martes, 9 de noviembre de 2010

Un día en Islandia



En un barrio de las afueras de Reykiavik (Islandia).

- Ólafur Ragnar.
- Dime, Olsen Olsen.
- ¿Te apetece que vayamos a tomar el solecito tan rico que hace en la ladera de Hafnarfjöhur? , anda, chulo, acerquémosnos, que va a tocar un grupo que está pegando mucho por aquí.
- ¿Y se puede saber a quién están pegando?
- Ji JIIJI. Tonta, más que tonta;, cuando digo pegando, me refiero a que están muy bien.
- ¿Y quién dice eso?
- ¡Otra vez!, no te enteras de ná, ¿eh?, babucha, lo dice entre otras la Steingrimur.
- ¡Esa tía es una guarra!
- Vale, lo que tú diga .. tu sigues asín, que me parece a mí que tú hoy no pruebas el pastel de arenques con crema de nabo que he preparado con todo el cariño con que está bañado mi corazao, vikingo, que eres un vikingo.

El silencio y la tensión se mascaba en el aire puro de la isla. Ólafur Ragnar para romper el mal ambiente soltó lo primero que se le vino a la cabeza.

- Olsen Olsen.
- ¿Qué carajo quieres ahora, amargá?.
- ¿Te has enterado lo que ha dicho Zapatero?
- A ver..., cuenta.
-Que se siente feminista.
- Ese hombre ha perdido el oremus.
- O se ha vuelto loca.
- ¡Eso, eso! ,¡¡¡ como nosotras!!. Anda, vamos al concierto ese que dices, cariño.

14 comentarios:

  1. Ja, te pillé la entrada a los 11 minutos de haber publicado. Mira si estaba atentita... ;-)

    ResponderEliminar
  2. ¡Que ganas tenía de escuchar estos deliciosos cotilleos de la querida Isla de Gongelad, o de ese barrio de Reykiavik que nos cuentas! Un cambio de registro y de temperatura, totalmente opuesto al ambiente Belenil, y no lo digo por la proximidad de la Navidad, sino por la Belén Esteban, que nos inunda hasta el cuello y más allá. Bien hallado.
    Un admirador.

    ResponderEliminar
  3. Pues después de esta chorrada de hoy estoy definitivamente por no publicar nada más, S.Cid.

    Se me hace francamente insoportable escribir de política. Pero haré un esfuerzo.

    Me moveré entre el cielo (el humor) y la tierra (la política). E incluso del infierno (Felipito González).

    ResponderEliminar
  4. Gracias Locuaz. ¿Qué te (os) parece el nuevo diseño?.
    He soltado un pastón a un ingeniero informático malayo para conseguir este luk, que lo sepas.

    ResponderEliminar
  5. ¿Sabes que a Endesa le cobraron por le "diseño Corporativo" de la empresa, vamos la E con la llamita azulona…, un millón de euros? ¡Claro ahora nos lo quieren cobrar en la factura junto con la chorrada de los molinillos!

    A ti te ha quedado mucho más resultón y espiritual con ese fondo de vidrieras y el primer plano blanco inmaculado, con el texto en gris pehrrrlah que da gloria de verlo amigo.

    Seguro que el ingeniero ese te ha ajustado mejor el precio.

    ResponderEliminar
  6. No se qué me sorprende más; si la fijación con un sevillano por los países fríos, o dos vikingos hablando de Zapatero.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Locuaz, me ha cobrado un precio para amigo.

    Guido: Las dos cosas son iguales de sorprendente,¿no crees?
    De pequeño me encantaba la nieve, básicamente, por lo que tiene de virginal para la vista.
    Ahora me gusta aún más. Aparte, que no termina de cuajarme que en pleno mes de noviembre estemos por aquí abajo a 21º centígrado; a la sombra.

    ResponderEliminar
  8. No me parece mal el nuevo aspecto del blog, aunque tanto blanco en la pantalla me deslumbra :-(

    ResponderEliminar
  9. Pues, chico, esta semana ha empezado a enfriarse la cosa por aquí arriba. El lunes hizo un día de perros (supongo que vikingos), y ayer y hoy lució el sol..., pero la temperatura rascaba ya. Yo saqué la bufanda, los guantes y... hasta el gorro para mis paseos al atardecer.

    ResponderEliminar
  10. S.Cid: El ingeniero malayo aún no terminó su trabajo. Le comentaré tu idea sobre el deslumbramiento.

    ----

    No te puedes hacer una idea de las ganas que tengo de sentirme a bajo cero. Y de ver nevar.
    En Navacerrada ya lo ha hecho.

    ResponderEliminar
  11. Aunque con retraso, me alegro de leerte.
    Y eso te iba a decir, en la sierra madrileña ya han estrenado la nieve (para una cosa que he visto en la tele, vas y te me adelantas - tendré que dejar, más aún, de ver la tele).
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Igualmente Posodo.

    Es una pena que no viva por la sierra, si no, os invitaba un fin de semana de nieve a tí y al gran Caraguevo.
    Bueno, como compensación os queda Sevilla.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Gracias.
    A partir de mediados de diciembre, AVEr si es posible.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.