miércoles, 24 de noviembre de 2010

Frente a la frivolidad musical que nos rodea, Domenico Scarlatti


Y si es interpretado por el genial Vladimir Horowitz, miel sobre Hojuela.




Aunque italiano de corazón, su pulso era español. La asimilación de los aires populares españoles y la experimentación constante de las posibilidades del clave lo conseguiría tras el traslado a Sevilla con el séquito de la princesa portuguesa que iba a contraer matrimonio con el heredero al trono de España, el futuro Fernando VI

Todo el sol de Andalucía, mi tierra, se concentra en esta sonata de poco más de seis minutos.




2 comentarios:

  1. Sublime.
    Felicidades por traer a la memoria a estos maestros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Eleonora, y celebro saber de tí de nuevo.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.