar a dudas los mejores.
El caso del violonchelista húngaro -vaya cantera de musicazos que ha dado siempre este pequeño país-, Miklós Perényi, es llamativo por lo que tiene que uno de los mejores violonchelista que ha dado la historia de la música, no lo conozcan ni en su casa a la hora del te. En cambio ahí teníamos a Rostropovich -que tenía el tío un rostro que se la pega-, hasta en la sopa, amigo de la Reina de España y demás humilde tropa. Muy dado a la camaradería con el poder. Claro, que el azerbaiyano tocaba de infarto, y sabía darle lo suyo al arco, pero no sé si me explico, algunos muchos, y otros tan poco. Miklós Perényi me convence y me apasiona desde el mismísimo momento que coge el arco, respira, cierra los ojos y ataca la primera nota con la convicción que puede ser la última que dé en su vida. Como los toreros de casta que reciben al Mihura a porta gayola, saben que pueden salir heridos en el dramático lance. Que en el caso de un violonchelista, es el pánico escénico que provoca la mala afinación, que es un puñal que continuamente alienta certeramente a dedicarse a otra cosa, mi caso.
¡Schubert, ay, Schubert!, ¿por qué tuviste que morir tan pronto, y nos dejaste con esa horrenda sensación agria y flamígera de lo inacabado? Si Mozart era el amado de Dios, Schubert era el niño mimado, tierno, abocado a lo hondo, con duende y hondura, que es la forma que tiene Dios de enseñarnos a través de un hijo suyo la inmortalidad del alma. La emotividad de la música de Schubert hiere. Y civiliza. Tan sólo un pequeño apunte sobre este genio. Se encontró en una época de su vida con Beethoven, le dijo al maestro que quería componer una ópera, cosa que no llegó hacer por su corta edad. Beethoven le dijo en un aparte que todavía no había sufrido lo bastante para enfrascarse en una ópera, que eso son cosas mayores.
Yo creo que aquí, en este asunto, y no es por corregir la plana a nadie y menos al genio de Bonn -¿quién coño soy yo?- , Beethoven se equivocó. Solamente desde el sufrimiento - y la alegría de saberse vivo- se puede componer con la hondura de la que era capaz Franz Schubert.



Adenda

Llevo, y lo juro por lo más grande, que no es ninguna exageración andaluza,
más de una hora intentando súbsanar un error provocado por no se qué, que me tiene malo de los nervios.
Que no me dejan subir los vídeos esta gente americana. Dejo los enlances:

1ª Parte

2ª Parte

3ª Parte



jueves, 11 de febrero de 2010

Algunas razones por las que exiliarnos a Isla de Gongelad es mejor opción que por ejemplo a Calgary (Canadá)

Catedral de madera de I. Gongelad.



Una de ellas es el bello himno compuesto por Jean-Pierre Duport con el que cuentan los gongelandeses. En esta ocasión interpretado por el gran violoncellista Anner Bylsma .
Ese día me encontraba yo en el Teatro Nacional Arce Nuestro, y puedo jurar que nunca había visto a tanta gente llorar como plañideras -descontando un velatorio de gitanos gaditanos hartos de copas de aguardientes antes de rasgarse las camisas- de emoción.
Como se siente allí la patria. Que manera de disfrutar con sus cosas. En Isla de Gongelad (no Congelad, es con G) se hacen las cosas en serio. Otro motivo más para que el señor Guido, la señora S. y demás lectores -que son legiones, oiga- opten el día de mañana por exiliarse en mi Isla, es que no es un Estado cualquiera, que es un Estado del Alma, y como bien apuntó Guido, allí, en mis tierras, no tienen cabida los desalmados.




