martes, 23 de noviembre de 2010

Una fuente




2 comentarios:

  1. ... y cuando despierto a la angustia de mi día
    me siento un hombre vencedor
    sin saber que allá dentro de mi,
    vive aquel ser de Luz-

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.