domingo, 14 de noviembre de 2010

Zapatero: "¿Qué quieren, que hagamos las leyes que quiere el Papa?"

Cualquier persona minimamente formada sabe que la propuesta y las palabras de Zapatero son falsas, incluso él lo sabe, pero le da igual. Llevo tiempo pensando y cavilando – al igual que yo otras muchas personas-, si éste vigoroso mozo que nos tocó en desgracia tras el advenimiento del mayor atentado terrorista de la historia de Europa, es más tonto que malo, o más malvado que imbécil. Supongo que las dos cosas a la vez.
No me imagino -es más, no lo hay-, a ningún primer ministro atacando y sosteniendo como estrategia política de su acción de gobierno el enfrentamiento directo con el Papa de Roma, cabeza espiritual de los católicos, como forma de hacer política y enfrentar con ello maliciosamente y a sabiendas a su pueblo. Este enfermo mental borracho de rencor que nos lleva a la ruina económica y moral sabe que la única forma de mantener el poder es creando cizaña entre los españoles.

Esto sólo puede ocurrir, es más, está ocurriendo, en un pobre país gobernado por unos majaderos intelectuales con muy mala baba, y con una afición desmedida por el poder en la que llevan años sembrando el odio a todo lo que huela a cristiano. Para el Islam, alianzas, y para la religión de nuestros ancestros, odio.

¿Qué coño está ocultando el Psoe desde aquél fatídico día del 11M?
---------------------

Pakistán: una mujer cristiana, condenada a muerte por blasfemia.

¿ Va a ejercer alguna medida de protesta el laicista gobierno de España contra Pakistán?.

No.


La mujer ha sido acusada de haber ofendido al islam durante una discusión en el lugar de trabajo, en la que algunas mujeres musulmanas habían intentado convertirla, informó la agencia AsiaNews.

La sentencia, emitida por un tribunal del Punjab este domingo por la tarde, se refiere a una discusión que tuvo lugar en 2009 en la localidad de Ittanwali.

En el transcurso de la misma, frente a la insistencia de las compañeras a que renunciara al cristianismo, Asia Bibi habló de cómo Jesús murió en la cruz por los pecados de la humanidad, preguntando a las demás mujeres lo que Mahoma había hecho por ellas.


2 comentarios:

  1. Como se refleja en el dicho popular, estas fotografías son la prueba de que la cara es el espejo del alma.
    Y con esto, todas las dudas despejadas: la situación es desesperada... y se está agravando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cada vez estoy más de acuerdo con tús palabras: la cara es el espejo del alma. Y este tío, aparte de tener la cara de cemento armado, tiene cara de suave, los peores, sin duda.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.