Letra del Himno Nacional:

nordover ble omtalt som Norðrvegr, veien mot nord, noe som kan tyde
på å ha vært måte som uttrykkene vestrvegr, austrvegr, suðrvegar.
denne landsdelen frem til 1000-tallet oftest var de danske kongenes skatteland
Her går ikke solen under horisonten i en periode om sommeren,
temperert, spesielt langs kysten som påvirkes av
Tre havområder utgjør kystlinjen



A por todas compatriotas que mañana volverá a salir el sol
que alumbra los días oscuros y cimenta la nieve clara
Nuestras manadas de arce nos miran con curiosidad
y ven que somos un pueblo laborioso
preocupados en mantenar nuestras tradiciones, la ley y el orden
A por todas goenlandeses.

martes, 9 de febrero de 2010

Así nos va

Antoñito -lo llamaremos así- lleva once años en España, tiene cuatro hijas y trabaja de albañil para una empresa que lleva un par de semanas realizando reformas en la mía. Me cae bien este tipo, es un hombre fiable, de ley. Nos cruzamos de vez en cuando a pie de maquina de café (espantoso) y charlamos de lo divino y de lo humano, más de lo último que de lo primero.
Le doy pie para que se suelte, y entre otras cosas me cuenta que con ellos vive el padre de su mujer, ecuatoriana como él. Que el hombre está mayor, que hay que cuidar de él, que el pobre empezó a usar pañales el otro día -de los pañales a la mortaja sólo hay un leve paso, una vida, nada-, y que aunque tuvieran dinero de sobra no lo dejarían jamás en una residencia.
Magnífico, le digo. Ellos nos han cuidado, y debe llegar el momento que nuestros padres y abuelos noten y sientan el amor que se merecen por habernos cuidado con esmero cuando éramos seres indefensos, como lo son ellos ahora. ¡Con dos huevos, Antoñito!
Hace poco un amigo me comentó bastante perplejo que una prima suya quería ingresar a su abuelo en la residencia del pueblo. Hace un par de años lo intentó, y no pudo ser, estaba saturado el centro. Esta vez no ha habido problemas para su ingreso, hay plazas de sobra. Le dijo la directora del centro, que los familiares están sacando a sus parientes para llevárselos a sus casas para así poder cobrar ellos las pensiones; les atenazan las circunstancias, pobres. Paradojas de la vida. Si ya digo yo que de esta crisis saldremos mejores personas, aunque sea por puro egoísmo.

Uno de los signos más visibles de la decadencia y maldad de esta sociedad es el abandono de criaturas aún por nacer en los criminales abortorios como si fuesen desechos de una vida no deseada, el otro, el de los mayores, arrojados en frías y refinadas residencias que hacen la vergüenza -si se tercia- más llevadera. Nos despojamos de lo verdaderamente importante que nos da la vida, sus milagros, con una facilidad que debe producir espanto en cualquier alma que conserve aún un leve rastro de misericordia.
Lo de estas gentes que vuelven al rescate de sus abuelos porque no llegan a fin de mes, me parece de una obscenidad propia de la época que nos toca vivir, o sea, una indignidad más.
Una sociedad guiada por un individuo sin principios -autonomía moral lo llama él- que lleva años manoseando la memoria de su abuelo para ganar unos cuantos votos. Así nos va.


Claudio Arrau tenía 81años cuando grabó esta música...estratoférica.
(Creo que esa es la palabra)


¿Y qué?

Alfonso USSÍA

Cuando Israel anda de por medio, cualquier bobada o insignificancia adquiere la dimensión de una gran noticia. Una gran noticia contra Israel, está claro. La única nación democrática de los Orientes próximo y medio está acostumbrada a digerir el odio del retroprogresismo europeo. Le sobraba razón a José María Aznar cuando afirmó, pocos días atrás, que Israel es Europa. Mucho más que Turquía, escrito sea sin intención de molestar a nadie. ¿Qué barbaridad ha cometido el Gobierno de Israel para merecer la protesta y repulsa de nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores? Cuando nuestro Ministerio exterior se enfada, el mundo tiembla. De risa, pero tiembla. Todavía se está esperando que muestre su protesta y repulsa por la situación de los presos políticos y de opinión en Cuba, pero no ha tenido tiempo. Con Israel, su reacción es fulminante. Solicitud de explicaciones al embajador hebreo en España y demás tonterías diplomáticas. El asunto es gravísimo. Una activista, no precisamente intelectual, del movimiento palestino, la señorita catalana Ariadna Jové Martí, con su visado de turista caducado, fue detenida junto a otra coleguis australiana para ser entregadas a la Policía de Inmigración y expulsadas del territorio israelí. A la activista pro-palestina se le ha retirado el pasaporte que le será devuelto momentos antes de su embarque en un avión, con destino España, y cuyo pasaje pagará con toda probabilidad el Gobierno de Israel. Un nuevo abuso hebreo que ha escandalizado a nuestra peculiar diplomacia.
La señorita Jové Martí no se puede quejar del trato recibido. Está muy bien –la libertad en Israel lo permite– que viaje a Israel odiando su realidad. No queda tan educado que forme parte de grupos lejanos al pacifismo para protestar contra quienes le han concedido permiso de entrada y residencia durante tres meses. Eso está feo, señorita Jové. En Israel no se combaten las ideas ni las militancias. En las naciones árabes sí. De haber sucedido al revés, es decir, que la señorita Jové fuera una activista pro-israelí detenida en cualquier nación islámica y acusada de espionaje o conspiración contra el pueblo de Alá, de la señorita Jové no quedaría ni el moño. Y el victimismo de siempre. Ha dicho la señorita Jové que resistirá, y que su detención es consecuencia de la «represión israelí a la resistencia popular». De acuerdo, vale, si ella lo cree así, nada que objetar. Pero la señorita Jové sabe que va a volver a España en perfecto estado de salud y en las próximas horas. Que no va a recibir cincuenta latigazos en una plaza pública, ni va a ser apedreada hasta morir, ni se va a ver obligada a pasear detrás de su novio, si es que lo tiene, con el rostro oculto y tapada hasta los pies como una esclava perteneciente al sexo humillado por el Islam, eso tan progresista. La señorita Jové puede seguir en España defendiendo desde su libertad a los palestinos, y nadie se lo va a impedir. Otra cosa es que el Gobierno de Israel estime conveniente devolver a su nación natal a quien no ha renovado su permiso de residencia. En España se han fletado aviones negreros de vuelta a centenares, y aquí paz y después gloria.
Israel es una nación seria formada por el pueblo que más ha sufrido en el siglo XX. Rodeada de Estados enemigos y sometida a un acoso constante. Ha convertido el desierto en un vergel y los israelíes trabajan. Sus excesos en la defensa han podido ser durísimos en ocasiones. Están en guerra. Excesivos problemas para que se convierta en uno más la pesada de la señorita Jové. A casa. ¿Y qué?

domingo, 7 de febrero de 2010

U2 - Stay

Me repatea el Bono, éste y el del peluquín. Normalmente mis gustos musicales abrevan en otras aguas, lo que sucede es que llevo todo el día cantando esta canción, desde que me desperté esta mañana a las seis para hacer mis cosas. Me sucede a menudo, se cuela en el cerebro una melodía y ya no paro hasta hacerla mía. El día de mañana cuando componga algo -si llega a suceder tal cosa- sabré encontrar un atisbo por muy pequeños que sean en mí de ésta gloriosa y magnífica canción.
Así se desarrolla el proceso creador. No es mala afectación esta pedazo de canción en mis formas, que va.

“Viendo no ven, y oyendo no oyen ni entiende” (Mt 13,13)

Tras las huellas insomnes del ganado, la infantería de los cruzados se dirigían a Jerusalén,
la tierra por conquistar para la cristiandad. La plebe que arremolinaban el camino a tierra santa no salían de su asombro al contemplar los batallones de monjes cargados con las armas que debían arrojar de la ciudad a los mahometanos.
Todo transcurría con una marcialidad digna de reyes. Divisaron la explanada al atardecer, cuando el sol se disponía a sucumbir y la luz dejaba un reguero de plata antigua.
Tras semanas y meses cabalgando a lomo de una Europa pertrechada de lanzas contra el Islam, se hacían comunión con los pastos de oriente.

Texto sacado de un futuro libro que quiero escribir sobre las cruzadas. Tal vez esté el tema muy trillado, pero me apasiona. Si alguien quiere que un personaje del futuro libro lleve su nombre, que me lo haga saber. Ya le buscaremos un hueco, y llegaremos a un pacto, claro.
Deben saber que a mayor relevancia, mayor será el pacto.

Que tengan un delicioso día.

sábado, 6 de febrero de 2010

Macarena


Mira compare, Federico, miarma, que a mí este hombre, el Carlos Herreras siempre me ha dado muchos disgustos, que tengo mis razones, que es verdad, que no me quejo por quejarme.
Pero la verdad sólo tiene un camino, y este hombre sabe y nos dice que la Macarena es la madre de Dios, nada nuevo que no supiésemos, pero él lo canta al aire de Sevilla, que de esto sabe.
Este hombre quiere a la madre de Dios, y sólo por eso es mi hermano.
Y el que sabe que la Madre de Dios se llama Macarena, tiene indulgencia. Estamos…


Confiemos

Hace tiempo que no salgo a divertirme por ahí. No hay nada que celebrar.
Si tuviera dinero - no hace falta que me sobre- lo compartiría todo con los pobres, o sea, ¿hay alguien más pobre que yo?. Hace poco hablando con mi amigo Morato llegamos a la conclusión que sólo te puedes fiar de los humildes, los de corazón. Quizás sea cierto que un rico pueda entrar por el minúsculo arco de una aguja, lo dudo. Se puede ser rico y humilde. Humilde y rico es imposible.
En mi casa cuando éramos ocho nunca nos faltó nada. Lo compartíamos todo, sabíamos exactamente el valor de las cosas. Nunca he sido más feliz en mi vida que esperando a una de mis hermanas a que terminase de tostar el pan en el bracero para colocar yo mi trozo de pan. Mi madre había hecho la noche anterior manteca colará, y nos levantábamos antes de tiempo por que lampábamos por probar esa maravilla hecha con el amor de una madre que tenía claro que vivía para darles a sus hijos lo mejor.
Sólo se da lo mejor cuando se tiene un corazón que no te cabe en el cuerpo. El corazón a mi madre no le ha cabido nunca en su cuerpo. Eres tan grande, madre. Recuerdo que en unos de mis días más triste, apenado y dolorosos días, ante mis observaciones de que la vida se estaba comportando conmigo de manera muy cruel, me dijiste una cosa, que yo -borracho de rencor, y olvidándome a conciencia de mi naturaleza, humilde-, jamás olvidaré:
- Te aguantas.

Sepamos aguantar, y demos gracias al Señor por darnos la oportunidad de conocer el alma humana que brota de la necesidad. Lo demás, es frivolidad.

Beethoven - Egmont overture

Sergiu Celibidache dirige en 1950 a la Orquesta Filarmónica de Berlín en las ruinas de la antigua Philharmonie. Las heridas de la guerra aún siguen abiertas.

viernes, 5 de febrero de 2010

Falsedad

Deuteronomio: “No explotarás al jornalero necesitado…” ; y el PSOE en su particular exégesis, concibió el PER. Dijo Jesús a Pedro: “Ve al lago, echa el anzuelo; coge el primer pez que saques, ábrele la boca y hallarás una moneda de cuatro dracmas. Dársela a los hombres como impuesto por mí y por ti”. Jesús no hacía milagros simplemente por capricho, sino sólo en relación con la fe. Él dijo expresamente: “No he venido a hacer milagros, sino anunciar el reino de Dios”.
Nuestros socialistas no llegaron para pregonar el mensaje de Cristo, pero sí a hacer milagros.
Aún cuando todo el orbe percibió que el batacazo económico sería de proporciones bíblicas, ellos -el progreso-, con su fanfarrón gótico y leonés a la cabeza, auguraban -tal Casandra en la caída de Troya- el pleno empleo.
¡Oh, cielos!, derramad desde arriba vuestro rocío”, imploraba el profeta Isaías.
Y los votos cayeron veladamente del cielo mientras el peso estruendoso que acrecentaban en silencio nuestros muertos, nos ensordecían. ¡Seremos la envidia de las naciones que habitan la tierra!.
Fin. Banalidad.
Todo ha quedado tras la fiesta orgiástica en aire hueco, solemnes pamplinas, humo, carnaval de fantasías, millones de familias abocadas al desastre, camino de perdición.
Que mejor final para el señor del Viento.


jueves, 4 de febrero de 2010

Frase imbécil del día

"La autoridad del profesor crecerá con democracia y clases amenas"

(Ángel Gabilondo, Ministro de Educación y hermano)

Sabemos que, a menudo, los niños malcriados, a los que se les ha consentido todo, al final no logran salir adelante en la vida, porque ésta les trata de otra manera y no han aprendido a disciplinarse a sí mismo, a situarse en el buen camino. Educa a tu hijo como un demócrata y te saldrá un dictadorzuelo. Esto vino a decir un pedagogo francés que como Pablo de Tarso, tuvo que caerse del caballo -Roussiano- para vislumbrar la verdad, la que nos especifica con precisión quirúrgica que no ha habido mayor desastre en la historia de la educación -tal vez sólo la podríamos comparar con la revolución cultural del genocida Mao- que haber dejado ésta en manos de pedagogos y políticos progresistas.
Si no fuera porque ya me conozco la pasta intelectual de la que están hecho éstas gentes del gobierno, podría quejarme, y decir que no salgo de mi asombro ante la última deposición del ministro de Educación (Ministerio que no tiene ningún sentido que siga abierto; propongo que sea okupado por una marabunta de antisistemas de esos que tanto cariño y asombro levantan en el hermano de Iñaki, antiguo rector de una universidad que democráticamente legisló sobre el botellón en el Campus, y los muchachos y las muchachas en flor aprovechaban para emborracharse y drogarse bajo la permisiva mirada del actual ministro).
¿En que charca inmunda han abrevado esta casta de parásitos para tener a todo un país a un palmo del infarto? ¿Nos merecemos ésta desgracia que va ya para los siete años y encima no tiene solución de quedarse en plaga bíblica?. Siento decir que estos tipos están enfermos.



lunes, 1 de febrero de 2010

Me encontré una certera mañana como el que no quiere la cosa con una conjetura tan difícil de soslayar que me costó años y años y aún me sigue costando...., defender al que murió en la cruz. ¿Y como se defiende eso en una época tan incrédula como la que nos toca vivir artista?, pues mires usted, no tengo ni puñetera idea.
Digamos, para ponernos en situación, que es lo mismo, lo mismito, casi parecido pero a otro nivel, que lo que me pasó el día 13 de marzo del 2004 cuando las hordas socialista acusaron y señalaron al legítimo gobierno de España como el culpable e infractor de los atentados ocurridos en Madrid -mi Madrid- el 11M (hágaselo mirar quien no lo tenga claro).
Ese mismo día me dije que si quería defender la democracia, mi país, debía defender al PP, aunque nunca lo hubiese votado. Tengo la virtud de estar siempre con el perdedor, con el que se lleva todos los guantazos, y no me quejo de ello. Si algo he aprendido en estos tiempos turbulentos y vacuos es que el calla, otorga, así, sin contemplaciones. A veces me veo como una mosca cojonera que se mete en benjerenales a los que nadie me ha llamado, vale, lo admito, soy una mosca cojonera, y pesada, agosteña. Pero resulta, ay, que tengo una hija (ayer le salió su primer diente, ya pide comida de la abuela), y no quiero dejar a mi niña este desolador páramo en el que nos encontramos.
Me levanto por la mañana, y percibo un cierto perfume de podredumbre que me asquea, que echa para atrás. Que si educación para la ciudadanía, que si Sanidad te aconseja como te debes pajear, que si quieres abortar estás en todo tu derecho aunque aún no sepas que la conciencia es muy traicionera y esa sacudida antinatura te puede machacar la vida entera. Esto, a unos seres depravados sólo pendiente del recuento de los votos, se la trae floja, lo reconozco.
No conozco a ninguna mujer que se haya arrepentido de traer un niño al mundo, en cambio, si conozco a muchas mujeres que sienten el peso y la desgracia de haber perdido lo que esperaban, traumatizada. Ese dolor no lo quita nada, ni nadie, y menos un ministerio.
Piensan estas pobrecitas feministas que todas las mujeres piensan igual que ella, es tan estúpida esta teoría. Es tan desolador que una pandilla de feminista se hagan acreedora del derecho de las mujeres como pensar que por pertenecer al club gastronómico de Vallecas, siempre tendré apetito. El estomago cerrado por los nervios, no se abre por una jaculatoria, aunque lo diga el BOE.
Llevo un par de días jodido con una muela. Sé, que la solución es deshacerme de ella…, pasa que le cogí un cierto y dulce cariño, por eso del roce, ya saben. Es probable que hoy siga administrándome Ibuprofeno a destajo, por eso del cariño, ya saben.
Quizás para mí tenga más valor una asquerosa muela que me quita el sueño que para una feminista un embrión en flor.
Malditas sean.